7/17/2011

LA CORRUPCIÓN SISTÉMICA Y LA EVOLUCIÓN DEL CAPITALISMO EN EL SIGLO XXI (CAPITULO I)

I. Las Corrupciones Sistémicas en el Siglo XXI

La evolución del Estado está ligada a la corrupción en la primera década del siglo XXI.
La visión de que en los Estados -Nación se esconde una estructura sistémica de corrupción es cada vez más generalizada entre los ciudadanos, las empresas, los funcionarios públicos y las instituciones internacionales.


1. La Fractura de los Vínculos entre la Democracia y el Capitalismo.

Se han roto los vínculos entre el capitalismo y la democracia (Fitoussi). La democracia se ha convertido en su propio enemigo “la democracia contra sí misma” (Gauchet) (1), la democracia ha sido capturada por las sub-sociedades: Cooptada C, No Cooptada NCe Ilegal Criminal IC(Revéiz)(2).

Se suspendió en el Banco Mundial, sin razón conocida, el más importante e impactante sistema de información sobre la gobernabilidad mundial por países construido con base en seis indicadores claves: a) libertad de expresión y rendición de cuentas; b) estabilidad política y ausencia de violencia; c)eficacia de los poderes públicos; d)calidad regulatoria; e)Estado de Derecho; y, f)control de la corrupción (3).

La corrupción, la desigualdad y la ausencia de democracia han originado las revoluciones de la “primavera árabe” que derrocaron a los líderes de Egipto, Túnez y tienen al borde del colapso a los de Yemen, Siria y Libia.

La corrupción rampante y la evasión de impuestos por la mayoría de la población –hasta la exención de impuestos por disposición Constitucional a los ricos constructores de barcos- ha puesto en situación de colapso a Grecia, la corrupción en Italia mantiene una crisis moral y política sin solución por varios años.

En EE. UU., la enorme corrupción corporativa estalló con la recesión económica de 2001. Se atribuye a la desregulación desenfrenada de los noventa que comenzó con el sector de comunicaciones y la derogación de la Ley Glass- Steagall que socavó la confianza en el mercado de valores. Sucesivos escándalos como los de la Enron, World.com, FXal, Coca-Cola Co fueron solo un presagio de lo que acontecería con la crisis subprime y Wall Street en el 2007 (4).

La autorregulación otorgó de hecho poder rentístico a Wall Street entre 1990 y 2007. La SEC y FED delegaron a los holdings financieros el poder regulatorio lo que le permitió crear a Wall Street y sus aliados un sistema bancario en la sombra o Shadow Banking System una verdadera nanomia financiera. Este sector financiero en la sombra cuyo núcleo duro fueron los holding financieros integró a la banca comercial, la banca de inversión, las aseguradoras, los Hedge Funds, las agencias calificadoras de riesgos y las empresas de propiedad raíz. La explosión del crédito apoyada por los Bancos Centrales de los países industrializados, la compleja ingeniería del mercado de futuro y la distribución de ganancias financieras sin relación con el desempeño del sector real a través de las altas compensaciones de corto plazo CEO y CFO, unificaron los objetivos ad hoc de estas instituciones y sus directivos (5).

Halliburton, proveedor oficial del ejército de USA, pasó del rango 19 al primero entre 2002 y 2003 beneficiándose de grandes contratos dudosos para la Comisión de Control de Gobierno en la Cámara de Representantes dirigida por Henry Waxman, la opinión pública y los Media durante la Guerra de Irak. El vicepresidente Cheney estaba vinculado con ella.

El ex Presidente Conservador Geir H. Haarde de Islandia enfrenta una acusación de negligencia grave por no haber escuchado las advertencias e impedido el hundimiento del sistema bancario islandés en 2008, cuando tuvo que ser rescatado con dinero público a través de una masiva y casi completa nacionalización (6).

La corrupción política y corporativa es también grande en Europa Continental. En Francia, por ejemplo, el vínculo de los grandes negocios corporativos con el poder político es materia de escándalo; por ejemplo la campaña presidencial de Edouard Balladur, antiguo primer ministro, ha sido acusada de haberse financiado mediante retro-comisiones sobre la venta de submarinos a Pakistán. Existen indicios en la justicia que el no pago de dicha retro-comisiones habría originado un grave atentado terrorista en contra de técnicos franceses en Carachi, con varios muertos. Un complejo proceso jurídico está en curso.

En Colombia, un caso extremo en América Latina, la corrupción excesiva amenaza la estabilidad institucional.


2. Cuatro tipos de corrupción sistémica predominan


1. La impunidad de la justicia con relación a los delitos contra la vida, la honra y la propiedad de los ciudadanos, o sea, la impunidad en la administración pública de justicia caracterizada por el despojo de la propiedad rural de los campesinos. Despojo que fue protagonizado fraudulentamente por muchos notarios. 2. La corrupción ligada a los delitos de narcotráfico y de terrorismo que llevaron a la captura del Estado en el orden nacional, departamental y municipal por parte de los grupos armados la guerrilla, los paramilitares y las Bacrim. 3. La corrupción vinculada a los delitos del sistema de contratación del Estado. Un caso escuela del clientelismo político se resume en el hecho que los constructores de obras públicas financian las campañas de los políticos y estos pagan con contratos los favores recibidos. 4. Los delitos de manipulación de la información de los riesgos societales que tiene impacto sistémico. Dicha manipulación de la información se ilustra con el caso del gobierno Bush que inventó la existencia de armas de destrucción masiva en Irak para desencadenar la guerra. O el caso de la empresa estatal TEPCO en el Japón que manipuló la información sobre el estado de la central nuclear de Fukushima, desinformando a la opinión y falsificando los informes de seguridad. O el caso de la manipulación de la información contable de las empresas durante la crisis subprime, la falsificación de los balances bancarios y los conceptos amañados que dieron las calificadoras de riesgos que estaban controladas por los grandes holdings.

En el tercer tipo se resaltan los delitos de colusión para escoger candidatos a las elecciones nacionales y locales por parte de políticos ligados al paramilitarismo –en ocasiones a la guerrilla- como acontece en la actualidad en los departamentos del Magdalena, Sucre, César, Guajira, Córdoba, Bolívar y Atlántico y así controlar la contratación municipal. En el caso colombiano sobresalen también los delitos de sobrecostos y peculado en las obras públicas, falsificación de documentos como en los registrados en la contratación de macro proyectos de Bogotá y en el orden nacional los delitos de conglomerados privados como los Nule, entre otros.

Resalta un caso internacional como el del Gobernador de Illinois que vendió la curul del Presidente Barack Obama y que fue condenado por 18 cargos.

A esto se suman los delitos denunciados por la Contraloría de responsabilidad fiscal vinculados a las demandas por pérdida del patrimonio público, por negligencia, mal manejo de las inversiones de regalías y fondos de sistemas de salud, irregularidades con los recursos de programas de crédito (Agro Ingreso Seguro), el manejo delictuoso de los patrimonios autónomos de las entidades nacionales y territoriales (7).

Los casos señalados en el orden global y local tienen un denominador común:

- La desregulación económica y en particular la financiera incentivó la corrupción de los directivos. La arrogancia del pensamiento único pareció legitimar “sus acciones irresponsables y delictuosas”.

- El vínculo entre la política y los negocios está cada vez más presente en los casos de corrupción y aparece vinculado con los delitos de categoría 2.

- Los ataques contra el orden político existente (Egipto, Túnez, Libia, Yemen, España, Indignez-vous…) tienden a ser encabezados por las clases medias en expansión, frustradas por falta de oportunidades, …educados y familiarizados con la tecnología a quienes no se permite expresar sus puntos de vista… que quieren castigar la corrupción de los líderes o tener un empleo sin tener conexiones políticas (8).

- La clase política corrupta perdió los valores éticos. En mi libro El Estado como Mercado (1997) dije que la globalización sepultó el maquiavelismo. Colombia y la mayoría de los países fueron gobernados por debajo de la mesa. El Estado concebido como un mercado de opciones (similares a las opciones financieras o al mercado de futuros) fue el instrumento privilegiado de las formas de gobierno. Los gobernantes se beneficiaban del relativo grado de protección política y ética que les confería el aislamiento internacional, equivalente al que concedía a los empresarios trabajar en economía cerrada.

Veinte años de globalización neoliberal produjeron la paradoja de más transparencia (por acción de los Media) pero mayor impunidad. La errada decisión de iniciar las guerras de Irak, Afganistán y Libia y los genocidios que se han producido no originan costos a los infractores. El robo de la subprime en EE. UU. –Stiglitz lo llamó hold-up- no generó costos financieros ni sanciones penales si no a un restringido número de CEO del gobierno corporativo y menos aún a quienes fraguaron dicha política, en particular el Shadow Banking System.

- Pocas son las estrategias que tienen los Estado – Nación para enfrentar estos tipos de corrupción con enfoque sistémico (Colombia en particular). Se combaten casos aislados.

Se tomó 20 años de experiencia para que el narcotráfico y el sistema de corrupción colateral pudieran ser combatidos con el enfoque sistémico. Los delitos y la corrupción los delitos contra la vida, honra y bienes apenas comienzan a combatirse en Colombia con enfoque sistémico con base en las leyes de Justica y Paz y la ley de Justicia y Reparación (2011). La corrupción sistémica de la contratación pública y privada que lleva más de 40 años de impunidad sólo comienza a combatirse en el gobierno santos por el grave colapso de los robos de la contratación de Bogotá, el desfalco al sistema de salud, los robos en la contratación en el sistema nacional de regalías y en el sistema general de participaciones y en general la contratación de las obras públicas.

1. GALLIMARD. La démocratie contre elle-même. 2002.
2. Revéiz, Edgar. Democratizar para Sobrevivir, 1989; El Estado como Mercado, 1997; El Estado Lego y la Fractura Social, 2007.
3. El profesor Daniel Kaufman ha sido el líder de esta iniciativa desde 1966. La crítica principal a este sistema proviene de los estudios de Arndt y Oman (2006), Knacks (2006), Kurtsm Shranka (2007), Thomas (2007) y se refieren al método agregado que dificulta comparaciones el en tiempo entre países; la independencia de las evaluaciones, la falta de imparcialidad en el tratamiento de las situaciones nacionales ya que los indicadores están fuertemente influenciados por el desarrollo de cada país. Ver APAZA, Carmen. Controversie autour des indicateurs mondiaux de gouvernance. Problèmes économiques, No. 2963.
4. Revéiz, Edgar. El Estado Regulador de Riesgos. p. 408, 412.
5. REVÉIZ, Edgar. Crisis Mundial 2007: Ético- Política, Clásica, Sistémica, de Confianza y Legitimidad. En: edgarreveiz.blogspot.com.
6. El Tiempo. (junio 12, 2011).
7. Los 11 casos que trasnochan a la Contralora. El Tiempo. 26 de junio de 2011.
8. FUKUYAMA ¿Es China la próxima revolución? The Wall Street Journal Americas.(Sabado, lunes 19, 21 de marzo 2001).

1 comentario: