7/21/2011

LA CORRUPCIÓN SISTÉMICA Y LA EVOLUCIÓN DEL CAPITALISMO EN EL SIGLO XXI (PARTE DOS)

II. Las Constituciones y las Instituciones como Estrategias Deliberadas y Emergentes.

1. Estrategias deliberadas y emergentes de gobernabilidad.

Las constituciones además de ser armisticios y pactos políticos son estrategias deliberadas y emergentes de gobernabilidad. Son también medios de posicionamiento ético-cultural de la Nación en el orden internacional.

Las estrategias deliberadas E* son pactos fundacionales que surgen en momentos ético-políticos privilegiados: los hombres han tomado la extraña resolución de ser razonables, han resuelto olvidar sus diferencias y acentuar sus afinidades como lo decía Borges en Los Conjurados (9).

La Constitución con estrategia deliberada E*está formada e instrumentada como un proceso evolutivo de selección, con modelos internos. Las leyes orgánicas, Artículo 151 de la Constitución Política de Colombia son aquellas a las cuales está sujeto el ejercicio de la actividad legislativa, establecen entre otros el reglamente del Congreso y de las Cámaras, la norma de preparación, aprobación y ejecución del presupuesto de rentas y ley de apropiaciones y del Plan General de desarrollo, la asignación de competencias a las entidades territoriales. Requieren aprobación de la mayoría absoluta de los votos de los miembros de una y otra Cámara.

Igualmente en las leyes estatutarias(Art. 152) el Congreso regula los derechos y deberes fundamentales de las personas así como los procedimientos y recursos para su protección, la administración de justicia, la organización y el régimen de los partidos y movimientos políticos, el estatuto de la oposición y las funciones electorales, las instituciones y los mecanismos de participación ciudadana, los Estados de Excepción.

Su aprobación, modificación y derogación exige mayoría absoluta de los miembros del Congreso y debe efectuarse en una sola legislación.

Los sistemas de control en Colombia se ejercen principalmente por la Contraloría General de la República (Art. 267 al 274) y por la Procuraduría General de la Nación (Art. 275-280) (10).

La estrategia deliberada de la Constitución E*es un flujo de decisiones, en interacción permanente con los entes de control mencionados, tiene intencionalidad, es un proceso evolutivo de selección en el cual los agentes (ciudadanos, empresas, organizaciones, instituciones… ) avanzan en un proceso de adaptación cuando se desarrollan las leyes, los decretos, los millones de decisiones públicas y privadas que se derivan del marco legal (a la manera de Mintzberg, 1972, 1978, 1979, 1984,1987,1990,1991,1992,1998) (11).

Debajo de la estrategia deliberada E*(la Constitución formal) surge una estrategia emergente E**que proviene de la puja y la competencia de los lobbies legales e ilegales (en el caso de Colombia, grupos económicos, grupos políticos, narcotraficantes, paramilitares y guerrilleros, sindicatos que establecen pactos ad hoc con funcionarios públicos, instituciones del Estado, o el Estado completo territorios) estableciendo mesocontratos que se contraponen en muchas ocasiones al espíritu de la estrategia deliberada de la Constitución. Estos mesocontratos optimizan los propios intereses de los grupos y lobbies en contra de los intereses generales de la sociedad.

Este flujo de decisiones de la estrategia emergente E** controlado como se dijo por grupos legales e ilegales corrompe el sistema político (falta de legitimidad y ruptura de la legalidad), viola los mecanismos de participación del pueblo en el ejercicio de su soberanía (Art. 103), viola el principio de igualdad ante la ley y la competencia en el mercado, y vulnera los Artículos 267 referente al manejo de los fondos públicos por parte de los particulares y la conducta oficial de quienes desempeñen funciones públicas.

Las sociedades (NC) e (IC) obtienen ganancias extraordinarias a través de este flujo de decisiones que resulta de las estrategias emergentes E**.

La estrategia emergente E** descrita tiene elevados costos de transacción tanto para organizar y hacer funcionar los mesocontratos como para combatirlos por parte del estado. Cambia la naturaleza organizativa de las empresas e instituciones públicas y privadas (por ejemplo las empresas de construcción de ingeniería de obras públicas tiene ahora más abogados que ingenieros, lleva la corrupción a límites insospechados, aumenta el déficit fiscal y finalmente los impuestos a los ciudadanos).


2. El sendero de equilibrio de las tres sociedades C, NC, IC y los juegos políticos.

La estrategia emergente E** resulta de la confrontación de las estrategias de las tres sociedades, la Cooptada C que controla el Estado o las instituciones de este para sacar rentas, privilegios, contratos y concesiones; la No Cooptada NC que está sometida al mercado y marginada de los procesos decisorios y la Ilegal Criminal IC que usa la corrupción y violencia para redistribuir el ingreso, la propiedad, el poder y los riesgos. A esta configuración la llamamos el dominio.

A la manera de Aoki (12) se construye un sendero de equilibrio de sucesivos juegos que liga el conjunto de entornos (de cada juego antes y después del equilibrio temporal) el conjunto de perfiles de las estrategias y el conjunto de instituciones. Cada sub-sociedad tiene un perfil de acción, una función de utilidad (la regla que asocia el reparto de utilidades a cada perfil de acción) y una función de consecuencia o sea la regla que asocia a cada perfil de acción y a un estado inicial dado una consecuencia física en el espacio de estado de la evolución. La asociación de un dominio, la Triple Sociedad y de una función de consecuencia define una forma de juego que representa las reglas exógenas de juego.

El Sendero R* es la estrategia deliberada o sea la banda tendencial de la Constitución Nacional. Generalmente está sobrevaluada porque la Constitución no es sólo un pacto político sino un posicionamiento ético-cultural de la Nación en el orden internacional. Se puede pensar ilustrando con la Constitución de 1991 que el modelo institucional fue más influenciado por las fuerzas progresistas de la izquierda mientras el modelo económico tenía talante neoliberal más influenciado por las políticas de derecha conservadora. De allí que las expectativas sobrepasaran ampliamente las posibilidades concretas que ofrecía el modelo económico.

R** es el sendero de equilibrio de la estrategia emergente que resulta de la pugna entre C, NC, IC. Se puede considerar como una proxy de los datos concretos que ofrecen los sistemas internacionales de información (política económica y IDH, DIH, medio ambiente, etc.,).

Res la banda de legitimidad institucional del mapa de posicionamiento internacional del país.

Este sendero de equilibrio de referencia global R resulta de la globalización o el Benchmarking, si se toma un Estado-Nación como referencia. R refleja las reglas de las instituciones internacionales consideradas como bienes colectivos y derechos internacionales (justicia, derechos humanos, derecho internacional humanitario, lucha contra las drogas, política económica considerada como un bien colectivo internacional y la estabilidad financiera considerada como un bien público mundial; también se incluyen los acuerdos sobre cambio climático).

Este sendero R lo denominamos BLI Banda de Legitimidad Institucional (13). Es de la misma categoría conceptual a la Tasa de Cambio Moral que definí en mi libro El Estado como Mercado (1997) (14)

La estrategia emergente E** como resultado de los diferentes equilibrios temporales de los juegos de C, NC, IC (con sus propios perfiles y funciones de utilidad) se aparta más a menudo de la estrategia deliberada E* (la Constitución formal) y con fuerte intensidad de la banda de legitimidad institucional BLI, o sea la referencia internacional.

El deterioro nacional (por ejemplo el crecimiento desmesurado de IC y de C) aumenta la brecha de R** con respecto a R* y a R. El posicionamiento cambia por ejemplo de 6/10 a 4/10. Debe ser entonces corregida la banda R** con medidas de Estado.

R**< R* < R.

Allí se hacen evidentes las crisis de corrupción sistémica (tipos I, II, III y IV) y la violación de los bienes colectivos internacionales. Existen casos en que la estrategia deliberada (la Constitución del 91 en Colombia) se promulgó con información imperfecta sobre los análisis actuariales de pensiones, la incertidumbre en las anticipaciones del crecimiento del PIB, o el proceso evolutivo de la violencia política.

La estrategia deliberada puede parecer para algunos populistas. Pero este no es el caso pues en economía globalizada el grado de incertidumbre es mayor que en economía cerrada. En el fondo lo que es fundamental es que las instituciones son capturadas por políticos corruptos, narcotraficantes, paramilitares y guerrilleros que extraen rentas, privilegios y contratos y que son un costo muy elevado para el crecimiento económico de largo plazo y el desarrollo social.

Algunas reflexiones son importantes.

Parece existir una correlación entre el PIB per cápita y el IDH Índice de Desarrollo Humano con la brecha entre la estrategia deliberada y la emergente. A mayor PIB per cápita e IDH se tendría una menor brecha y viceversa. Existen también indicios de que la longitud de los ciclos de juego entre C,NC, IC son más largos a medida que los países tienen un PIB per cápita y un IDH mayor. La explicación subyacente es que los cambios Constitucionales en países como Colombia son más frecuentes.

En los países más inestables (en donde la estrategia emergente es más vigorosa) la cooptación del Estado y la exclusión de la sociedad es fuerte y los mesocontratos muy diversificados entre C, NC y IC. Prueba de ello es que los mesocontratos considerados como la Inteligencia Artificial del Sistema Institucional Colombiano son muy diversificados.

En mi libro El Estado Lego y la Fractura Social analicé los siguientes mesocontratos: El agrario, el de Vivienda y Desarrollo Urbano, el Laboral, el Político-clientelista, el de la Paz, el Crédito de Fomento y las Operaciones de Salvamento; el Fiscal y el Plan de Desarrollo Nacional, Departamental y Municipal, el de la Política Cambiaria, el de las Importaciones y el de Promoción de Importaciones, el del FMI/ BM/OMC; el de la Justicia, la Extradición, el de los Media y la Fabricación del Consentimiento para el Pensamiento Único, el de la Protección Social; el de la Descentralización; el Militar y la Seguridad (15).


3. Hacia una teoría compleja de los Shadow State y el proceso evolutivo de la corrupción en el capitalismo.

La experiencia nos ha permitido concluir que la corrupción está ligada a la evolución del capitalismo. Sufre una mutación permanente en un juego de fases (Prigogine, 1994). Las características de una etapa pueden subsistir en la siguiente y aún agravarse. Tiene tendencias globales y locales, de acuerdo con el sistema institucional de cada país.

a. La fase del capitalismo político(1950-90). En esta fase posterior a la Segunda Guerra Mundial el Estado Providencia sucedió al Estado Gendarme y fue posible por las poderosas coaliciones políticas (el tripartismo en Francia después de la liberación o la poderosa coalición Roja-Verde en Suecia, coaliciones que fueron el pago de la deuda sagrada a los defensores de la nación (16).

En mi libro El Estado Lego comparé el perfil de los delitos de la criminalidad (sistema I en EE. UU. y en Colombia) y realicé una calificación de la trayectoria de la justicia según los tres tipos de corrupción sistémica: Impunidad sobre la criminalidad (sistema I); politización y eficiencia de la administración de justicia (corrupción tipo II); y captura del Estado muy vinculada a los delitos de la contratación pública (sistema III) (17).

El perfil global de referencia USA de la tasa de homicidios mostró disminución desde el final de la Prohibición 1933 hasta 1961 el asesinato de John Kennedy en que volvió a subir vertiginosamente hasta 1974 (G. Ford) y luego aumentó levemente hasta Reagan 1981 y Clinton 1993. A partir de Clinton cae en picada hasta el año 2000 (18).

Vale destacar que en plena recesión actual el FBI anunció que en el 2010 los delitos violentos alcanzaron el punto más bajo en 40 años; las evidencias empíricas parecen dar menos capacidad interpretativa de este fenómeno a las variables tradicionales: empleo, mercado laboral o la confianza del consumidor.

Otras variables toman fuerza explicativa: Hay más personas en prisión y se piensa que un mayor número de encarcelamiento puede explicar al menos la 4 parte de la disminución del delito; otro hecho explicativo es que las potenciales víctimas se protegen más por la tecnología; el control policial aumentó más con el criterio de reducir el delito (preventivo) que para maximizar los arrestos. Razones médicas como la reducción del plomo en la sangre, que aumenta la agresividad se dan como explicación ya que el plomo bajó del 80% entre 1975 y 1991; la disminución del consumo de la cocaína es otra variable explicativa; finalmente el cambio cultural particularmente el autocontrol de la población se arguye como un freno a la delincuencia ya que contribuyó durante la Gran Depresión (19).

El perfil local de Colombia en cuanto a la corrupción del sistema I lo sinteticé así para el capitalismo político en El Estado Lego:

- Fase de violencia sin justicia en el Período de la Violencia 1948-54 durante la Hegemonía Conservadora. La justicia confirió prioridad a la apertura de sumarios a los delitos contra las personas, la acusación y el llamado a juicio.

- Pactos implícitos de impunidad en los períodos 1954-65, 1966-71. Se confirió prelación a la apertura de sumarios a los delitos contra el patrimonio pero la justicia penal se inclinó a acusar delitos en contra de las personas, abandonando los del patrimonio. Se legitimó el robo de la propiedad rural.

En el marco de la Ley de Justicia y Paz se abrieron investigaciones contra los jefes paramilitares, con penas blandas decayendo estos juicios los últimos 3 años y se abrieron procesos de reparación de víctimas que tienen que ver con el patrimonio. Parte de la reparación, si no la mayoría, se traslada al Estado con cargo a la supuesta bonanza petrolera y al déficit fiscal: la Ley de Justicia y Paz comienza a asemejarse al perdón y olvido del Frente Nacional (algunos están en la cárcel pero no están presos) con excepción de los extraditados a los USA por razones del narcotráfico. Es lamentable que sólo se han tenido cuatro condenas después de la promulgación de dicha Ley.

- En la fase 1961-87 se produjeron cambios –siguiendo a Rubio- en las atribuciones de los jueces de instrucción que permitieron evacuar buena parte de los sumarios con criterios laxos y sin resolución acusatoria (procesos con sindicado conocido).
Al contrastar esta evolución con la de los mesocontratos dominantes (Revéiz, Democratizar para Sobrevivir, 1989) hay una coincidencia rigurosa: los mesocontratos internos requerían mayor urgencia de solución (el agrario simbolizado en el despojo de tierras y el engaño con la Reforma Agraria de los años 60 y el urbano con el simulacro de presentación de más de 10 reformas urbanas fallidas M1 y M2 o sea las éticas de la concesión. Era prioritario también resolver los problemas de cooptación (M4, M9 y M16) o sea el control político y de los gremios corporativos a través del clientelismo, el manejo de la política cambiaria a través del Crawling Peg, El control cooptado de las familias políticas nacionales sobre los medios de información, el control político clientelista sobre el Plan de Desarrollo y los contratos de Obras Públicas M8. Mi apreciación siempre ha sido que el problema colombiano en esa época no era el imperialismo si no la falta de democracia política y económica (20).
Los tipos de corrupción del sistema I (politización y eficiencia en la administración de justicia y S3 captura del Estado) en esta fase por grupos y lobbies legales y en menor grado ilegales provenientes de los carteles de la droga, eran el mayor freno al desarrollo de la democracia política y económica.
Problemas que trató de resolver la Constitución de 1991 y la globalización en sus enunciados teóricos tras la caída del comunismo. Hasta este entonces el Estado como Mercado se entendió como la captura de las instituciones del estado por el clientelismo político y los lobbies corporativos más que por los carteles de la droga. Con el proceso acelerado de las privatizaciones y adquisiciones y de las concesione de lo público al sector privado, que se intensificaría a partir de los 90, la corrupción se concentró en el sistema III de la Contratación Pública.

b. La fase de capitalismo de la captura del estado y de la eficiencia, o sea el Mercado como Estado Virtual 1990-2001.

Ante la implantación del modelo neoliberal y el Consenso de Washington la corrupción se concentró en las privatizaciones y adquisiciones y en el sistema de concesiones a través del pago a menor precio del patrimonio público y de trasladar los riesgos de las concesiones privadas al sector público y con la eliminación de la contratación pública a costo fijo, se disparó la corrupción en los sistemas II y III politización de la justicia y captura del Estado por la vía de la contratación pública. Los lobbies del sector privado habían perdido las rentas del comercio internacional y los privilegios de las tasas de interés diferenciales con la apertura económica y la globalización. El narcotráfico comenzó a influir en la política para que ésta politizará la justicia (los cambios que analicé en la tasa de cambio moral según períodos presidenciales) aumentó la impunidad, se incrementó la criminalidad y los grupos ilegales criminales y la sub-sociedad IC comenzó también a captura el Estado en el orden Nacional, Departamental y Municipal.

En el orden global, el caso más emblemático del estado fue la privatización en Rusia. Con el derrumbe de la URSS los jefes bien situados políticamente y los tecnócratas del Partido Comunista, la KGB y el Komsomol (la Juventud Comunista) se aprovecharon del poder y los privilegios de la era soviética, con información privilegiada, robaron los fondos públicos y los colocaron en el extranjero en cuentas e inversiones en los bancos. Después con estos fondos crearon negocios en Rusia con contratos privilegiados, licencias con privilegios y subvenciones estatales (21) convirtieron su dinero en acciones de empresas privatizadas. Yeltsin en 1995 privatizó las empresas con vales y dinero efectivo para financiar al Estado dio en garantía las acciones de empresas estatales que finalmente quedaron en manos de los oligarcas, tras no poder redimir los préstamos en 1996.

Así privatizó y dejo en manos de oligarcas y mafiosos los sectores de energía telecomunicaciones la metalurgia y los Media. La concentración del poder industrial y financiero fue tan inmenso que los oligarcas llegaron a tener cerca del 40% PIB nacional. Entre estos vale rescatar Berezovski (caído en desgracia), Mijail Jordorkovski, Román Abramóvich, Vladimir Potanin, Vladimir Bogdanov, Rem Viajirev, Vagit Alekperov, Viktor Chemonyrdim, Viktor Vekselberg, Mijail Fridman. La corrupción se volvió sistémica en sectores económicos, políticos, territorios. Trabajan con la mafia y el crimen organizado y controlan el 85% de las compañías privadas líderes de Rusia.

En el orden local en Colombia cobraron fuerza los tipos de corrupción I, II y III se colapsó el mesocontrato agrario M1 que no soportó la competencia internacional pero se incrementó el despojo de tierras por parte de terratenientes, narcotraficantes y paramilitares. La impunidad en el sistema de S1 y S2 de corrupción aumentó, la flexibilización laboral rompió el mesocontrato laboral M3 que era de concertación; se profundizó el mesocontrato M4 político clientelista con la captura de los políticos corruptos, paramilitares y guerrilleros en el orden local; fracasó el mesocontrato de paz M5, se eliminó el mesocontrato M6 de crédito de fomento subsidiado y las operaciones de salvamento; se fortalecieron los mesocontrato M7 y M15 regional con el aumento de las regalías a los departamentos y municipios que coincidió con el re direccionamiento de la economía colombiana hacia el sector minero y energético y el colapso del sector industria. Se eliminó el mesocontrato M9 del Crawling Peg mediante la libertad cambiaria y se eliminaron los privilegios al sistema de importaciones M10; se eliminó temporalmente el mesocontrato de la extradición M13 con la promulgación de la Constitución del 91 y el Congresito, se mejoró el mesocontrato de los Media con la globalización; y se formalizó el mesocontrato de la seguridad social con la expedición de la Ley 100 de 1993 que es estructuró con un régimen contributivo que sigue las leyes del mercado y otros régimen subsidiado que fue atenazado por la clase política corrupta y las fuerzas ilegales criminales (22).

En esta fase de capitalismo de captura del Estado y de eficiencia los cuatro tipos de corrupción prosperaron; la corrupción ligada a la impunidad referente a los delitos contra la vida y la propiedad de incremento S1. La corrupción relativa a los delitos del narcotráfico fue combatida por las fiscalías entre 1994-97 y 2001 contra los carteles de Cali y Medellín. El efecto sistémico de esta corrupción no pudo ser doblegado. La corrupción del sistema de contratación S3 se disparó, no hubo control de lo público. Tres contralores sucesivos entre 1982 y 1998 fueron condenados por narcotráfico y eran financiados por los carteles de la droga, 20 años toleraron delinquir con los fondos públicos y la contratación del Estado.

Esta fase lamentablemente se caracterizó en el orden global por el saqueo del patrimonio público, en el orden local en Colombia con el crecimiento exponencial de la corrupción en S1, S2 y S3 sin ninguna acción pública en S3. Si vale la pena destacar que hubo mejor Fiscalía que Contraloría.


c. La corrupción en el capitalismo mafioso 2001-2011.

La característica de esta fase radica en que los Estado-Nación y los ciudadanos están sometidos a la jerarquía del sector financiero rentista internacional representado en Wall Street, infiltrado por intereses mafiosos. Es la fase del Estado Providencia para los ricos. El cuarto tipo de corrupción, la ligada a los delitos de manipulación de la información de los riegos sistémicos cobra importancia significativa en el orden mundial particularmente en los países industrializados.

En el orden global, el comportamiento de USA es paradójico. Disminuyen los delitos contra la vida, homicidios en el territorio de Estados Unidos, pero los exporta con las guerras de Irak y Afganistán. La guerra contra las drogas tiene relativo éxito en Usa pero los destrozos son inconmensurables en América Latina, Colombia y México. Un informe del Departamento de Justicia con datos del Centro Nacional de Inteligencia Nacional de Drogas y de la DEA, revela que los narcotraficantes mexicanos operan tanto en Alaska, Argentina y Australia. El tráfico está en Perú, Venezuela, Costa Rica, Chile, Argentina, Puerto Rico y Colombia el eje estructurante es Colombia-México (23).

La corrupción de tipo III y IV se disparó en términos exponenciales. El profesor Stiglitz lo describe acertadamente en su libro Free Fall: el gran hold-up a los contribuyentes norteamericanos y a los demás países se originó por la crisis subprime que le creó a USA un clima de legitimidad nacional y mundial. Stiglitz resalta la necesidad de que se reestructure el 50% de la economía de USA (finanzas, industria manufacturera, energía, educación, salud, transporte). La captura del Estado por los lobbies, que describiremos más adelante, expresa el maridaje entre la política y los negocios, la crisis moral y el triunfo de la avaricia, la captura del congreso y los reguladores por Wall Street y el comportamiento del gobierno como si no tuviera responsabilidad mundial. A ellos se añaden los beneficios exorbitantes de los CEO (24)de las corporaciones financieras antes y después de las crisis subprime, a lo que se añade el abuso de información confidencial de Wall Street, el paso sin pudor del poder político al gobierno corporativo y viceversa. Estos son algunos de los componentes de la corrupción a la americana en sus vínculos con la política, la economía y la sociedad según Stiglitz.

En el orden local colombiano, la corrupción se disparó en los tres primeros tipos de corrupción. Se produjo un colapso del sistema institucional por la corrupción.

El gobierno Uribe colapsó a Colombia durante 8 años. Prueba de ello son los falsos positivos, la corrupción en los sistemas de salud, la contratación de las obras públicas en el orden nacional y local, las chuzadas y el espionaje de magistrados, políticos, intelectuales y periodistas, la violación de los derechos humanos y asesinato de sindicalista, el soborno de los políticos para buscar la reelección del presidente, la financiación de las campañas de los partidos políticos con fondos ilegales, las relaciones dudosas de miembros del gobierno con jefes paramilitares y narcotraficantes.

El gobierno Santos, la Fiscalía General de la Nación y la Contraloría están enfrentando por primera vez con decisión las formas de corrupción del sistema de contratación del Estado.

Referencias

9. BORGES. Los conjurados. Obras completas. T. 3. Editorial Planeta, 2007. p. 594.
10. Tienen respectivamente como función ejercer el control fiscal y vigilar la gestión fiscal de la nación y de los particulares o entidades que manejen fondos o bienes de la Nación; y el Procurador en el numeral 6 del Art. 277 ejercer la vigilancia superior de la conducta oficial de quienes desempeñan funciones públicas… ejercer preferentemente el poder disciplinario, adelantar las investigaciones correspondientes e imponer las respetivas sanciones conforme a la Ley.
11. Ver la interesante tesis doctoral de la que fui jurado en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de MONTOYA, Iván Alonso. “Una contribución a la comprensión de las estrategias deliberadas y emergentes de las organizaciones en una perspectiva evolutiva”. Universidad Nacional, 2010.
12. AOKI, Masahiko. Toward comparative institutional analysis. MIT press, 2001. Versión francesa Michel, Albin. Fondementsd´uneanalyse institutionnelle. 2006 p. 39, 257.
13. El profesor Stiglitz insistía desde 1999 sobre la necesidad de reinventar las instituciones financieras internacionales IFI para responder a las nuevas necesidades del entorno internacional. Cahier de la BEI. Bank Europe Investment. Luxemburgo. (Vol. 3 No. 2), 1998.
14. Recuérdese que la Tasa de Cambio Moral es la aplicación de la teoría económica convencional al entendimiento de la justicia. Con esta tasa se quiere significar el cambio relativo en la preferencia social que han tenido los Gobiernos de los últimos 25 años respecto a la función que debe darse a los delitos que más afectan a los ciudadanos: Narcotráfico, subversión, cuello blanco, terrorismo, secuestro, patrimonio económico. Este último delito se toma como numerario o base de comparación. Se confronta luego con la eficacia en la administración de justicia.
La Tasa de Cambio Moral es la teoría y la medición de la manipulación de la justicia por el poder político.
15. El Estado Lego y la Fractura Social. Bogotá: Academia Colombiana de Ciencias Económicas -ACCE; Centro Colombiano de Responsabilidad Empresarial-CCRE, 2007.
16. TREMOULINAS, Alexis. p.46.
17. Los indicadores del sistema I criminalidad, fueron los delitos contra la vida y la propiedad con base en los datos de Trujillo y Badel; los indicadores del sistema II politización y eficiencia de la justicia fueron la Tasa De Cambio Moral, la investigación y sanción de entidades públicas, la instrucción de sumarios e impunidad (con los datos de M. Rubio), el crecimiento del narcotráfico, el crecimiento de las redes paramilitares (Cuadro 35. El Estado Lego p. 521). Los indicadores del sistema III captura del Estado aplicada a la contratación pública fueron La Línea de Captura, la Capacidad de Sobornar al Estado y la Concentración de las Tierras. Ibidem. p. 521.
18. Ver gráfica El Estado Lego p. 481.
19. WILSON, James Q. Thinking about crime. The Wall Street Journal Americas.En:Portafolio. (junio 4,6, 2011).
20. REVÉIZ, Edgar. Democratizar para sobrevivir. p. 303.
21. Wikipedia. El proyecto de préstamos por acciones y el incremento de los oligarcas.En:http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_la_Federaci%C3%B3n_Rusa#El_proyecto_de_los_.22pr.C3.A9stamos_por_acciones.22_y_el_incremento_de_los_.22oligarcas.22
22. El Estado Lego. Op. cit.
23. Carteles de la droga se toman el continente. El Tiempo (31 de enero de 2010).
24. La remuneración y prestaciones en Wall Street fue de $135.400 millones de dólares en 2007, $121.900 millones de dólares en 2008 y $138.900 millones en 2009. Como proporción de los ingresos fue 36% en 2007, 33.9% en 2008 y 32.1% en 2009. Fuente: Análisis de Wall Street Journal. Thomson Reuters. The Wall Street Journal. El Tiempo. (3 de oct. 2010).

7/17/2011

LA CORRUPCIÓN SISTÉMICA Y LA EVOLUCIÓN DEL CAPITALISMO EN EL SIGLO XXI (CAPITULO I)

I. Las Corrupciones Sistémicas en el Siglo XXI

La evolución del Estado está ligada a la corrupción en la primera década del siglo XXI.
La visión de que en los Estados -Nación se esconde una estructura sistémica de corrupción es cada vez más generalizada entre los ciudadanos, las empresas, los funcionarios públicos y las instituciones internacionales.


1. La Fractura de los Vínculos entre la Democracia y el Capitalismo.

Se han roto los vínculos entre el capitalismo y la democracia (Fitoussi). La democracia se ha convertido en su propio enemigo “la democracia contra sí misma” (Gauchet) (1), la democracia ha sido capturada por las sub-sociedades: Cooptada C, No Cooptada NCe Ilegal Criminal IC(Revéiz)(2).

Se suspendió en el Banco Mundial, sin razón conocida, el más importante e impactante sistema de información sobre la gobernabilidad mundial por países construido con base en seis indicadores claves: a) libertad de expresión y rendición de cuentas; b) estabilidad política y ausencia de violencia; c)eficacia de los poderes públicos; d)calidad regulatoria; e)Estado de Derecho; y, f)control de la corrupción (3).

La corrupción, la desigualdad y la ausencia de democracia han originado las revoluciones de la “primavera árabe” que derrocaron a los líderes de Egipto, Túnez y tienen al borde del colapso a los de Yemen, Siria y Libia.

La corrupción rampante y la evasión de impuestos por la mayoría de la población –hasta la exención de impuestos por disposición Constitucional a los ricos constructores de barcos- ha puesto en situación de colapso a Grecia, la corrupción en Italia mantiene una crisis moral y política sin solución por varios años.

En EE. UU., la enorme corrupción corporativa estalló con la recesión económica de 2001. Se atribuye a la desregulación desenfrenada de los noventa que comenzó con el sector de comunicaciones y la derogación de la Ley Glass- Steagall que socavó la confianza en el mercado de valores. Sucesivos escándalos como los de la Enron, World.com, FXal, Coca-Cola Co fueron solo un presagio de lo que acontecería con la crisis subprime y Wall Street en el 2007 (4).

La autorregulación otorgó de hecho poder rentístico a Wall Street entre 1990 y 2007. La SEC y FED delegaron a los holdings financieros el poder regulatorio lo que le permitió crear a Wall Street y sus aliados un sistema bancario en la sombra o Shadow Banking System una verdadera nanomia financiera. Este sector financiero en la sombra cuyo núcleo duro fueron los holding financieros integró a la banca comercial, la banca de inversión, las aseguradoras, los Hedge Funds, las agencias calificadoras de riesgos y las empresas de propiedad raíz. La explosión del crédito apoyada por los Bancos Centrales de los países industrializados, la compleja ingeniería del mercado de futuro y la distribución de ganancias financieras sin relación con el desempeño del sector real a través de las altas compensaciones de corto plazo CEO y CFO, unificaron los objetivos ad hoc de estas instituciones y sus directivos (5).

Halliburton, proveedor oficial del ejército de USA, pasó del rango 19 al primero entre 2002 y 2003 beneficiándose de grandes contratos dudosos para la Comisión de Control de Gobierno en la Cámara de Representantes dirigida por Henry Waxman, la opinión pública y los Media durante la Guerra de Irak. El vicepresidente Cheney estaba vinculado con ella.

El ex Presidente Conservador Geir H. Haarde de Islandia enfrenta una acusación de negligencia grave por no haber escuchado las advertencias e impedido el hundimiento del sistema bancario islandés en 2008, cuando tuvo que ser rescatado con dinero público a través de una masiva y casi completa nacionalización (6).

La corrupción política y corporativa es también grande en Europa Continental. En Francia, por ejemplo, el vínculo de los grandes negocios corporativos con el poder político es materia de escándalo; por ejemplo la campaña presidencial de Edouard Balladur, antiguo primer ministro, ha sido acusada de haberse financiado mediante retro-comisiones sobre la venta de submarinos a Pakistán. Existen indicios en la justicia que el no pago de dicha retro-comisiones habría originado un grave atentado terrorista en contra de técnicos franceses en Carachi, con varios muertos. Un complejo proceso jurídico está en curso.

En Colombia, un caso extremo en América Latina, la corrupción excesiva amenaza la estabilidad institucional.


2. Cuatro tipos de corrupción sistémica predominan


1. La impunidad de la justicia con relación a los delitos contra la vida, la honra y la propiedad de los ciudadanos, o sea, la impunidad en la administración pública de justicia caracterizada por el despojo de la propiedad rural de los campesinos. Despojo que fue protagonizado fraudulentamente por muchos notarios. 2. La corrupción ligada a los delitos de narcotráfico y de terrorismo que llevaron a la captura del Estado en el orden nacional, departamental y municipal por parte de los grupos armados la guerrilla, los paramilitares y las Bacrim. 3. La corrupción vinculada a los delitos del sistema de contratación del Estado. Un caso escuela del clientelismo político se resume en el hecho que los constructores de obras públicas financian las campañas de los políticos y estos pagan con contratos los favores recibidos. 4. Los delitos de manipulación de la información de los riesgos societales que tiene impacto sistémico. Dicha manipulación de la información se ilustra con el caso del gobierno Bush que inventó la existencia de armas de destrucción masiva en Irak para desencadenar la guerra. O el caso de la empresa estatal TEPCO en el Japón que manipuló la información sobre el estado de la central nuclear de Fukushima, desinformando a la opinión y falsificando los informes de seguridad. O el caso de la manipulación de la información contable de las empresas durante la crisis subprime, la falsificación de los balances bancarios y los conceptos amañados que dieron las calificadoras de riesgos que estaban controladas por los grandes holdings.

En el tercer tipo se resaltan los delitos de colusión para escoger candidatos a las elecciones nacionales y locales por parte de políticos ligados al paramilitarismo –en ocasiones a la guerrilla- como acontece en la actualidad en los departamentos del Magdalena, Sucre, César, Guajira, Córdoba, Bolívar y Atlántico y así controlar la contratación municipal. En el caso colombiano sobresalen también los delitos de sobrecostos y peculado en las obras públicas, falsificación de documentos como en los registrados en la contratación de macro proyectos de Bogotá y en el orden nacional los delitos de conglomerados privados como los Nule, entre otros.

Resalta un caso internacional como el del Gobernador de Illinois que vendió la curul del Presidente Barack Obama y que fue condenado por 18 cargos.

A esto se suman los delitos denunciados por la Contraloría de responsabilidad fiscal vinculados a las demandas por pérdida del patrimonio público, por negligencia, mal manejo de las inversiones de regalías y fondos de sistemas de salud, irregularidades con los recursos de programas de crédito (Agro Ingreso Seguro), el manejo delictuoso de los patrimonios autónomos de las entidades nacionales y territoriales (7).

Los casos señalados en el orden global y local tienen un denominador común:

- La desregulación económica y en particular la financiera incentivó la corrupción de los directivos. La arrogancia del pensamiento único pareció legitimar “sus acciones irresponsables y delictuosas”.

- El vínculo entre la política y los negocios está cada vez más presente en los casos de corrupción y aparece vinculado con los delitos de categoría 2.

- Los ataques contra el orden político existente (Egipto, Túnez, Libia, Yemen, España, Indignez-vous…) tienden a ser encabezados por las clases medias en expansión, frustradas por falta de oportunidades, …educados y familiarizados con la tecnología a quienes no se permite expresar sus puntos de vista… que quieren castigar la corrupción de los líderes o tener un empleo sin tener conexiones políticas (8).

- La clase política corrupta perdió los valores éticos. En mi libro El Estado como Mercado (1997) dije que la globalización sepultó el maquiavelismo. Colombia y la mayoría de los países fueron gobernados por debajo de la mesa. El Estado concebido como un mercado de opciones (similares a las opciones financieras o al mercado de futuros) fue el instrumento privilegiado de las formas de gobierno. Los gobernantes se beneficiaban del relativo grado de protección política y ética que les confería el aislamiento internacional, equivalente al que concedía a los empresarios trabajar en economía cerrada.

Veinte años de globalización neoliberal produjeron la paradoja de más transparencia (por acción de los Media) pero mayor impunidad. La errada decisión de iniciar las guerras de Irak, Afganistán y Libia y los genocidios que se han producido no originan costos a los infractores. El robo de la subprime en EE. UU. –Stiglitz lo llamó hold-up- no generó costos financieros ni sanciones penales si no a un restringido número de CEO del gobierno corporativo y menos aún a quienes fraguaron dicha política, en particular el Shadow Banking System.

- Pocas son las estrategias que tienen los Estado – Nación para enfrentar estos tipos de corrupción con enfoque sistémico (Colombia en particular). Se combaten casos aislados.

Se tomó 20 años de experiencia para que el narcotráfico y el sistema de corrupción colateral pudieran ser combatidos con el enfoque sistémico. Los delitos y la corrupción los delitos contra la vida, honra y bienes apenas comienzan a combatirse en Colombia con enfoque sistémico con base en las leyes de Justica y Paz y la ley de Justicia y Reparación (2011). La corrupción sistémica de la contratación pública y privada que lleva más de 40 años de impunidad sólo comienza a combatirse en el gobierno santos por el grave colapso de los robos de la contratación de Bogotá, el desfalco al sistema de salud, los robos en la contratación en el sistema nacional de regalías y en el sistema general de participaciones y en general la contratación de las obras públicas.

1. GALLIMARD. La démocratie contre elle-même. 2002.
2. Revéiz, Edgar. Democratizar para Sobrevivir, 1989; El Estado como Mercado, 1997; El Estado Lego y la Fractura Social, 2007.
3. El profesor Daniel Kaufman ha sido el líder de esta iniciativa desde 1966. La crítica principal a este sistema proviene de los estudios de Arndt y Oman (2006), Knacks (2006), Kurtsm Shranka (2007), Thomas (2007) y se refieren al método agregado que dificulta comparaciones el en tiempo entre países; la independencia de las evaluaciones, la falta de imparcialidad en el tratamiento de las situaciones nacionales ya que los indicadores están fuertemente influenciados por el desarrollo de cada país. Ver APAZA, Carmen. Controversie autour des indicateurs mondiaux de gouvernance. Problèmes économiques, No. 2963.
4. Revéiz, Edgar. El Estado Regulador de Riesgos. p. 408, 412.
5. REVÉIZ, Edgar. Crisis Mundial 2007: Ético- Política, Clásica, Sistémica, de Confianza y Legitimidad. En: edgarreveiz.blogspot.com.
6. El Tiempo. (junio 12, 2011).
7. Los 11 casos que trasnochan a la Contralora. El Tiempo. 26 de junio de 2011.
8. FUKUYAMA ¿Es China la próxima revolución? The Wall Street Journal Americas.(Sabado, lunes 19, 21 de marzo 2001).

LA CORRUPCIÓN SISTÉMICA Y LA EVOLUCIÓN DEL CAPITALISMO EN EL SIGLO XXI

Los siguientes cuatro Blogs estarán dedicados al tema de las corrupciones sistemicas en el siglo XXI. Aqui la entrega del contenido

Contenido

I. Las corrupciones sistémicas en el siglo XXI.
1. La fractura de los vínculos entre la democracia y el capitalismo.
2. Cuatro tipos de corrupción sistémica.


II. Las Constituciones y las Instituciones como Estrategias Deliberadas y Emergentes.
1. Estrategias deliberadas y emergentes de gobernabilidad.
2. El sendero de equilibrio de las tres sociedades C, NC, IC y los juegos políticos.
3. Hacia una teoría compleja de los Shadow State y el proceso evolutivo de la corrupción en el capitalismo.


III. El Estado- Nación como Mercado.
1. Dos enfoques del Estado como Mercado.
2. La captura del Estado en USA y la crisis actual.
3. La captura del Estado en Francia.
4. La captura del Estado en Colombia: El Estado Lego y la Fractura Social.


IV. Del Estado Providencia al Estado Regulador de Riesgos.

¿Qué nos queda de esta década?

Édgar Revéiz
Academia Colombiana de Ciencias Económicas
Secretario General de la ACCE.
http://www.acceconomicas.org.co/

*** Agradezco la colaboración de María del Pilar Alameda en la elaboración de este documento.