4/20/2015

PIKETTY, LA DESIGUALDAD Y LA CULTURA ECONÓMICA

PIKETTY, LA DESIGUALDAD Y LA CULTURA ECONÓMICA
Édgar Revéiz [1]


Contenido




 

1.     INTRODUCCIÓN: PIKETTY Y LA CULTURA DEL DESARROLLO

 Línea de base académica y ético-política.


Estudiar más que leer, “rasguñar “o rozar la obra de Piketty, me hizo recordar mi época de estudiante en Francia en los años 60.
La enseñanza  y la práctica del desarrollo eran pluralistas e interdisciplinarias, verdadera línea de base académica y ético-política.
Fuimos formados en las teorías clásicas, keynesianas, neoclásicas, estructuralistas y marxistas. Tenía gran importancia la historia económica de largo plazo (Braudel, Sauvy,Kuznets,  Bairoch), los modelos keynesiano y neoclásico, el manejo “fino” (fine tuning) del Sistema de Cuentas Nacionales, el modelo de Leontief y sus variantes, las teorías del crecimiento (Schumpeter,Hayek,Solow,Samuelson,Hicks,Harrod,Domar,Lewis, Hirschman y Perroux, Prebisch, Myrdal, Kaldor y Lange,Stigler,Chenery), el análisis regional y el ordenamiento territorial,la planeación indicativa en la que tenía un papel principalísimo el INSEE  y la previsión económica de corto y mediano plazo (Massé,Malinvaud,Paelinck).  Esta enseñanza estaba culturalmente conectada con los enfoques filosóficos, políticos, sociológicos y antropológicos de Raymond Aron,Barre, Maurice Duverger, Bachelard,Pierre Bourdieu, Claude Lévi-Strauss,Georges Balandier,Lebret…Todos ellos impregnados de un sentido moral y humanistaÉconomie et Humanisme– que apuntaba principalmente al interés colectivo o Public Choice.
Se enseñaba una cierta subordinación de la economía a la política y a la moral.
La forma de exposición que utiliza Piketty en El Capital en el Siglo XXI, con amplias referencias literarias a Balzac y Jane Austen, ha sido también una fuerte tradición de la cultura francesa. En l¨ Economie du XX Siecle 1961¨, F.Perroux para mostrar o reforzar sus argumentos cita a Moliere y Lafontaine,Flaubert y Nietzsche.
Hubo fuerte y sana competencia con las teorías marxistas del desarrollo lideradas por Charles Bettelheim[3]y Godelier,  que eran bien acogidas por la juventud tras la descolonización después de la Conferencia de Bandung (1955), éstas y las teorías neoclásicas del crecimiento que comenzaban a surgir, se integraban en forma espontánea y sinérgica en los sistemas mixtos de planeación de los Estados-Nación.Pese a la confrontación de los dos bloques geopolíticos durante la Guerra Fría, no existía la confrontación ideológica despiadada y rapaz que hoy existe por los fondos de investigación, por la captura de los puestos públicos y por el monopolio del pensamiento único, que invadió la sociedad después de los años 90. En este marco ético-político, paradójicamente, no importaba ser neoclásico, keynesiano o marxista, nadie lo preguntaba.
Mi visión de la época, es que coexistían, en alguna forma, la ciencia objetiva, la moral y la  estética en la cultura del desarrollo.

v  La revolución neoliberal.


En el transcurso de las últimas décadas, con la revolución neoliberal, la economía abandonó la integración de las Tres Grandes de la teoría de Kant: la crítica de la razón pura (ciencia objetiva), la crítica de la razón práctica (la moral) y la crítica del juicio de la subjetividad (el ego, la estética y las artes)[4]. La teoría se separó de la realidad.

Tras la revolución neoliberal de los años 90, el ejercicio de la profesión se volvió solo ciencia objetiva, supuestamente¨ neutral ¨pero bajo el control real de la ideología neoliberal, tendencia a la cual adhirieron la mayoría de los economistas franceses y del planeta, estimulada por el egocentrismo de los economistas para diferenciarse de sus colegas, sobre todo por el método cuantitativo utilizado.
 En realidad, la incidencia creciente de la ideología y de los intereses económicos y políticos a los cuales sirven los economistas, llevaron a Albert Berry a clasificarlos en tres grupos: el científico que opera con cuidado para asegurar que cada elemento de su análisis esté basado en la información empírica existente y utiliza la lógica deductiva para hacer predicciones consistentes con los supuestos, sujetas al análisis empírico; los ideólogos, que son personas con creencias fuertes o supuestos irreales sobre la racionalidad de los actores o ideas fijas y extremas sobre el funcionamiento de la sociedad y los mercados; la tercer categoría, los comprados, que están dispuestos a decir lo que les piden los intereses de quienes detentan el poder, sin importar la veracidad de lo que dicen. Muchos economistas se sitúan en posiciones intermedias.[5]
Todos, los neoclásicos y los keynesianos,  los institucionalistas y los marxistas, sobrevaloraron con arrogancia su caja de herramientas, haciendo creer que era filosofía política y moral[6].

v  La crisis 2008, la corrupción y el colapso del paradigma[7].


La actual crisis mundial fue, en su comienzo, una crisis ético-política de Co, Ca, Coop E[8] en el sector financiero y se incubó en Wall-Street.

A pesar de la fortaleza de las instituciones de mercado y de la democracia en EE.UU., se creó una “configuración institucional perversa” en el sector financiero -una nanomia financiera- que involucró muchos de los actores de la economía y de la sociedad norteamericana.
La crisis ha sido evolucionista en el sentido de que ha sufrido una mutación permanente en un “juego de fases”[9].
  • Nació como una crisis ético-política I (etapas 1 y 2) en que China postergó el “goce” para consumir sus excedentes externos y EE.UU. aplazó el ajuste económico durante diez años manteniendo el consumo por encima de sus recursos y demorando una nueva ola del cambio tecnológico –la sustitución energética con el fracking y la biotecnología- que había  sido su ventaja competitiva histórica.   La captura del Estado por el partido comunista en China, y por el sector financiero (Wall Street) en EE.UU. y a nivel mundial, permitió el modelo Chinamerica, o sea el nuevo G-2.
  • La crisis II fue de tipo clásico, (Minsky etapa 3) y se basó en un ciclo de crédito expansivo y la inflación de los precios de los activos con la subprime y los derivados financieros.
  • La crisis III ha sido sistémica (etapa 4) porque se propagó al sector real  y a los Estados-Nación mediante el zoom de multi-riesgos interdependientes (crisis bancarias, crisis fiscales de los Estados, desempleo estructural, violencia y terrorismo sin límite,…). Se propagó a Europa, Islandia, Irlanda, España, Portugal, Grecia, Italia, Francia,… 
  • La crisis IV es de confianza y de legitimidad. Pese a que el G-2 reemplazó al G-20 y éste al G-8 para ampliar la base de legitimidad mundial, particularmente de los países emergentes,  los líderes y delincuentes que generaron la crisis no han recibido ni las sanciones del mercado ni la de los Estados, ni  menos aún de la comunidad internacional…. No se ha podido restablecer la confianza del consumidor, del inversionista y del ciudadano global.
  •  El clima psicológico sigue siendo: “silencio, se miente”.

La dureza y el cinismo de los grandes intereses financieros y de la clase política mundial frente a  la crisis del 2008, no ha hecho el esfuerzo de integrar la teoría económica dentro de la concepción de las Tres Grandes. Por el contrario, se ha continuado, con bajo perfil, en el desarrollo teórico y en la enseñanza con las visiones convencionales que son entendidas, muchas veces como dogmas religiosos que confieren prioridad al manejo mecánico de la caja de herramientas para contener las crisis.
El más reciente mecanismo de la Co, Ca, Coop E consistió en trasladar la crisis financiera de los bancos a los Estados-Nación bajo la forma de déficit fiscal, para así rematar el Estado Providencia y privatizar las prestaciones estatales que satisfacen los derechos fundamentales: salud, educación, nutrición, con la misma estrategia (neoclásica, keynesiana e institucionalista,..). Las teorías, subordinadas al poder político, han funcionado como caja de herramientas (llave inglesa, Bristol, o Stillson o mecanismos de relojería)[10], que ajustan mecánicamente las necesidades  humanas a la voluntad de los grandes intereses financieros y del 0,01% de la población o de las 85 personas que controlan la mitad del ingreso y el patrimonio mundial.
Brotaron los “economistas aterrados[11]”.
Los economistas aterrados – que existen en la mayoría de países del planeta – se organizaron en Francia en número de dos mil miembros, oponiéndose al modelo neoliberal, y publicaron un manifiesto en octubre de 2010. 

“La crisis económica y financiera que sacudió el mundo en 2008 no ha debilitado el dominio de los esquemas de pensamiento que orientan las políticas económicas desde hace treinta años. El poder de las finanzas no ha sido desafiado. En Europa, por el contrario, los Estados, bajo la presión de las instituciones europeas e internacionales y de las agencias de calificación, aplican con un vigor renovado programas de reformas y ajustes estructurales que ya mostraron en el pasado su capacidad de acrecentar la inestabilidad económica y las desigualdades sociales”[12]

Algunos temas notables y urgentes, se definieron en las contribuciones que hicieron en 2011[13], así:
1.       ¿Cuál política económica? Muerte y renacimiento del keynesianismo. (Henri Sterdyniak).
2.       La política económica en Europa (Michel Dévoluy et al).
3.       Los retos de una transformación ecológica, que sea social (Jean-Marie Harribey et al).
4.       Por una nueva tributación (Phillippe Légé).
5.       Elogio del gasto público (Cristophe Ramaux).
6.       Por una renovación de la protección social (Philippe Batifoulier et al).
7.       Empresas: salida de la financiarización (Benjamin Coriat et al).
8.       Dar un porvenir al trabajo (Philippe Askenazy et al).
9.       Un empleo de calidad para todos (Mireille Bruyère et al).
10.   Por un sistema de financiación emancipado (Frédéric Boccara et al).
11.   La asombrosa pasividad de la “re-regulación financiera” (Frédéric Lordon).

Algunas de sus propuestas se registran en el siguiente cuadro:
Propuesta fiscal Economistas Aterrados (2011)
Por una nueva tributación
§  Proposición 1: Supresión de Nichos Fiscales.
§  Proposición 2: Creación de dos nuevas escalas de impuestos a los ingresos (tasa de 50% a partir de 10 Salarios Mínimos, tasa confiscatoria por encima de 20 Salarios Mínimos. (Medidas de igualdad, pero no de eficiencia).
§  Proposición 3: Creación de una “serpiente” (banda fiscal europea).
Fuente: Légé, Philippe. En: Les économistes  atterrés. Changer d’économie! 2012
Elogio del gasto público
§  Proposición 1: Política de estímulo a la economía con aumento de impuestos a los más ricos para ampliar el margen de maniobra presupuestal.
§  Proposición 2: Rehabilitación del gasto público cuestionando las alianzas P/P y las políticas de desmantelamiento de los servicios públicos (Revisión General de Políticas Públicas, Financiamiento de la salud, Libertades y responsabilidades de las universidades,…).
§  Proposición 3: Plan plurianual de estímulo presupuestal  (enseñanza e I&D, salud, ecología).
Fuente: Ramaux, Cristophine. En: Les économistes  atterrés. Changer d’économie! 2012

La discusión sobre el futuro del federalismo y la Unión Europea cobró también notable jerarquía. Se enfrentan dos visiones: la primera, imaginar y crear un federalismo europeo más democrático; la segunda, regresar al Estado-Nación para que los partidos de derecha e izquierda tengan margen de maniobra. El primer enfoque –apoyado por el partido socialista– se propondría una planificación federal para superar las políticas neoliberales, al reinscribir las economías nacionales en una perspectiva de largo plazo. Se basaría en la armonización tributaria, la política industrial, la transición ecológica. El segundo – apoyado por el Frente Nacional – buscaría la salida de Francia de la Unión Europea y del euro, y la construcción de un proyecto nacional. Entre los aterrados, una mayoría es favorable al federalismo.[14]
El pensamiento único neoliberal lleva a que los mejores economistas no sean escuchados en sus tesis principales. La forma que éstos tienen de hacerse escuchar es exponer gratuitamente en los media, lo que antes le vendían al mercado. Los mejores análisis gratuitos se consiguen en internet.

v  El Capital en el siglo XXI y la nueva visión cultural del desarrollo.


Piketty en su libro El Capital en el Siglo XXI recupera algunas de estas visiones, proposiciones y herramientas para construir su obra con un amplio equipo de investigadores, cobertura de tres siglos y cerca de 20 países. Como él lo anota, el libro es una historia de la distribución del ingreso y la riqueza. Su primer objetivo es presentar un cuerpo de evidencia histórica y analizar los procesos económicos, sociales y políticos que se pueden tener en cuenta para las diferentes evoluciones de los países desde la Revolución Industrial[15].

Quiero resaltar qué instrumentos y visiones recupera Piketty de esta tradición de la economía del desarrollo:
Ø  Reclamar la legitimidad de la historia económica de largo plazo, con la misma importancia que las teorías ortodoxas e institucionales, para proponer y adoptar políticas púbicas en los Estados y en el orden internacional.
Ø  La recuperación de los modelos keynesianos y poskeynesianos para explicar el desarrollo con enfoque multidimensional, usando cuando es necesario conceptos y herramientas neoclásicas y marxistas.
Ø  El manejo “fino” (fine tuning) del SCN, único sistema de información que permite la comparación internacional del desarrollo de los países industrializados durante 200 años.  Como Angus Maddison, historiador y arqueólogo de la economía, Piketty usa los SCN de largo plazo  para analizar el desarrollo económico de los países industrializados. Sus teorías son solo aplicables a estos países.(USA, Francia, Reino Unido, Japón, Italia, Alemania,…).
Ø  La conexión del desarrollo con los enfoques filosóficos, políticos, sociológicos y antropológicos de Raymond Aron, Pierre Bourdieu, Claude Lévi-Strauss,…
Ø  La  recuperación de la moral en la teoría del desarrollo –al estilo de los clásicos–  al colocar en el centro del debate la desigualdad, la concentración del ingreso y la riqueza (…de la lucha de clases a la lucha de centiles…), que no es otra cosa que preguntarse hoy quiénes conforman la nobleza, causante de la desigualdad para trasladarle los costos del ajuste mundial. El derecho al predicamento.
Algunos aportes y olvidos son tratados en la siguiente sección. 

2. EL CAPITAL EN EL SIGLO XXI COMO OBRA EVOLUTIVA.


2.1 Aportes reconocidos.


v  El cambio de paradigma.


Piketty provee una nueva forma de leer y estudiar la desigualdad en las economías.

Su aporte es equivalente al de Hollis Chenery, en el sentido de que descubre uniformidades en el comportamiento de la desigualdad por medio de comparaciones de las economías industrializadas, método aplicable a los países emergentes y en vías de desarrollo. También su ingenio, como lo señaló Braudel en el caso de Marx, es el secreto de su poder prolongado y extenso (se han vendido cinco millones de ejemplares y un mes después de publicado superó en ventas en USA ¨Games of Thones¨) de fabricar verdaderos modelos sociales, a partir de la historia de largo plazo[16].

Ø  Al revalorizar el análisis de las crisis y las expansiones (los 30 Gloriosos ), la historia económica de largo plazo, la legitimidad de los SCN y las variables antropológicas y culturales, políticas y sociales para explicar el desarrollo de los países después de la Revolución Industrial, parece usar el método popperiano de partir de un problema   – el cuerpo empírico constituido por las series de más de 200 años de la historia económica de los países–  que trata de explicar con una teoría tentativa . Por ejemplo, se pregunta ¿Qué puede y no puede explicar el hecho que ?
Como su proyecto es evolutivo –la  puede ser falseada mediante la confrontación con otros importantes economistas – que ya se está realizando –, se eliminará el error y el proceso continuará...En las teorías neoliberales impuestas por el FMI,BCE,OMC ,BM ,USA y UE no han hecho esta necesaria revisión de la teoría y el modelo.



Ø  Igualmente, le ha quitado a las teorías neoclásicas y neoliberales el monopolio de denegar o explicar el pasado. Recordemos a Orwell:“Quien controla el pasado, controla el futuro y quien controla el presente, controla el pasado[18]”.
De allí, la fuerte reacción negativa de muchos políticos y autores neoliberales que, basados en Fukuyama, habían negado el papel explicativo de la historia, y la gran lucha académica que se inicia en este frente.

v  Nuevo equilibrio entre la medición y la explicación:


Una de las discrepancias entre los economistas, es la identificación “estratégica” que hace Piketty entre capital y riqueza y la validez de los cálculos, la explicación y la predicción.

Ø  Piketty afortunadamente identifica capital, riqueza y patrimonio por razones estratégicas ligadas a los sistemas de información disponibles en el largo plazo, error imperdonable para los marxistas por no tomar en cuenta la divergencia entre el valor y el precio del trabajo, e indiferente para los neoclásicos. ¿Quién ha medido el capital en términos marxistas, en un periodo de dos siglos o siquiera de diez años? Los SCN no incluyen el capital humano y cultural, ni el capital social y político. Así, el patrimonio nacional o el capital nacional lo define como el valor total, a precios de mercado, de todo lo que poseen los residentes y el Gobierno de un país en un momento dado y que puede ser intercambiado en el mercado[19].
Este debate me recuerda la distinción que hizo René Thom, quien recibió en 1968 la medalla Fields (equivalente al Premio Nobel), al analizar la diferencia entre calcular, explicar y predecir.
Señaló que Descartes, con sus vértices y sus átomos enlazados, lo explicaba todo y no calculaba nada. Newton, con la Ley de Gravitación calculaba todo y no explicaba nada. Según Thom[20], ganó Newton por la posibilidad de predecir.
A mi juicio el método de Piketty, como función de producción de conocimiento o curva de indiferencia, se encuentra en un punto de equilibrio afortunado entre el cálculo y la explicación. El SCN de varios países, le permite construir una serie más o menos uniforme y con imperfecciones, comenzar el proceso de explicación y validación, como lo está haciendo, al interactuar con el medio académico mundial. Muchos modelos económicos de todas las escuelas calculan todo, sin base empírica suficiente, y explican lo que las teorías religiosamente les ordenan, sin realizar el ejercicio popperiano descrito.
Implícitamente considera que la economía no es una ciencia dura. Siguiendo a Popper, el conocimiento no parte de percepciones u observaciones o de la colección de datos o hechos: parte de problemas; en Pikkety de la desigualdad. No hay conocimiento sin problemas, no hay problemas sin conocimiento…El conocimiento parte de la tensión entre conocimiento e ignorancia. No hay problemas sin conocimiento, no hay problemas sin ignorancia.[21]
Entiendo la proyección de Piketty hasta el 2100, como ejercicio prospectivo de la evolución capital/ingreso y de la distribución del capital mundial por zonas de civilización (Gráfica 1), con hipotéticos supuestos de si existen determinadas condiciones[22]. No debe olvidarse que estos escenarios los construye dentro de la hipótesis del fortalecimiento de los fondos petroleros y los fondos soberanos[23]. Él  se pregunta ¿China va a poseer el mundo? y ¿van a adueñarse del mundo los fondos petroleros? La evolución del último año, no parece apoyar sus supuestos: el precio demasiado elevado de los commodities, el petróleo, particularmente, bajó dramáticamente (de $100 dólares a $50 el barril) y está buscando su punto de equilibrio. La crisis mundial no resulta y las medidas que comienzan a adoptarse contra los paraísos fiscales, pueden cambiar el escenario de poder de los fondos soberanos.

Ø  Piketty trata de convencer con una base de datos estructurada e imponente, con herramientas cuantitativas soft y con la comunicación del enfoque de multidesarrollo, frente a la imposición de los modelos y las políticas ortodoxas de los últimos 30 años. Método diferente del uso de la matemática dura y los modelos de simulación, sin contacto con la realidad, que se han convertido, de hecho, en modelos de disimulación de las políticas que favorecen las oligarquías mundiales.

Es urgente un mayor esfuerzo de comprensión y de comunicación de los economistas neoliberales, pues muchos no han entendido aún el libro.


Gráfica 1. La relación capital/ingreso en el mundo y La distribución del capital mundial (1870-2100).


Fuente: Piketty, Thomas. Op. cit. pág. 509 (versión castellano)


v  Nueva visión de la desigualdad y el desarrollo en el espacio y en el tiempo de los países industrializados.


El Capital en el siglo XXI prosigue el esfuerzo que se ha hecho a nivel mundial y nacional durante los últimos 50 años, principalmente por el PNUD, los HDR (1990-2015), el IDH corregido por el Gini,… a nivel de los Estados-Nación, para estudiar la distribución del ingreso, y en algunos casos de la riqueza, con énfasis en los grupos y estratos poseedores de la fortuna.

Ø  Su enfoque sigue la tradición de los clásicos, ya que distingue salarios, beneficios y rentas dentro del marco del SCN. El propósito es construir una teoría alternativa del problema de la desigualdad, partiendo de los circuitos económicos que provee el SCN, más que el análisis de las transacciones de bienes y servicios en los mercados, dadas las limitaciones presupuestales de los agentes.
Ø  Se emparenta con la tradición de Marx, porque analiza la dinámica del proceso de acumulación del capital y busca definir leyes fundamentales del capitalismo, sin anticipar que éste se autodestruye. Aunque Marx visualizó una tasa de ganancia decreciente, Piketty no adhiere a esta teoría y solo valora la divergencia entre  y , el hecho de que , aunque acepta que no existen automatismos. La tasa de ganancia parece haber permanecido constante por un largo tiempo. Critica severamente la teoría de la curva en campana de Kuznets como un producto de la guerra fría, según la cual las desigualdades, independientemente de toda intervención política y de todo choque externo, deben ser al comienzo crecientes y luego decrecientes en el curso del proceso de industrialización y desarrollo económico para todos los países[24].

“En las sociedades de crecimiento r débil, los patrimonios del pasado toman importancia desproporcionada porque un débil flujo de ahorro aumenta substancialmente el tamaño del stock (C).   Si la tasa de rendimiento de capital se consolida durablemente por encima de la tasa de crecimiento de la economía (lo que no es automático, pero más probable si la tasa de crecimiento es débil)  existe un riesgo de fuerte divergencia en el reparto de la riqueza”.
Con razón se preguntó Piketty, si era válida la apreciación de Marx en el siglo XIX, acerca de que la dinámica de acumulación de capital privado conducía a una concentración cada vez mayor de la riqueza y el poder en unas cuantas manos y si el mundo de 2050 o de 2100 será poseído por los traders, los super-ejecutivos y poseedores de fortunas importantes, o bien por los países petroleros o por el Banco de China, o quizá por los paraísos fiscales que resguarden de una u otra manera el conjunto de estos actores[25]. Demuestra que las fuerzas equilibradoras del crecimiento, la competencia y los mercados, el progreso técnico desde Kuznets hasta Barro y Romer, no conducen a eliminar las desigualdades.

Ø  Es comparable con el esfuerzo de Hollis Chenery[26]en los años 70 para descubrir uniformidades y regularidades  en el comportamiento económico,por medio de las comparaciones de las economías a distintos niveles de ingresos, siguiendo la tradición de Colin Clark y de Kuznets.
El objetivo de Chenery fue entregar una descripción comprensiva de los cambios estructurales que acompañaron al crecimiento de los países en desarrollo (101 países), analizando múltiples interrelaciones. El gran aumento de la disponibilidad estadística desde 1950, hizo posible usar una combinación de análisis de corte transversal y de series de tiempo, que antes no era posible.
Piketty, por el contrario, se focaliza en la élite de los países ricos y trata de establecer regularidades en cuanto a la relación capital/ingreso en el mundo y en los países avanzados, la distribución del capital mundial por zonas de civilización, la metamorfosis nacional del capital entre 1700 y 2010 (tierras agrícolas, viviendas, otro capital interno, capital extranjero neto), la evolución de la estructura de la riqueza y el ahorro público y privado, la desigualdad total de los ingresos del trabajo y la propiedad del capital en el tiempo y en el espacio.
Como lo han señalado varios autores, su teoría se aplica solo a los países ricos   aunque a través del WTID, está creando una base de datos que contiene 30 países y 40 más en progreso[27].

v  “De la lucha de clases a la lucha de centiles”.


Piketty supera la lógica de los conflictos y antagonismos, que había desencadenado Marx en el siglo XIX. Sus resultados son esclarecedores:

Ø  Mostró que la historia de la distribución de la riqueza es una historia política.  

“La reducción de las desigualdades observadas en los países desarrollados entre 1900-1910 y 1950-1960 es ante todo producto de guerras y de las políticas públicas que se crearon después de los choques”. Y, más adelante, el aumento de las desigualdades después de los años 70 y 80 obedecen mucho a los cambios políticos de los últimos decenios, sobre todo en materia fiscal y financiera.   La historia de las desigualdades depende de las representaciones que se hacen los actores económicos, políticos y sociales, de lo que es justo y de lo que no es, de las relaciones de fuerza entre esos actores y las elecciones colectivas que resultan de ello; es el producto conjunto de lo que hacen todos los actores[28]

Ø  ¿Pero, cuáles son las conexiones de esta historia política con el resto del mundo para que se cristalizaran en la historia real estos perfiles de países. Por ejemplo, con los países que estudió Chenery, las historias coloniales e imperiales de Francia, Inglaterra, Alemania, Japón y Estados Unidos?
Piketty da una respuesta que aparece en su libro, pero no está integrada orgánicamente a mi juicio en el análisis, ni modifica los datos y los perfiles de los países. En vísperas de la Primera Guerra Mundial 1910, el Reino Unido, primer imperio colonial, poseía activos extranjeros netos equivalentes a dos años de ingreso nacional, o sea seis veces el valor de las tierras agrícolas (Gráfica 2).
En la Belle Epoque, el capital invertido en el extranjero  dio beneficios, dividendos, intereses, arriendos de 5% por año, aunque el ingreso nacional del que disponían los británicos era cada año superior al 10% de la producción interna, lo que permitió hacer vivir a un grupo social muy significativo.
Los importantes activos en el extranjero permitieron al Reino Unido y Francia tener un déficit estructural comercial a final del siglo XIX y comienzos del siglo XX. 
Entre 1880 y 1914 estos dos países recibieron del resto del mundo, bienes y servicios de valor netamente superior a lo que ellos exportaban, ya que su déficit comercial fue, en promedio, entre 1% y 2% del ingreso nacional.  No había problema porque los ingresos de capital extranjero que recibían del resto del mundo, sobrepasaban 5% del ingreso nacional[29].

Gráfica 2. El capital en el Reino Unido (1700-2010).


Fuente:Piketty, Thomas. Op. cit. pág. 133 (versión castellano).

Ø  Otro hallazgo importante de Piketty es que la dinámica de la distribución de las riquezas pone en juego poderosos mecanismos que “empujan alternativamente hacia la convergencia y la divergencia, y que no existe ningún proceso natural y espontáneo que permita evitar que las tendencias desestabilizadoras y no igualitarias prevalezcan permanentemente[30]. O sea, que el libre juego de los mercados no corrige espontáneamente la desigualdad.

v  La desigualdad y la pobreza en Piketty.


Piketty se concentra en la desigualdad más que en la pobreza, aunque en los países estudiados ha aumentado fuertemente la pobreza en la etapa neoliberal. El primer cuadro de la Gráfica 3 muestra la pobreza de ingresos relativa, el segundo, el coeficiente Gini y el tercero, la proporción entre la parte del ingreso del 10% más alto y el 10% más bajo. Sus niveles son elevados y la tendencia en general es creciente después de los años 90, con excepción de Italia, reconfirmando los hallazgos de Piketty por los SCN.

Gráfica 3. Distribución del ingreso y pobreza (países seleccionados).
Relative Income Poverty (OCDE, 2015)[31]

The S90/S10 ratio (OCDE, 2015)[32].

The Gini coefficient(OCDE, 2015)[33]

Fuente: OCDE.

Ø  En efecto, Piketty mostró la evolución en el Reino Unido, Francia y Alemania del valor total de la riqueza privada (inmobiliaria, financiera y empresarial), neta de deudas expresada en años de producto e ingreso nacional. Señaló la gran prosperidad patrimonial de Europa a finales del siglo XIX y en la Bella Época en que el valor de la riqueza privada era alrededor de 6 o 7 años de ingreso nacional. Advirtió después una caída posterior a los choques de 1914-1945: la relación capital/ingreso cae a solo dos o tres años de ingreso nacional. Más adelante, notó un incremento continuo desde los años de 1950, hasta el punto de que la riqueza privada parece a punto de volver en este inicio del siglo XXI a las cimas observadas en vísperas de la Primera Guerra Mundial: en la década 2000-2010 la relación capital/ingreso se situó en torno a cinco o seis años de ingreso nacional tanto en el Reino Unido como en Francia[34].  

Ø  El análisis de Piketty concluyó que:

§  El capital está más desigualmente repartido que el trabajo. 
§  Existe desigualdad del ingreso y el patrimonio frente a la herencia: trabajo o herencia (pág. 380).
§  Aumentó la desigualdad y la concentración tanto de los ingresos como de la propiedad del capital.
§  Existe un conflicto entre la meritocracia republicana y la realidad en las universidades. Además, la concentración extrema de los patrimonios amenaza los valores de la meritocracia y de justicia social en las sociedades democráticas.
§  La repartición de los sistemas públicos de pensiones, solo sirven para pagar las pensiones de los jubilados con débil ahorro basado en cálculos actuariales.
§  El impuesto no es una cuestión técnica, sino eminentemente política y filosófica (pág. 794).
Ø  En efecto, los tres cuadros son una afortunada comparación entre los países escandinavos, Europa y Estados Unidos.  Muestra la gran diferencia en la posesión de los ingresos de trabajo del 1% más rico (clase dominante) que iba desde el 5% en los países escandinavos en el periodo 1970-1980, hasta el 12% en los Estados Unidos del 2010. Sin embargo, al calcular la desigualdad total en los ingresos provenientes del trabajo y el capital, el guarismo de los ingresos poseídos por el 1% de los más ricos varía del 7% en los países escandinavos (1970-1980) hasta el 20% en los Estados Unidos del 2010, equivalente a lo poseído por la clase dominante en Europa en 1910.

Cuadro 1. La desigualdad  total de los ingresos del trabajo en el tiempo y el espacio. 


Fuente:Piketty, Thomas. Op. cit. pág. 271 (versión castellano).

Cuadro 2. La desigualdad de la propiedad del capital en el tiempo y el espacio. 

Fuente:Piketty, Thomas. Op. cit. pág. 272 (versión castellano).

Cuadro 3. La desigualdad total en los ingresos (trabajo y capital) en el tiempo y el espacio. 

Fuente: Piketty, Thomas. Op. cit. pág. 273 (versión castellano).
Requiere mayor confrontación con la tendencia que afirma que la prioridad es corregir la pobreza, más que la desigualdad.

v  Concepción de la intervención del Estado en Piketty: ¿el Public Choice o la captura del Estado?


Ø  Recuérdese que Tirole distinguió dos grandes teorías de la intervención del Estado.
Ø  La primera, el interés colectivo o Public Choice, en la cual el Gobierno corrige las imperfecciones del mercado, por ejemplo la tarificación de los monopolios o el control de los efectos externos del medio ambiente o la pobreza y la desigualdad. Se considera que el Estado, pese a las restricciones de información, busca maximizar el bienestar social.
Ø  La segunda, la teoría de la captura, insiste en el papel de los grupos de interés – lobbies, GGE, monopolios, sindicatos,… – en la formación de las políticas públicas. La evolución de la intervención depende de la pugna entre estos intereses, que variaron grandemente en los periodos históricos analizados durante dos siglos, por ejemplo, en la primera y la segunda guerras mundiales. En esta visión el Estado no maximiza el bienestar social
Ø  No es explícito en el enfoque de Piketty el juego de fuerzas internas y externas que llevaron a los perfiles sociales de los Estados. Después de la experiencia neoliberal, ¿existe suficiente Estado-Nación y margen fiscal para eliminar la pobreza y la desigualdad?

La pregunta fundamental es qué tipo de Estado Providencia se requiere para disminuir la desigualdad y cuál para combatir la desigualdad y la pobreza. O dicho en otra forma ¿sigue siendo válido después de los daños sociales del neoliberalismo y de la crisis de 2007, el modelo de Esping-Anderson que caracterizó los tipos de Estado Providencia en Europa?No dudo que el objetivo implícito de Piketty –que respalda con la estructura fiscal nacional e internacional propuesta– es salvar el Estado Providencia como pilar central del Pacto Social en Francia y en Europa
Muchos Estados Providencia occidentales y de los países emergentes han entrado en crisis institucional y financiera: deben ser reconstruidos. Las razones endógenas y exógenas que justifican su reconstrucción, al menos hasta 1990, fueron bien sintetizadas por Esping-Andersen[35].      
En los años 50 eran criticados porque dañaban el crecimiento económico y producían inflación, lo que no era cierto. En los años 60, fueron embestidos porque generaban poca igualdad y el Gobierno se volvía pletórico en funcionarios. En los 70 y 80, se creía que eran la causa de la stagflation y porque generaban crisis persistentes. En los años 90, fueron atacados porque se oponían a la globalización y a la flexibilidad económica. La mayoría de los ataques fueron ideológicos, derecha contra izquierda. Sin desconocer que contribuyeron a generar graves déficits fiscales en salud y pensiones[36], en muchos casos por la Co, Ca, Coop E que permitió a la clase política corrupta desviar el ahorro pensional hacia otros fines, o financiar con subsidios la industria naciente.
Hoy el Estado Providencia corresponde a una forma de “re-empotramiento” de lo económico en lo social, al corregir y compensar los efectos del mercado[37]. Sus actividades, capturadas cada vez más por el mercado, han ido pasando en AL del clientelismo político a la Co, Ca, Coop E; en EUA se constituyó en el tema principal de la pugna ideológica y de los negocios entre los partidos demócrata y republicano; en Francia el déficit de la seguridad social, ha puesto en duda el modelo de contrato social; en China las desigualdades de riqueza y de accesos a la salud, ha puesto en crisis el modelo de cohesión política, social y territorial del partido comunista.
No será suficiente el uso de los instrumentos fiscales para resolver la crisis, se requerirán reformas institucionales y lucha frontal contra la Co, Ca, Coop E. 

Tabla 1. Tipos de Estados Providencia.
Tipo de estado Providencia
Tipo 1 social democracia
Tipo 2 Liberal
Tipo 3 Corporatista
Tipo 4 Mediterráneo
Tipo 5 Latinoamericano
País
Suecia
Reino Unido
Alemania, Francia
Italia, España, Grecia
Colombia
Finalidad del sistema
Acceso igual con alto nivel de prestaciones.
Tratamiento focalizado de la pobreza.
Cobertura de riesgos sociales.
Cobertura dualista de riesgos sociales.
Cobertura dualista de riesgos: contributivo y subsidiado.
Criterios de acceso
Ciudadanía
Nivel de recursos
Trabajo
Trabajo/ciudadanía
Trabajo/ciudadanía
Modo de financiamiento
Impuestos
Impuestos
Cotizaciones
Cotizaciones/
impuestos
Cotizaciones/
impuestos
Principio de funcionamiento
Universalidad
Selectividad
Contributivo. Prestaciones proporcionales a las cotizaciones.
Mixto
Mixto
Modo de regulación
Estado descentralizado
Estado central
Actores sociales
Estado clientelista
Estado clientelista Co, Ca, Coop, E.
Fuente: Esping, Andersen.  Les Trois Mondes de l’État-providence, (1999)  Paris, PUF coll. Le Lien social.
Nota: El Tipo 5 es del Autor.

2.2 El Capital en el siglo XXI como evolución adaptativa.


Incluimos los aspectos evolutivos de la obra, que se irán aclarando en la interacción con las academias en el mundo, y con la realidad, según el Método de Popper.  Importa más el método de validación que la discusión ideológica si son leyes.

v  Las dos leyes del capitalismo, ¿son realmente “leyes de su evolución”?


Es un tema de gran debate sobre la obra de Piketty, tanto de parte de los neoclásicos como de los marxistas. Será un proceso evolutivo, de prueba y error, demostrar la validez de estas supuestas  leyes.
Veamos las críticas:

La primera ley fundamental, es válida, según Piketty, en el orden micro y macroeconómico: .
§  : relación Capital/ingreso.      
El Capital es un stock; el ingreso es un flujo.
§  : es la intensidad de capital.                    (Media)
§  La inversa es la productividad del capital                                 (Marginal)
§  : Tasa rendimiento promedio del capital.
§   : Participación de los ingresos de capital en el ingreso nacional.
§  Ejemplo: si r = 5%                        y               = 6 (Es decir 600%), entonces    30%.


La segunda ley fundamental, según Piketty, es , válida a largo plazo. O sea, la relación capital/ingreso  tiene relación directa con la tasa de ahorro ( ) e inversa con la tasa de crecimiento de la economía ( ).
§  Por ejemplo, si la tasa de ahorro ( ) es de 12% (en Colombia, la tasa de ahorro bruta fue de 19% en 2012, en Francia 18% y en China, 51%) y  fuera de 2%, entonces  sería de 600%, seis años de ingreso nacional.
§  Gran elasticidad: si  cayera a 1% por año,  pasaría a 12 años, una sociedad dos veces más intensiva de capital. (pág. 263).

La primera ley, aunque tautológica, relaciona los conceptos capitalistas claves: Capital/ingreso, porcentaje de ingreso de capital en el ingreso nacional, tasa de rendimiento del capital. La segunda, se necesitan muchos decenios para que esté verificada (historia de largo plazo de Braudel).
Piketty, con razón, insiste que la magnitud de la brecha entre r y g, es una de las más importantes fuerzas que puede explicar las variaciones y magnitudes históricas en las desigualdades de la riqueza[38] y reitera que él no ve   como el único instrumento primario para considerar cambios en el ingreso y la riqueza del siglo XX o para proyectar patrones de desigualdad del ingreso y de la riqueza en el siglo XXI. Los cambios institucionales y los choques políticos vistos como procesos endógenos, jugaron un mayor papel en el pasado y lo harán probablemente en el futuro. Argumento con el cual contradice las críticas de Robinson y Acemoglu cuando afirmaron que éste ignoraba la evolución endógena de las instituciones y los factores políticos en la desigualdad. Afirmaban que Piketty cometía los mismos errores de Marx y Ricardo, ya que su teoría de la desigualdad no incluía las instituciones económicas y políticas[39].
Piketty ha ido más lejos al plantear que una pregunta central para el futuro es comprender mejor las condiciones bajo las cuales la concentración de la propiedad podría regresar a los niveles anteriores a 1914. Recalca que una elevada brecha  no tiene mucho impacto sobre la desigualdad de las ganancias laborales. Que uno de los más importantes hallazgos de su investigación es que la relación capital-ingreso  y la Participación de los ingresos de capital en el ingreso nacional  tienden a evolucionar juntos en el largo plazo, particularmente en las décadas recientes cuando ambos han estado aumentando. Según el modelo estándar de acumulación de capital con perfecta competencia, la única explicación para que y  evolucionen en paralelo es asumir que la elasticidad de sustitución capital-trabajo  es más que uno, lo que podría ser interpretado como el incremento de tecnologías intensivas de capital como los robots[40].
Recuérdese que la relación capital privado/ingreso-producto mide la intensidad de capital. Un elevado guarismo puede obedecer a la heterogeneidad de la producción (industrias que requieran mayor o menor intensidad de capital) o a los procesos de nacionalización que se llevaron a cabo después de la Segunda Guerra Mundial. La relación inversa, puede mostrar baja productividad del capital privado o la ineficiencia en su uso. La relación atribuye que todo el producto nacional fue realizado por capital privado, en una época en que el patrimonio público era relativamente importante. 
El premio Nobel Solow en su artículoThomas Piketty está en lo correcto (2014)[41]resaltó que a partir del siglo XX la relación más baja entre capital e ingreso en EUA que en Europa,refleja probablemente mayor nivel de productividad. No es de extrañar que las dos guerras mundiales causaran menor destrucción y disipación del capital en EUA, que en Gran Bretaña y Francia. Resaltó también que en todas las instancias la riqueza está más concentrada entre los ricos que las rentas de trabajo. O sea, que mientras más grande sea la proporción de los ingresos provenientes de la riqueza, será también la distribución del ingreso entre las personas, ya que lo que importa es la desigualdad interpersonal.
Sin embargo, hay voces discordantes.
Ø  Sala-i-Martin, reconoció la pertinencia del libro de Piketty, pero conceptuó que la lectura de los datos es a menudo sesgada e incorrecta. Señaló el hecho de que la tasa de rentabilidad del capital sea superior a la tasa de crecimiento de la economía ( ), no implica la existencia de una dinastía de ricos que se apodera cada vez de una parte más importante de la economía. Atribuyó ( ) a la eficiencia de la dinámica económica. Desconoce este autor, por ejemplo, los efectos que tuvieron las privatizaciones y las concesiones infestadas de Co, Ca, Coop, E (y las medidas del CW que siempre favorecieron a los ricos, sobre la redistribución del patrimonio y del ingreso después de los años 90). Finalmente, Sala-i-Martin tiene razón de que no existe una teoría global de la desigualdad.

v  Hacia una visión sinérgica de la desigualdad: Ingreso y patrimonio, poder y riesgos.


A nuestro juicio, Piketty estudia solo la redistribución de la propiedad y el ingreso, y su enfoque debería evolucionar hacia la economía política, el poder y los riesgos. Puede resultar un análisis sinérgico, más robustamente  explicativo de la redistribución del patrimonio y el ingreso, del poder y de los riesgos. Piketty ha avanzado poderosamente en el análisis de los dos primeros.

Gráfica 4. Economía política de la distribución.

Fuente:Modificado de Revéiz, Édgar. El Estado Lego y la Fractura Social. Op. cit., pág. 586.

Mi interpretación es la siguiente[42]:
Los Actos Creativos Fundacionales producen una fuerte redistribución del poder y los riesgos, el ingreso y el patrimonio. ¿Cuál es la secuencia de esta redistribución?
Con base en las experiencias de la revolución bolchevique y de la revolución neoliberal, registramos que los Actos Fundacionales redistribuyen primero el poder. Esta redistribución del poder impone o potencia la redistribución de la propiedad y el ingreso. Para su instrumentación y gestión se crean nuevas instituciones fundacionales –el Estado-Lego– que establecen y regulan la nueva distribución de los riesgos
[43].
La naciente distribución de los riesgos genera graves conflictos y propicia por el efecto de feed back, la emergencia de nuevos Actos Fundacionales con una nueva estructura de la distribución del poder. En Democratizar para sobrevivir (1989), el poder político, lo que llamé capitalismo político, determinó la estructura económica y no, como muchos economistas ortodoxos lo afirmaban en ese entonces, la autorregulación de los mercados –la mano invisible– o la estructura económica determinaban la estructura política. A conclusión similar, llegaron Acemoglu y Robinson en su libro ¿Por qué fracasan las Naciones? (2012), veinticinco años después[44].

Mi visión de la economía política es diferente de la de Robinson y Acemoglu, para quienes las instituciones políticas y la desigualdad en el tiempo t determinan el poder político de jure y de facto en el tiempo t, de los cuales emergen las instituciones políticas t1 y económicas t, pero a partir de allí las instituciones económicas se desarrollan totalmente autónomas y sin procesos de feedback con la redistribución del poder, de la propiedad y de los riesgos. (Gráfica 5).

Gráfica 5. Economía política en Acemoglu y Robinson.

Fuente: Acemoglu, Daron y Robinson, James. The Rise And Decline Of General Laws Of Capitalism. NBER Working Paper 20766. December 2014. pág. 15.

v  La concepción filosófica y política de la desigualdad.


Ø  El concepto de desigualdad tiene medidas comunes, pero es diferente en cuanto a su concepción filosófica y política en los países industrializados, emergentes y en vías de desarrollo. Suman uno o varios enfoques de la concepción de “deuda social”. Por ejemplo, en los países estudiados por Piketty, los industrializados, la desigualdad responde principalmente a las categorías 5, 6 y 8.
Ø  En los BRICS y en los países emergentes como Colombia con graves conflictos internos, la lógica de la desigualdad responde a viejos problemas y nuevos derechos. Categorías 1, 2, 3, 4, 5[45], 6, 7, y 9.
Ø  En los países árabes o islámicos autoritarios las políticas para corregir la desigualdad. Categorías 4 y 7.

Ø  En los países con gran subdesarrollo y graves conflictos, la República Centroafricana, por ejemplo, las políticas de corrección de la desigualdad responden a las categorías 1, 3, 4, 6 y 8.    
Ø  En el posconflicto coinciden los viejos problemas de la deuda social y los nuevos de la reparación del conflicto. El resultado global será el déficit fiscal en un escenario de pérdida de ingresos fiscales por la caída de los precios internacionales minero-energéticos, la menor tasa de crecimiento de la economía y las mayores demandas sociales, políticas y ambientales que, de hecho, genera el posconflicto.

Quiero recordar que la mal llamada “deuda social” obedece  a diferentes factores:
  1. Es resultado del pensamiento humanista y de la filantropía que busca respetar la dignidad humana y los Derechos Humanos, mejorar el bienestar de la población y su IDH, en beneficio del bien común.
  2. Es, al mismo tiempo, corolario de la justicia social, preconizada por Rawls con los principios de igualdad de oportunidades y de la diferencia, que buscó restablecer la legitimidad del juego en el sistema capitalista.
  3. O, desde el ángulo de Nietzsche, la justicia como igualdad, que es un trueque que nace del instinto de conservación cuando no hay superioridad netamente reconocible en el conflicto, ya que la confrontación llevaría a enormes pérdidas recíprocas sin resultado positivo, y se impone la cooperación. Nuestro proceso de paz de La Habana.
  4. Está, en muchos casos, manipulada por políticos y empresarios buscadores de rentas públicas con gran influencia en los presupuestos de las naciones, que intentan sacar ventajas de los conflictos con la carga ideológica de la deuda social. La estructura clientelista en Colombia. 
  5. Desde el ángulo de la lógica de los derechos, “la redistribución moderna está construida alrededor de una lógica de derechos y del principio de igualdad de acceso a un cierto número de bienes considerados fundamentales[46]” sin que se estableciera y practicara en los grupos de interés y en la ciudadanía la simetría en el cumplimiento de la lógica de las obligaciones (pago de impuestos sin evasión fiscal, eliminación de los privilegios y de la inmunidad fiscal,…) Piketty formuló la primera parte de la oración basada en el caso europeo, en donde hay responsabilidad del ciudadano en la tributación. En América Latina, particularmente en Colombia, es importante la segunda parte de la oración por la fuerte estructura de la Co, Ca, Coop E y la evasión fiscal. 
  6. Es también una compensación de las élites mundiales (dejarse poner impuestos) con los Estados-Nación y los pobres por haberse enriquecido con la Co, Ca, Coop E, al concentrar y centralizar el poder financiero mundial y empobrecer los países con la crisis de 2008. En los años 60, los Estados tenían más capacidad de poner impuestos a los ricos que los Estados posmodernos que deben pedirles permiso para ponerles impuestos, ya que los Estados se privatizaron.
  7. Es una compensación de las élites familiares y clanes (el 1% de Stiglitz y el 0.01% de Piketty) en los Estados-Nación para usar parte de las regalías minero-energéticas nacionales en beneficios de sus redes y poblaciones sometidas, ya que los Estados están privatizados por intereses religiosos, familiares y clientelistas. 
  8. Obedece, también, a las reparaciones justas originadas por las pasadas y recientes guerras internacionales, por las revoluciones  internas, las expropiaciones, los desplazamientos de la población, o los graves daños originados por los bloqueos internacionales como el que hizo Estados Unidos a Cuba por 50 años[47].
  9. Las reparaciones que debe proveer la fuerza de ocupación de la democracia (políticos corruptos, narcotraficantes, paramilitares[48], guerrilleros, latifundistas, funcionarios y militares descarriados,...) a los más de cinco millones de colombianos que se han declarado víctimas del conflicto, que se convertirán en déficit fiscal, lo que augura graves dificultades económicas en los próximos 10 años, ya que la ayuda internacional será limitada por la crisis mundial.
Fuente: Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.

2.3 Piketty, la desigualdad y la tributación.


La instrumentación de una política de corrección de la desigualdad con base en la obra de Piketty, es un proceso evolutivo. En efecto, deben distinguirse las medidas de corto plazo que ya han sido preparadas en algunos países con fuertes obstáculos para su instrumentación por parte de los grupos económicos y políticos afectados que controlan el poder (EUA, Francia, Colombia,…) de las políticas que requieren reformas o gran coordinación y concertación internacional.

v  ¿Qué propone Piketty?

Basado en su visión de la sociedad como Estado Social y la redistribución moderna para el siglo XXI como lógica de derechos, esboza explícita o implícitamente los siguientes principios e interrogantes:
Ø  Modernizar el Estado social y no desmantelarlo (pág. 769).
Ø  Dudas acerca de si las instituciones educativas permiten la movilidad social.
Ø  Riesgos de la meritocracia y la oligarquía en la universidad.
Ø  Interrogantes sobre el futuro de las pensiones y el aumento de la dependencia demográfica (por ejemplo, 250 mil víctimas de Alzheimer por año).
Ø  La necesidad de nueva visión de los impuestos.
Ø  La creación de impuesto mundial sobre el capital(Anual y progresivo recaudado a nivel individual sobre el valor neto de los activos financieros y no financieros).
        Tasa 0% por debajo de 1 millón de euros de patrimonio.
        Tasa 1% entre 1 y 5 millones de euros
        Tasa 2% por encima de 5 millones de euros
        Propone, inclusive, ampliarlo a patrimonios modestos y medios. Por ejemplo 0,1% por debajo de 200.000 euros y 0,5% entre 200.000 y 1 millón de euros (Pág. 838).

Ø  Estos impuestos son diferentes de la Propetty tax de los países anglosajones y de la taxe fonciere de Francia (pág. 838).O, la taxe d¨habitation, contribución que paga quien habita un inmueble por el hecho de residir en él.
Ø  Impuesto sobre los ingresos: 80% para los ingresos mayores de 500.000 dólares o 1 millón de dólares. Afirma que no causaría problemas al crecimiento de EUA.
El impuesto mundial al capital se aparenta a la tasa Tobin sobre el movimiento de capitales, pero tiene la dificultad de instrumentarse aisladamente en un solo país.
El premio Nobel Robert J. Shiller[49]considera poco realista la propuesta de Piketty, ya que requeriría un nivel muy elevado de cooperación internacional.   En su trabajo El Nuevo Orden Financiero: El riesgo en el siglo XXI propone un seguro contra la desigualdad, que administre cuantitativamente los riesgos que conducen a ella. El manejo de riesgos de la desigualdad parece un complemento de la filosofía altruista de la redistribución, vigente en Estados Unidos. Su forma de implementación exige que los gobiernos establezcan planes a muy largo plazo para hacer que la tasa del impuesto a las ganancias, sea automáticamente más alta para la gente con ingresos elevados en el futuro, si la desigualdad empeora significativamente, sin cambios en los impuestos si eso no sucediere[50]
En los Estados Unidos, el Presidente Obama presentó una iniciativa al Congreso que no ha sido aprobada. El presidente Hollande de Francia trató de gravar los ingresos más elevados, con base en estos principios y fracasó (el actor de cine Gerard Depardieu renunció a la nacionalidad francesa y adoptó la rusa para evadir estos impuestos, pero sigue utilizando el mercado de los espectadores de cine para sus películas).
Barack Obama, desde la búsqueda de su reelección en 2012 cuestionó que el 1% de la población con más ingresos son quienes aportan menos y promovió la Regla Buffett, que es una norma mediante la cual se gravaría con una tasa de 30% a quienes perciban ingresos superiores a un millón de dólares al año, igual a la que se aplica a las familias de clase media.
Esto lo llevó a proponer en el presupuesto 2014, medidas tendientes a aumentar los impuestos a los hogares de altos ingresos y patrimonio (limitar el valor de las exenciones fiscales, promulgar la 'Regla Buffet', aumentar el ingreso al patrimonio, nuevo límite a las cuentas de jubilación con beneficios fiscales, elevar la tasa de impuesto sobre la renta a los gestores de fondos de inversión, elevar las primas de Medicare). Con el conjunto de estas medidas, pretendió recaudar 529.000 millones de dólares en un periodo de 10 años[51]. Entró en conflicto con el Congreso, cuyo contragolpe ha llegado en el presupuesto 2015, ya que la Cámara y el Senado apuntan a equilibrar el presupuesto en diez años y derrocar el Obamacare, el plan de salud introducido por el presidente Barack Obama. Se pretende reducir el gasto en más de cinco billones de dólares durante la próxima década y reducir el programa de salud para los ciudadanos de mayor edad, las personas necesitadas y los niños y mediante maniobras hacer una privatización parcial del sistema[52].  
Igual suerte corrieron las medidas de Hollande en Francia que ha buscado con grandes dificultades recortar 50.000 millones de euros en 4 años para corregir el déficit fiscal (el Bouclier fiscal, los Nichos Fiscales, el Assistanat, losregalos fiscales). 

v  La desigualdad ý la tributación según la OCDE[53].


La metodología y las recomendaciones de Piketty son útiles para entender las regularidades observadas en materia fiscal en AL y Colombia en la etapa neoliberal y dentro de una perspectiva más amplia, así: 
Ø  Los países de AL – pese a su notoria dispersión – recaudan menos impuestos de lo que se esperaría de su nivel de desarrollo. La tasa de presión fiscal de AL es de 2,3% del PIB, que significa que para este nivel de desarrollo deberían estar recaudando por lo menos 2 puntos más del PIB.
Ø  La divergencia con otras regiones no es equivalente en todos los impuestos.
Ø  La tasa de impuestos sobre el valor agregado es similar a los de los países de la OCDE.
Ø  El recaudo de los impuestos a la renta – los impuestos personales – es muy bajo. Pocos países recaudan más del 4% del PIB, frente a 15% en la OCDE. Debe tenerse en cuenta la desigualdad de ingreso promedio. Se ha hecho un esfuerzo para incrementar el impuesto a la renta en las últimas dos décadas en 3 puntos del PIB.
Gráfica 6. La OCDE y la tributación.

Fuente: OECD. OECD Economic Surveys: Colombia 2015. January 2015. OECD Publishing. Pág. 16.

v  La fragmentación social y el sistema tributario[54].


Ø  La especialización en la economía extractiva –minería y petróleo– llevó a que la disponibilidad de ingresos y rentas fiscales disminuyera los incentivos para recaudar impuestos en el resto de la economía, sin frenar el gasto. Gobiernos menos dependientes de los impuestos generales, tienden a ser menos transparentes, responsables y eficientes. Se incentiva la Co, Ca, Coop, E y como estos recursos son volátiles y no permanentes, los agentes tienen incentivos para buscar el enriquecimiento acelerado, sin visión de largo plazo.
Ø  El BID comparó los impuestos de países ricos en recursos naturales con otros países que no disponen de ellos. Concluyó que los ingresos fiscales por recursos no renovables desplazaron considerablemente los ingresos tributarios generales. Así, los dos grupos de países recaudaron cerca de 26,5% del PIB en ingresos fiscales totales entre 2005 y 2010. Pero, los países ricos en recursos naturales recaudaron 13,6% del PIB en impuestos del resto de la economía, frente a 18% que recolectaron los que no dependían de dichos recursos. 
Ø  Además de los anteriores efectos generales de la Co, Ca, Coop en AL, la globalización, apoyada en la eficiencia mafiosa, creó en Colombia el efecto perverso de fortalecer IC (narcotráfico y cultivos ilícitos, lavado de dinero, evasión de impuestos, paraísos fiscales, delincuencia de cuello blanco por captura del Estado y de las privatizaciones, grupos armados ilegales,…). Costos sociales que se registran en cada país, según la importancia de C, NC e IC.
Ø  Con mayor o menor intensidad la fragmentación de la sociedad cambió la morfología del sistema tributario (ST), que se concentró sobre la base tributaria fácilmente identificable, es decir, C. Los sistemas tributarios se focalizaron en los impuestos al consumo, parafiscales, renta y, en menor grado, riqueza y patrimonio. Piketty plantea la necesidad de estudiar cuál de los modos de enriquecimiento –el trabajo o la herencia– es el más extendido y eficaz para acceder tributariamente a los deciles o centiles superiores de la jerarquía de ingresos y de niveles de vida. 
Ø  La decadencia del sistema Gobierno-Oposición en materia tributaria:¨Una lucha armada al servicio del statu quo social y político”, como lo afirma Pecaut. Para aminorar los costos de transacción, los gobiernos y la clase política basaron el sistema tributario, por el lado del ingreso, en los impuestos indirectos, las rentas parafiscales y los impuestos a las transacciones financieras. Por los gastos, potenciaron la inversión social por medio de la descentralización y dejaron los grandes proyectos de inversión a la esfera del sector
 privado, que nunca se hicieron en Colombia en materia de infraestructura. Se fomentaron miles de pequeños proyectos –ligados al clientelismo– sin eficiencia y sin visión de largo plazo. La Tiranía de lo social, cínicamente administrada por la Co, Ca, Coop E de la clase política.
Ø  Tal sistema tributario no incentivó coaliciones creativas, ya que la tributación indirecta genera costos dispersos y no potencia grupos de oposición como cuando se hace una reforma agraria, por ejemplo. Surge hoy en Colombia fuerte oposición al proceso de paz entre el gobierno Santos y las FARC, por parte de los grupos más conservadores de la sociedad. Las transferencias locales (que en algunos países alcanzan hasta el 50% de las rentas de la Nación) tienen beneficios dispersos y cooptados y tampoco aglutinan coaliciones de beneficiarios u opositores.  No existe competencia política como la confrontación de proyectos alternativos de gobierno, como aconteció con Syriza en Grecia. La competencia no genera incentivos en este sistema político-fiscal, que busca la Co, Ca, Coop E, el control de los presupuestos y los contratos del Estado en diferentes órdenes territoriales.
Ø  Los conflictos sociales se escenifican alrededor del control de los presupuestos públicos y de la participación de las minorías discriminadas (grupos étnicos, desplazados, jóvenes, mujeres, comunidad LGBTI,…).
Ø  Los instrumentos de la política fiscal funcionan para una parte de la economía (C y escasamente NC). El enfoque del profesor Musgrave sigue siendo válido, pero se aplica únicamente a estas dos subsociedades. Las funciones clásicas de la política fiscal, la asignación presupuestaria (la provisión de bienes sociales), la distribución (el ajuste de la renta y la riqueza para adecuarse a lo que la sociedad considere equitativo) y la estabilización (el medio para mantener un adecuado nivel de empleo y de precios con apropiada tasa de crecimiento del PIB), se aplican difícilmente a la economía en su conjunto, o a IC.
Ø  Los altos niveles de Co, Ca, Coop E que se fortalecieron por las privatizaciones y concesiones amañadas y el mal manejo de los recursos públicos, son parte, de hecho, de las funciones de la política fiscal. Los presupuestos de muchos países emergentes en los años 90, se equilibraron con el rubro de las privatizaciones, que pasaron a ser, en la mayoría de los casos, gastos de funcionamiento.
Ø  Al comparar los años 80 con los años 90 y el 2000, los déficits se absorbieron con mayor facilidad en las economías que tuvieron crecimiento alto y en las economías exportadoras de commodities, con grandes ventajas competitivas para la IED. Sin embargo, la crisis internacional volvió a incrementar los déficits en muchos de los Estados-Nación, que ya no tienen el margen suficiente para ajustar los presupuestos con el rubro de las privatizaciones y que deben hacerlo con operaciones de salvamento del FMI, el BCE, y la FED.
Ø  El hecho que IC no tribute y que genere el mayor gasto para combatirla (que represente una porción significativa del PIB total) ha creado una fuerte distorsión en los sistemas tributarios y en la gobernabilidad política de los Estados-Nación. Tienen poco margen para aumentar los impuestos indirectos para resolver el déficit fiscal, pagar la deuda pública externa e interna y combatir la pobreza y el terrorismo. Deberán acudir, como lo plantea Piketty, a un impuesto mundial y nacional y progresivo sobre el capital y el patrimonio, si se quiere fortalecer un Estado social para el siglo XXI.
Ø  Aumentar la versatilidad en la medición del SCN, presentándolo agrupado con la estructura heterogénea de la Triple Sociedad, permite registrar los flujos y los stocks económicos que tienen mediana o alta probabilidad de ser capturados por C, NC, e IC.
Ø  La Co, Ca, Coop E en los procesos de privatización y concesión, el manejo de los recursos públicos y privados y el escaso margen de acción de la tributación en épocas de recesión, podrán conducir a muchos Estados-Nación a situaciones próximas de huelga fiscal. Que, como se sabe, fue el origen de la mayoría de las revoluciones (independencia de Estados Unidos y de países de América Latina, Revolución francesa,…). Es hoy el caso de Grecia y Syriza, dentro del marco de la Unión Europea.
Ø  Los gestores y operadores de la globalización y los grupos dirigentes que han capturado el poder en los Estados-Nación y en el orden internacional, no han intuido en profundidad el impacto que tienen la Co, Ca, Coop E, el mal manejo de los asuntos públicos y la escasa tributación de IC sobre la gobernabilidad política. Aceptar nuevos impuestos en muchos Estados-Nación, es pagar un tributo para el saqueo de los corruptos. La huelga fiscal, el negarse a pagar tributos a las clases políticas corruptas, comienza a ser un arma poderosa en el siglo XXI.

v  Las regularidades tributarias de Colombia, que deben ser reformadas según la OCDE:

`
Algunas de estas recomendaciones incluyen recomendaciones de Piketty:
Ø  Los impuestos penalizan a la inversión, y las tasas del impuesto de renta a las empresas son demasiado altas.
Ø  El sistema tributario no reduce la alta desigualdad de los ingresos (el Gini de ingresos de mercado es igual a aquel después de impuestos).
Ø  Generosas exenciones y deducciones favorecen principalmente a los ricos: las pensiones altas y los dividendos exentos de impuestos.
Ø  Múltiples exenciones y regímenes especiales. 
Ø  La informalidad, el conflicto armado y la evasión tributaria han reducido los ingresos fiscales.
Ø  La evasión fiscal, como parte de la Co, Ca, Coop E es causa principal de la inestabilidad tributaria.
Ø  La tasa de evasión del impuesto a la renta de las personas y de las empresas es de 50%.
Ø  La evasión del IVA en AL, fluctúa entre 11% en Chile y 38% en Nicaragua, con promedio del 27,6%, la mitad de la tasa de evasión de los impuestos a la renta.
Ø  En  Colombia la evasión del IVA es del 25% y representa 2% del PIB (el FMI la calcula en 40%).
Ø  Evasión en los paraísos fiscales (50.000 millones de dólares de activos). Gobierno
Ø  El gasto está capturado por el clientelismo y la Co, Ca, Coop E. (Incluidas por el Autor).
Ø  El sector terrateniente no paga impuestos. (Incluidas por el Autor).
Ø  La falta de legitimidad de la clase política por la Co, Ca, Coop E y la ausencia de legitimidad de imparcialidad, coadyuvan a esta visión fiscal. (Incluidas por el Autor).
Ø  Cultura de la evasión está empotrada en AL, menos de la mitad de los latinoamericanos consideran que la evasión es un acto injustificable. (Incluidas por el Autor).

v  La Triple Sociedad,  la pobreza y la desigualdad en Colombia[55].


Ø  El Estado colombiano corresponde a la segunda definición de Tirole sobre la captura del Estado, que corresponde con nuestra “teoría de la Co, Ca, Coop E y de la Triple Sociedad”. Su evolución depende al conflicto de intereses de C, NC e IC. Como lo definí en mi libro “Cooptación y Democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados”. La Co, Ca, Coop E se instrumenta con procedimientos escondidos ya que las élites gobernantes transgreden la moral para someter al Estado y capturarlo en su propio beneficio.
Ø  En Colombia compiten y se complementan las tres formas de redistribución: por el Estado, por el mercado, por la violencia y la Co, Ca, Coop E.
Ø  Más allá del análisis de Piketty, existen problemas de pobreza y de desigualdad. La pobreza no se puede resolver sin afectar la desigualdad, hay que extraer un excedente de los más ricos que someten el Estado.
Ø   Entre las funciones de la teoría y la política fiscal, ha prevalecido la descentralización como proxy de la política fiscal para combatir la desigualdad regional y territorial.   

v  IC, la distorsión del sistema tributario y la gobernabilidad.


Ø  El hecho que IC no tribute y que genere el mayor gasto para combatirla (que represente una porción significativa del PIB total) ha creado una fuerte distorsión en los sistemas tributarios y en la gobernabilidad política de los Estados-Nación, que ya tienen poco margen para aumentar los impuestos indirectos para resolver los déficit fiscales, pagar la deuda pública externa e interna y combatir la pobreza y el terrorismo. Deberán acudir a reformas tributarias anuales, a las recomendaciones de la OCDE, o como lo plantea Piketty, a un impuesto nacional y progresivo sobre el capital y el patrimonio, si se quiere fortalecer un Estado social para el siglo XXI.

v  Estrategias fallidas de redistribución del patrimonio, el ingreso, el poder y los riesgos[56].


En Colombia se han hecho sin voluntad política, en forma secuencial, desarticulada y sin sinergia, estrategias de redistribución del patrimonio, el ingreso, el poder y los riesgos durante los últimos 50 años.
Ø  De la propiedad. Se instrumentó por la Alianza para el Progreso en los años 60 por la política de John Kennedy, pero la reforma agraria fallida impidió dicha redistribución en el mundo rural, cuyos costos en violencia son palpables hoy.
Ø  Del ingreso. Se fomentó por las generaciones de reformas tributarias entre los años 70 y el 2010, con aumentos en el NBI pero el fracasó en la redistribución monetaria del ingreso.
Ø  Del poder. Con la Caída del comunismo y la Constitución de 1991, se dio prelación a la redistribución del poder decisorio con instituciones de democracia participativa. Sus resultados han sido parciales y frustrantes y prueba de ello es el rechazo a los políticos y el conflicto armado que se está negociando con las FARC y el ELN.
Ø  De los riesgos. Se fomentó el paso del Estado Providencia al Estado Regulador de Riesgos, vulnerando los derechos de los trabajadores, de los campesinos, estudiantes y empresarios por no adoptar procesos de concertación nacional para la toma de decisiones como los TLC y las reformas a la salud y a la educación. 

v  Ampliación de la metodología a otras zonas de civilizacióny WTID.


Se requeriría un gran esfuerzo posiblemente de décadas, de reconstrucción de la historia económica de largo plazo y de los SCN (Cuentas de patrimonio, financieras) pensando más en circuitos y flujos que en mercados. Hasta el momento el esfuerzo es una especificidad europea.El  WTID es la herramienta clave para continuar este valiosísimo proyecto, del cual solo hemos visto su nacimiento.

La aplicación de la metodología Piketty a Colombia por Facundo Alvaredo y Juliana Londoño[57] tiene conclusiones importantes, que se van ampliando progresivamente a otros países y que muestran el posicionamiento de la desigualdad. En Colombia, por ejemplo, la distribución en Colombia entre 1993 y 2010, basadas en datos del impuesto de renta personal mostró los siguientes resultados:
1)      el ingreso está altamente concentrado: el 1% más alto captó más del 20% de ingreso total en 2010, el mayor nivel de desigualdad en cualquier año reciente de la muestra WTID;
2)      los individuos de altos ingresos son, en esencia, rentistas y propietarios de capital;
3)      mientras que las encuestas de hogares muestran que la desigualdad ha disminuido desde 2006, los resultados basados en impuestos muestran que la concentración en la parte superior se ha mantenido estable; cuando los coeficientes de Gini de las encuestas se ajustan para tener en cuenta los ingresos más altos reportados en la declaración de impuestos, la desigualdad es más alta y la reducción de la desigualdad es menos pronunciada;
4)      el impuesto de renta poco reduce el alto nivel de desigualdad.

2.4 Las fallas y olvidos del método Piketty.


   El método Piketty no explicita qué valores produjeron los resultados cristalizados o perfiles de países, de qué manera el monopolio del poder político y la fragmentación y heterogeneidad social determinaron los resultados. Tampoco la influencia de la Co, Ca, Coop E en la concentración extrema del patrimonio y el ingreso en algunos periodos estudiados.
Y, lo que es fundamental, dé que manera y en que periodos influyeron diferencialmente las fuerzas de los mercados, las políticas del Estado o la violencia, las guerras y la coacción o el robo de lo público en producir los perfiles encontrados.

v  La fragmentación y heterogeneidad social y territorial en C, NC e IC, es fuente de la desigualdad y de la pobreza.


En la obra de Piketty no se analiza cómo la fragmentación y heterogeneidad influye en el crecimiento ya que r y g son promedios nacionales.  El análisis de Piketty, basado en los SCN, no captó la heterogeneidad de las estructuras sociales y políticas (C, NC e IC), ni la existencia de la Co, Ca, Coop E como acontece en Colombia, México, Venezuela, en los países emergentes y aún en los países industrializados. Para una teoría global, es también indispensable estudiar ¿Cómo influye IC en la concentración del ingreso y el patrimonio? Y, cuál es el grado de fragmentación social.
Ø   
 Las magnitudes y  varían fuertemente según las empresas y los sectores económicos de cada país: la industria metalúrgica y el sector energético son más intensivos en capital que la textil y los alimentos procesados. La industria es más intensiva que los servicios[58]. El modelo de desarrollo y el modelo social, o sea la importancia de C, NC e IC, inciden en el desempeño de la primera ley[59].

Ø  Si IC es muy grande (en Colombia representa por lo menos 10% del PIB), la estructura de acumulación será diferente. IC prioriza su inversión en propiedad raíz, la compra de tierras con visión rentista y la minería ilegal. Si NC es muy grande – en Colombia y Venezuela alcanzan cerca del 50% del empleo – la intensidad de capital es muy baja en este sector de la sociedad e influye sobre los parámetros . Si C es muy grande, probablemente existen pérdidas de eficiencia en el capital, tendencia al déficit fiscal y fuerte influencia de la Co, Ca, Coop E.      
El tipo de captura de los Estados, la importancia de C, NC e IC y las características peculiares de la Co, Ca, Coop E, inciden poderosamente en la desigualdad y la pobreza. Así lo demostré al comparar las estructuras de la Co, Ca, Coop E en un grupo de países[60]:

Ø  En USA, “Stiglitz y Sachs han denunciado que en los últimos años se consolidó el “juego amañado” entre los grandes negocios y el Estado, a través de la “puerta giratoria”, de los grandes lobbies y cabilderos (vender influencias y comprar congresistas). Cuatro sectores clave han sido señalados como fuente de esta captura: el complejo militar-industrial, el complejo Wall Street-Washington, los holdings de las grandes empresas petroleras y mineras, y la conexión entre el Gobierno y la industria farmacéutica, que ha controlado el sector de la salud[61]. Su influencia política, según Stiglitz[62], hace imposible toda acción pública racional[63]”.
Ø  En Rusia se produjo por la captura del sistema de privatizaciones­ – IC acoplada con C – que emergió como una “economía canalla[64]”, como lo desarrollé en la “Tipología de los Estados según su línea de captura y la importancia de C, NC e IC”. Piketty No explica suficientemente el impacto de las privatizaciones y concesiones en la concentración del patrimonio, principalmente después de la Segunda Guerra Mundial y tras la caída del comunismo.
Ø  En China, la Co, Ca, Coop E se produjo por la continuidad de la oligarquía política china C, que poco a poco se apoderó de núcleos importantes de la economía, fingiendo mantener la moral socialista. Dio lugar a “delfines” económicos. China ocupa el puesto 78 en Índice de percepción de la corrupción de TI, con una calificación promedio de 3,4 entre 2002 y 2010. Solo en 2010-2011, se aplicó la metodología “Percepción de los sectores institucionales (país y territorio) en riesgo de corrupción”. El sector privado, los funcionarios públicos, la legislatura y los (el) partidos políticos aparecen como los más corruptos. Se estima que la corrupción, las comisiones, el robo y mal uso de fondos públicos cuestan cada año 3% del PIB[65].
Ø  En Francia concurren varias categorías de corrupción: la política (la financiación ilegal de campañas, las comisiones y retro- comisiones sobre los contratos,…); la búsqueda de rentas mediante el poder monopólico (otorgamiento de licencias, monopolios y oligopolios,…); las prebendas que permiten usufructuar el ejercicio del poder en función del estatus (genealogía, delfinazgo, conyugrama, nepotismo y clientelismo,…); el abuso del poder fiscal y de los recursos públicos por parte de la clase política y los GGE[66].
Ø En Grecia, la “recomposición” de los Estados-Nación en tres sociedades, es también válida para algunos países periféricos europeos como Grecia, que ha tenido una involución al subdesarrollo. La evasión de impuestos está en el centro de la Co, Ca, Coop E[67]
Ø La Corea económica moderna nació después de la Segunda Guerra Mundial como una macro-decisión que creó, al igual que en Japón, las sociedades cooptadas C más grandes del planeta.
Tras un corto período de inestabilidad, el general dictador Park Chung-hee (1963-1978) tomó el poder. El Estado venía promoviendo directamente los conglomerados desde 1961, como organizaciones apropiadas para realizar políticas orientadas a las exportaciones. El general estructuró su Plan de Desarrollo proporcionando privilegios a unos pocos hombres de negocios (Chung Ju-jung de Hyundai, Lee Byung-Chull de Samsung, Kim Woo-Chong de Daewoo), a quienes garantizó cuotas de exportación y subsidios financieros compensatorios, si ellos cumplían metas de interés nacional.
Estrategia que se planifica con los Chaebol, modelo sofisticado de captura P/P[68].
Ø  En los países árabes y/o islámicos presentan variedad de situaciones, dos grandes grupos, todos ellos con fuerte potencial energético: primero, los países árabes o islámicos autoritarios, manejados por clanes o familias reales. Vale mencionar a Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Omán e Irán. Segundo, los países árabes o islámicos nacionalistas, con fragmentación religiosa, algunos ya anarquizados o con alto riesgo de implosión (Egipto, Iraq, Libia, Siria, Argelia, Yemen,…).
Las características de dos de ellos, muestran la base cultural que crea y perpetúa la Co, Ca, Coop E. Arabia Saudita tiene un sistema de cooptación en el poder basado en lazos de sangre y familiares. Es una teocracia y monarquía absoluta, en donde coexisten en forma holística la Co, Ca, Coop E, aunque funge de Estado líder en la política internacional por su gran poder financiero, sin tener legitimidad ética y moral. Para mantener el régimen totalitario realiza un altísimo gasto militar, 80.000 millones de dólares en 2014, solo superado por EUA y China[69].
Ø  Italia y Colombia son el símbolo de la mayor prueba de esfuerzo reciente que ha realizado un país contra la mafia, más no necesariamente contra la Co, Ca, Coop E. En la manifestación por la defensa de la democracia y de la legalidad republicana contra el cáncer de la corrupción, que se realizó el 19 de octubre de 2014, organizada por Mediapart, Roberto Scarpinato, procurador general en Sicilia, manifestó que los secretos del poder son el instrumento de la corrupción[70]. Italia es un laboratorio mundial vivo de la lucha entre la legalidad democrática y la ilegalidad del poder en sus diferentes formas.
La Co, Ca, Coop E en Italia incorpora principalmente los partidos políticos, el Parlamento, grandes empresarios y la mafia. Los Media juegan un papel compensatorio, como acontece en Colombia. En efecto, el Barómetro Global de la Corrupción mostró que entre 2004 y 2013 las instituciones más corruptas fueron en su orden: los Partidos Políticos, el Parlamento, los funcionarios públicos, el sector privado y la administración de impuestos[71]

v  Determinantes de la desigualdad y de la distribución.


No es contundente en la obra de Piketty, cuáles son los determinantes de la redistribución del ingreso y del patrimonio, de los avances y retrocesos en la desigualdad. Hay tres motores básicos: 1) la acción del mercado autorregulador; 2) las políticas del Estado; 3) las guerras, la violencia y la corrupción.  Sin embargo, el libro de Piketty tiene el mérito de poner en el centro del debate la necesidad de explicar los determinantes de la distribución y la desigualdad en el largo plazo, como lo inició con base en los circuitos y flujos del SCN, y no de los mercados.

Los datos del SCN producen un primer resultado del proceso cristalizado de la desigualdad, que puede perfeccionarse, pero no la explicación de los  determinantes de ésta.  Así:

Ø  La redistribución potenciada por el Estado y sus políticas públicas requiere del análisis detallado del impacto de los presupuestos nacionales, de las políticas económicas y sociales, de los sistemas de subsidios y transferencias. El resultado se observa en el perfil cristalizado que produce el SCN, que debe ser compatible con el mejoramiento de los indicadores sociales, del IDH y del NBI, como se hace en los países en desarrollo y emergentes.
Ø  La redistribución por las fuerzas del mercado, es generalmente monetaria. Se mide por las encuestas de ingresos y gastos de los hogares (GEIH) y con el SCN, cuando existen en los organismos oficiales cuentas de ingreso y patrimonio de los agentes económicos. El SCN permite estudiar la desigualdad primaria del ingreso, antes de impuestos y transferencias.
Ø  La redistribución por las guerras, la violencia y la corrupción. No hay duda que las guerras, la violencia y la corrupción son determinantes en la redistribución del ingreso y la propiedad, y en el proceso evolutivo de la desigualdad. El SCN no incorpora explícitamente estas formas de la redistribución forzosa.
Por ejemplo, la nacionalización de las empresas que colaboraron con el nazismo en Francia después de la segunda Guerra Mundial, o el robo de las propiedades estatales en Rusia por parte de los mismos funcionarios comunistas, tras la caída del Muro de Berlín. Asimismo, faltan datos globales y análisis sobre el funcionamiento de los paraísos fiscales, el robo de las propiedades públicas y el impacto de las privatizaciones sobre la redistribución del patrimonio después de la caída del comunismo. Tampoco existen datos sobre los efectos que los grandes desplazamientos de la población producen sobre la desigualdad, como acontece hoy en Siria y Colombia, ni en los resultados que produce la corrupción P/P, y la Co, Ca, Coop E en los cambios de la desigualdad a corto, mediano y largo plazo.

v  Mecanismos de la concentración y la centralización del ingreso y el patrimonio


Ø  No se explicitan los mecanismos de la concentración y la centralización del ingreso y el patrimonio por las élites oligárquicas (el 0.01%) tampoco han sido estudiados.

Michael Hudson elogió el libro de Piketty, pero consideró que el meollo de la desigualdad fueron las privatizaciones, que éste no criticó. Estas privatizaciones habrían permitido al 1% más rico, “comprar” los Estados-Nación, como si éstos fuesen una especie de fábrica con la que pueden hacer beneficios… Desde 1980, desapareció el dominio público y los servicios públicos en materia de carreteras, ferrocarriles, transporte público, sistemas de telefonía, sistemas de radiodifusión, convirtiéndose en rentas monopólicas.  Deberían ser devueltos al dominio público… El 99% vive endeudado. Los Estados y las empresas, los propietarios de vivienda, los usuarios de tarjetas de crédito y la gente matriculada en estudios académicos se endeudan, y esto va a parar al 1%[72].

Esta observación es consistente con la fuerte transferencia del patrimonio público al privado, después de la caída del comunismo. Como lo muestra Piketty (Cuadro 4), el valor total del capital nacional en Francia era 605% del ingreso nacional (6,05 años de ingreso nacional) del cual el 31% para el capital público (5% del total) y 574% para el capital privado (95% del total). Solo existía 5% del capital nacional, el resto era utilizado para cerrar brechas fiscales o para el uso discrecional de la oligarquía política y financiera. Según Piketty, un porcentaje significativo y variable según los países del ahorro privado es absorbido por los déficit públicos; por tanto, el ahorro nacional privado y público es más bajo que el ahorro privado.

Cuadro 4. Riqueza pública y privada en Francia en 2012. & Cuadro 5. Ahorro privado y público en los países ricos (1970-2010).      
             
Fuente: Piketty, Thomas. El Capital en el siglo XXI. Fondo de Cultura Económica, 2014. pág. 141 y 205.

La trasferencia del capital público hacia el sector privado ha sido generalizada en los países estudiados por Piketty.   Así, Elex procurador general en Sicilia, Roberto Scarpinato, principal luchador contra la mafia, manifestó que los secretos del poder son el instrumento de la corrupción[73]. Italia es un laboratorio mundial vivo de la lucha entre la legalidad democrática y la ilegalidad del poder en sus diferentes formas. Entre los temas que destacó el procurador son[74]:
        El mundo de la política y de la economía comunica entre ellos, por miles de caminos secretos.  El procurador, siguiendo las huellas de los asesinos, de los capitales corruptos y del lavado de dinero, juzgó a muchos hombres sin sospechas en la cumbre de las instituciones, la política y las altas finanzas.
        Un pequeño grupo de hombres poderosos abusaron de la confianza y de la ignorancia del pueblo y transformaron la democracia en oligarquía, concentrando los instrumentos del poder y las riquezas de la Nación en manos de pocos, financiados por todos.
        La deuda del Gobierno Central alcanzó 131% del PIB en 2012, mayor que Francia (103,8%), EUA (96%) y Rusia (9,4%), y más baja que la de Grecia (164%). Como lo menciona Scarpinato, es imposible sostener los costos de la corrupción, aumentado la deuda pública sin pagar impuestos, como se ha hecho en la era de la República, costos que son pagados desviando los fondos del Estado destinados a los servicios públicos. 60.000 millones de Euros sirven para cubrir estos costos que se le retiran a los gastos en salud, educación, transporte, asistencia a la tercera edad y guarderías. La depredación del Estado y la privatización de los servicios públicos, en general, no aportaron ventajas a la colectividad, pero exclusivamente a las finanzas personales de algunos capitalistas con poder y a los codiciosos políticos[75].

Gráfica 7. Capital privado y público en los países ricos (1970-2010). 


Fuente: Piketty, Thomas. El Capital en el siglo XXI. Fondo de Cultura Económica, 2014. Pág. 203.

Regresemos al punto de partida.

Para  sacar provecho de Piketty, hay que tener una mente interdisciplinaria y Pluralista. Pese a que existe un poderío sistémico de la ortodoxia y el pensamiento único neoliberal, para las jóvenes generaciones de economistas, las ideologías ortodoxas y heterodoxas comienzan a perder importancia. La enseñanza de la economía se mueve a dos velocidades  diferenciales: las fuerzas sociales y los estudiantes, que prefieren la realidad a la ideología;  muchas facultades de economía, que cambian a paso de tortuga, con el peso de la inercia de lo aprendido por los profesores y la dependencia de sus tutores, el interés económico  de ellos, la fidelidad política de muchos al establecimiento para bloquear el cambio social, su subordinación incondicional al pensamiento único, que bloquea la democracia.

Piketty se entiende dentro de la lógica del Predicador, expuesta por uno de los primeros premios Nobel 1982, George J.Stigler.[76]

Stigler entendía por predicación una clara recomendación, más a menudo denuncia, de una política o forma de comportamiento de los hombres o sociedades de hombres.[77]Enfatizaba en los predicadores de la eficiencia y los de la equidad. Aceptaba el pensamiento de Adam Smith sobre la distribución de la renta que era una cuestión que debían determinar los mercados cuando decía que ¨perjudicar en algún grado el interés de cualquier grupo de ciudadanos, con el único propósito de favorecer el de otros, es evidentemente contrario a la justicia y a la equidad del trato que el soberano debe a los diferentes grupos de sus súbditos¨.

Los predicadores de la eficiencia neoliberal ya dieron todo lo que podían dar: enriquecer al 0,01% de los ricos sin límites morales dentro del capitalismo de eficiencia y mafioso y proveer servicios oligopólicos a los consumidores desprotegidos.
Enfoque que es apoyado y prevalece en las mentes de las elites gobernantes en el planeta, incluidos los republicanos en USA, y que Piketty trata de romper con su libro y su comunicación política ¨De la lucha de clases a la lucha de centiles¨.
Ahora, corresponde la época a los predicadores de la desigualdad, entre ellos a Piketty, contribuir a que surja un nuevo Acto fundacional con visión humanista.
Se requiere un cambio-revolución-cultural en la investigación, enseñanza, comunicación y socialización de la economía  que la reintegre en la sociedad con las tres grandes de Kant, la ciencia objetiva, la moral, el ego y la estética.

El éxito del método Piketty depende de:

Ø  La reforma de las políticas fiscales internacionales, que están por construir en la arquitectura del sistema monetario y financiero y fiscal internacional[78].Como lo propone Stiglitz, no debe considerarse la crisis financiera aisladamente sino en sinergia con la crisis social, climática, alimenticia y energética. La cooperación de los Estados es fundamental para instrumentar dicha política; la reforma del sistema monetario y financiero debe tomar en consideración el bien público.

Ø  Además, los tipos de Estado Providencia deben ser compatibles con la estrategia fiscal propuesta por Piketty, particularmente la universalización de los derechos sociales como instrumento de combatir la Co, Ca, Coop E.

Ø  Las reformas tributarias marginales en los Estados Nación comienzan a ceder el espacio a las reformas estructurales, que implican cambios en los modelos políticos, sociales y económicos y en las estructuras de regulación internacional.








[1] Secretario general y miembro de número de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, exdecano de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes. 
Este ensayo es el pensamiento del autor y no refleja la posición institucional de la ACCE. 
[2] Piketty, Thomas. Le capital au XXIe siècle. 2013. Éditions du Seuil. Paris.
[3] Por ejemplo, Bettelheim publicó los dos primeros libros en Francia sobre la economía de la India y la China.
Bettelheim, Charles. L’Inde Indépendante. Paris: Libraire Armand Colin, 1962.
Bettelheim, Charles; et al. La construction du socialisme en Chine. Paris: Libraire François Maspero, 1965. 
[4]Wilber, Ken. Une brève histoire de tout. 1996. Editions de Mortagne. Ottawa.
[5] Berry Albert. Para qué sirve la teoría económica? Los pecados que nos han dado mal fama. En Controversia actual sobre teoría y políticas económicas .Academia Colombiana de Ciencias Económicas. Ediciones Aurora.2014
[6]Revéiz, Édgar. Holoarquía y oligarquía en la corrupción, la captura y la cooptación del Estado. En: Giraldo, Fabio; Revéiz, Édgar y Utria, Rubén (Comp.). Controversia actual sobre teoría y políticas económicas. Bogotá: Academia Colombiana de Ciencias Económicas, 2014. págs. 164-165.
[7] Versión adaptada del articulo Revéiz, Edgar. (2011). Crisis mundial 2007: ético-político, clásica, sistémica, de confianza y legitimidad. En E. Revéiz, & e. al, Enfoques sobre el origen de la crisis mundial del 2008 (págs. 23-108). Bogotá: Academia Colombiana de Ciencias Económicas.
[8] Corrupción, captura y cooptación del Estado.
[9]Prigogine, Ilya. 1994. Les Lois du Chaos, Flammarion, France.
[10] O los complejos mecanismos de la historia de la relojería: relojes de agua, velas y candelas, péndulos mecánicos antiguos, relojes atómicos. Existe inclusive el reloj del fin del mundo o del apocalipsis (Doomsday clock), Creado a comienzos de la guerra fría y ajustado regularmente por científicos de la Universidad de Chicago, en el cual la media noche representa el fin del mundo. Analogía con quienes piensan que las crisis son el fin del capitalismo.
[11] Extracto del libro de Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015. (En publicación).
[12] Le Monde. «Pourquoi nous sommes des économistes atterrés» (Por qué somos economistas aterrados), 15 de septiembre de 2010.
[13] Les Économistes atterrés. Changer d’économie! Nos propositions pour 2012. Les liens qui libèrent, 2011, France.  
Les Économistes atterrés. 20 ans d’aveuglement : L’Europe au bord du gouffre. Les liens qui libèrent, 2011, France.  
[14] Lamant, Ludovic. Les économistes <> se divisent sur les vertus d’un fédéralisme européen. Mediapart. 18 de octubre de 2013. 
[15] Piketty, Thomas. About Capital in the 21st Century. December 31, 2014.
[16] Braudel, Fernand. Écrits sur l’histoire. Paris: Flammarion, 1969. pág. 80.  
[17] Piketty, Thomas. About Capital in the 21st Century. Op. cit.
[18]Orwell, George. 1984. Éditions Gallimard, 1950, para la traducción francesa. France.
[19] Se trata de la suma de activos no financieros (alojamientos, terrenos, fondos de comercio, construcciones, maquinarias, equipos, patentes y otros activos profesionales poseídos directamente y de activos financieros
Piketty, Thomas. Op. cit., pág. 86.
[20] Thom, René. Parábolas y catástrofes: Entrevista sobre matemática, ciencia y filosofía (2 Edición). Tusquets Editores. Barcelona, 1993. 
[21] Popper Karl.The Logic of the Social Sciences.In Search of a Better World.1994 Routledge London
[22] Piketty, Thomas. Le capital au XXIe siècle. 2013. Éditions du Seuil. Paris. págs. 729-740 (Versión francesa) y págs. 502-510 (versión castellano).
[23] “Los top holders, la “super-Entity” o el “Rich Club Phenomenon”.En: Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[24] Piketty, Thomas. Op. cit., pág. 34.
Ver Kuznets, Simon. "Economic Growth and Income Inequality". American Economic Review 45 (March): 1–28. (1955)
[25] Piketty, Thomas. Op. cit., pág. 30 (Versión castellano).
[26] Chenery, Hollis y Syrquin, Moises. La estructura del crecimiento económico. Un análisis para el período 1950-1970. Madrid: Editorial Tecnos, 1978.
[28] Piketty, Thomas, Op. cit., pág. 36 (versión castellano).
[29] Piketty, Thomas, Op. cit., pág. 194.
[30] Ibíd., pág. 36 (versión español).
[31] “Share of the population with an income of less than 50% of the perspective national median income. Income after taxes and transfers adjusted for difference in household size”.
[32] “Is the share of all income received by the top decile divided by the share of the first, or the ratio of the average income of the top decile to that of the first”.
[33] “Is based on the comparison of cumulative proportions of the population against cumulative proportions of income they receive, and it ranges between 0 in the case of perfect equality and 1 in the case of perfect inequality”.
[34]Piketty, Thomas. El Capital en el siglo XXI. Op. cit., págs. 40-41. 
[35]Esping- Andersen, Gosta. Les trois mondes de l´État-providence. Essai sur le capitalisme moderne. PUF. (1999, Revisada 2009). Paris. Pág. 279.
En mi libro Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados realicé un análisis completo sobre la evolución del Estado-Providencia.
[36] El número de trabajadores activos por pensionado en la OCDE es de 4,2 y en Colombia es de 10,2.
[37] Rosanvallon, Pierre. La cris de L´État-providence. Op. cit., pág. 119.
[38]Piketty, Thomas. About Capital in the 21st Century. December 31, 2014. pág. 2.
[39]Acemoglu, Daron y Robinson, James. Por qué fracasan los países. Ediciones Deusto. 2012.  & Acemoglu, Daron y Robinson, James. The Rise And Decline Of General Laws Of Capitalism. NBER Working Paper 20766. December 2014 . http://www.nber.org/papers/w20766 \
[40]Piketty, Thomas. About Capital in the 21st Century. Pág. 9.
[41]Solow, Robert. Thomas Piketty está en lo correcto. La Gaceta. Julio de 2014. No. 523. Fondo de Cultura Económica. México. págs. 15-17, 25.
[42]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[43] Revéiz, Édgar. El Estado lego. Op cit. Cuarta Parte: La Gestión De los Riesgos del Desarrollo en Economía Globalizada pág. 527 y s.s.
[44]Acemoglu, Daron y Robinson, James. ¿Por qué fracasan los países?. 2 Edición. Grupo Planeta, Barcelona, 2012
[45]Más lógica de derechos que deberes por la altísima evasión de impuestos y la existencia de IC
[46] Piketty, Op. cit. pág. 766.
[47]En este caso, se intercambia la compensación de los daños sufridos por el bloqueo con los daños que sufrieron ciudadanos norteamericanos con las expropiaciones durante la Revolución en 1959.
[48] Hasta noviembre de 2014, los paramilitares habían entregado bienes por 200.000 millones, pero políticos condenados por nexos de la AUC debían 1,3 billones. Las reparaciones de la guerrilla se negocian en La Habana.
El Tiempo. Fallo contra Mancuso agita capítulo de la “paraeconomía”. El Tiempo. 16 de noviembre de 2014.
[49]Shiller, Robert J. Prevención del desastre de la desigualdad. El Espectador. 18 de mayo de 2014.
Shiller, Robert J. El Nuevo Orden Financiero: El riesgo en el siglo XXI. Editorial Turner. 2004. Madrid.
[50]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[51]Sahadi, Jeanne. Presupuesto de Obama, golpe a los ricos. CNN Expansión. 15 de abril de 2013.  http://www.cnnexpansion.com/economia/2013/04/12/presupuesto-de-obama-golpe-a-los-ricos
[52] Secastopulo, Demetri & Murphy, Megan. Prueba Límite para los republicanos. En: El Espectador. 22 de marzo de 2015.
[53] Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[54]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[55]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[56]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[57]Alvaredo, Facundo y Londoño, Juliana. Altos ingresos e impuesto de renta en Colombia, 1993-2010. En: Revista de Economía Institucional. Vol. 16, No. 31. Universidad Externado de Colombia. 2014. pág. 157-194,
[58]Piketty, Le Capital au XXIe siècle, Op. cit., pág. 98.
[59]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[60]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[61] Ver Stiglitz, J. Le triomphe de la Cupidité. 2010. France: Les Liens Qui Libérent. pág. 464. y Sachs, J. (2012). El precio de la civilización. (E. Trincado, Trad.) Barcelona: Galaxia Gutenberg S.L. págs. 131-163 y Galbraith, John. La crise économique de 1929 Anatomie d'une catastrophe financiére.Op. cit.
[62] Stiglitz, Joseph. Le triomphe de la Cupidité. Op. cit., pág. 464.
[63]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[64]Napoleoni, Loretta. Rogue Economics. Capitalism’s new reality. Seven Stories Press.  2008. New York.
[65]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[66] Ibid.
[67] Ibid.
[68]Revéiz, Édgar. Cooptación o Democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[69] Ibid
[70]Scarpinato, Roberto. Les Invites de Mediapart. Scarpinato, Roberto: <
[71]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[72]Revéiz, Édgar. Cooptación o Democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
Hudson, Michael. De lo que Thomas Piketty no habla: el origen de las desigualdades en el capitalismo de nuestro tiempo. Entrevista. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=7266. 31/08/14. 
[73]Scarpinato, Roberto. Les Invites de Mediapart. Scarpinato, Roberto: <23 de octubre 2014. Mediapart.
[74]Revéiz, Édgar. Cooptación o democracia. La transgresión moral de las élites y el sometimiento de los Estados. Bogotá. Academia Colombiana de Ciencias Económicas. 2015.
[75]Scarpinato, Roberto. Op. cit.
[76] The Tanner Lectures on Human Values.vol 2 (Salt Lake City:University of Utah Press;Cambridge Univerity Press,1981).En El Economista como Predicador y otros Ensayos I Folio.1996.Barcelona España.
[77] Op. cit pag10
[78] Stiglitz, Joseph. Pour une vraie réforme du système monétaire et financier international après la crise mondiale. France: Les liens qui libèrent, 2010.