3/02/2010

CRISIS MUNDIAL 2007: ÉTICO-POLÍTICA, CLÁSICA SISTÉMICA, DE CONFIANZA Y LEGITIMIDAD (PARTE 2)

(Continuamos con la parte 2. Para leer la Introducción y la Parte 1, revisar el capitulo anterior)

II- DE LA CRISIS CLÁSICA A LA CRISIS SISTÉMICA (ETAPA 2)

1. El Shadow Banking System o la Nanomia Financiera.



La explicación más aceptada de la crisis financiera subprime es la de Minsky, que pone en paralelo el ciclo de crédito expansivo y la inflación del precio de los activos.

Tres temas deben ser precisados.

El primero consiste en que la vivienda se comporta como un bien complejo, más cercano a los activos financieros que a los bienes de consumo ordinario. El segundo, la forma cómo se articula la teoría de Minsky con la visión de Schumpeter sobre la evolución económica, la teoría de los ciclos y la teoría sociológica de la evolución del capitalismo. El tercero, de qué manera se configuró la auto-organización perversa -la nanomia financiera- que finalmente condujo a la crisis e involucró a Wall Street y a los bancos, los hogares e inversionistas del sector formal e informal, legal e ilegal, los políticos, los reguladores, los media….

En cuanto a la vivienda, Orleán destacó que no es un bien ordinario sino que se comporta como un activo financiero. Su característica de activo financiero es que el alza de sus precios no disminuye su demanda, sino que refuerza la dinámica alcista. Toma el argumento de Martín Feldstein quien dice: “en dónde un hogar promedio de EEUU hubiera podido encontrar un activo que se aprecia al 9% anual, y puede financiar el 80% con un crédito hipotecario con tasas de interés de 6%, deducibles de impuestos, lo que significa un rendimiento anual de 25%” (Orleán pag. 19). Los precios inmobiliarios en EEUU aumentaron entre 1997 y 2007 un 171%, 139% en Francia, 189% en España y 211% en el Reino Unido).

Hay otros mecanismos que reforzaron en EEUU el impacto del aumento de precios sobre la demanda: a) el sistema crediticio que permite transformar la plusvalía latente del bien inmobiliario en dinero líquido por la vía de obtener un nuevo endeudamiento. Sistema que permitió financiar, en buena parte, el consumo de los hogares aún en las coyunturas de estancamiento del salario real. Greenspan estimó que durante el periodo 1991-2005 quinientos veinte millares de dólares por año fueron hechos líquidos con las nuevas hipotecas. (Orleán pag. 21). b) Si el hogar espera mucho tiempo en usar este mecanismo, la vivienda se vuelve demasiado cara para su nivel de ingresos pues estos aumentan menos que proporcionalmente, con mayor razón en la coyuntura en que China saca al mercado global su ejército de reserva de mano de obra, que comprime los salarios internacionales.

En cuanto a la teoría central de Schumpeter [18] de que el factor potenciador del progreso económico es el empresario innovador, podemos afirmar que la subprime fue todo lo contrario, o sea una innovación perversa que aglutinó a los actores económicos y sociales como una nanomia financiera.

La titularización de las hipotecas subprime MBS fue una innovación perversa y su forma de administración y venta -vía el mercado OTC- fue informal, opaca y en muchos casos ilegal; introdujo un nuevo procedimiento de “crear dinero de manera exponencial” por parte de los particulares; abrió nuevos mercados en los fondos de pensiones, poniendo en riesgo y destruyendo las pensiones de trabajadores honestos, particularmente en EEUU, Europa y Asia.

El empresario modelo no fue Bill Gates, gran innovador tecnológico, sino George Soros, genial manipulador en el límite de la ilegalidad de los mercados financieros especulativos. En el plano político el modelo no fue Barack Obama, honesto y visionario, sino George W. Bush, de poca inteligencia, manipulador y experto en la captura del Estado a favor de los grandes grupos financieros.

Concluido el ciclo expansivo de la economía de la información, después de la caída del comunismo en los 90s –década en que EEUU capturó el crecimiento económico mundial- el país pudo comportarse de dos maneras alternativas para mantener e incrementar el ingreso per cápita y el bienestar de los norteamericanos.

La primera, cómo gran inventor e innovador, haciendo ingresar la economía mundial en un nuevo ciclo tecnológico de la biotecnología y de la substitución de la energía contaminante en términos de sostenibilidad ambiental, como lo propuso oportunamente el candidato la presidencia Albert Gore. Este modelo hubiese desarrollado su ventaja comparativa histórica como lo hizo con el ciclo de los ferrocarriles 1842-1897, el ciclo mercantilista, la electricidad, la química y el automóvil.., el ciclo de la informática y las punto-com 1990-2001. La segunda que adoptó Bush, fue la de usar la vivienda como sector líder, y mediante una sofisticada ingeniería financiera para comportarse como rentista mundial, al crear voluntaria o involuntariamente la nanomia financiera, que los demás Estados-nación acogieron sin beneficio de inventario con la falsa idea de que toda innovación norteamericana – incluida la perversa- era eficiente, legal y legítima. El PIB per cápita en PPA medido en dólares constantes del 2007 pasó de US$27.008 a US$33.824 dólares entre 1980-1990, luego a US$40.000 en el año 2000, y permaneció así hasta el año 2007, año de la crisis [19].

Para instrumentar el modelo, aprovechó la agresividad mundial, pues la mano invisible del mercado no puede funcionar sin un puño escondido: Mac Donald’s no puede prosperar sin Mac Donnell Douglass, que construye los F-15. Y el puño escondido que hace el mundo más seguro para las tecnologías de la Silicon Valley, se llama la Armada, la Fuerza Aérea, la Fuerza Naval y los Marines de EEUU [20].

La Nanomia Financiera o el Shadow Banking System

Esta auto-organización financiera resultó del uso del poder rentístico por parte de Wall Street, entre 1990 y 2007 mediante:

• La delegación de la regulación financiera por parte de la SEC y de la FED a los holding financieros permitió crear un sistema bancario en la sombra o Shadow Banking System. Esto facilitó la creación exponencial de dinero por los holdings financieros en la sombra, lo que fue apoyado por la ligereza de muchos Bancos Centrales de los países industrializados y las bajas tasas de interés mundiales, que fueron lideradas por la política de Greenspan. Mientras a los países emergentes se les exigía disciplina fiscal y monetaria, los EEUU mantuvieron exorbitantes déficit fiscal y externo.

• La captura del Estado en EEUU por parte de Wall Street compitió con el complejo industrial-militar, la industria petrolera y la farmacéutica. El partido Republicano en cabeza de Bush y Cheney hizo explícita esta política en EEUU que antes eran pactos ad hoc.

• Dado que EEUU presta el “servicio público de seguridad internacional” en la lucha contra el terrorismo, con altísimos costos fiscales y humanos, se crearon las condiciones para establecerse como rentista mundial, lo que le permitió cobrar la deuda por los servicios de seguridad suministrados.

• La simbiosis de EEUU y China para el manejo de los excedentes y déficit, frenó la innovación en EEUU en sentido Schumpeteriano y aclimató su condición de rentista.

Recuérdese que el boom de la new economy en EEUU “fue precedido de una fase dolorosa de destrucción-creativa en los años anteriores a 1992 (la contracción entre julio de 1990-III y marzo de 1991-I, duró 8 meses). La nueva economía (The new economy) produjo un boom que duró 10 años y que llegó a su fin con la contracción económica de marzo 2001-I que duró hasta noviembre de 2001-IV.”
“En ella declinó el producto y el empleo, ayudado por los efectos de los atentados terroristas del 9-11 del 2001. Su descenso acumulado fue de 2/3 del promedio de las seis recesiones anteriores. Después de tener un pico- peak- en septiembre de 2000, la producción industrial declinó durante 12 meses cerca de 6%, sobrepasando la caída promedio de las anteriores recesiones que había sido 4.6%.

La economía siguió expandiéndose hasta marzo de 2001, mientras la industria entró en crisis por efectos de las empresas tecnológicas ligadas a la new economy que se estancaron en octubre de 2000. O sea, que la transformación cualitativa del sector tecnológico estuvo en el corazón de la crisis” [21].

El sistema financiero quedó fragmentado: por una parte, un sistema institucional minoritario, legal, legítimo, que actuó bajo el radar de la regulación delegada por la SEC y la FED y que usó los descuentos del FED y el acceso a los depósitos de seguros del FDIC. La otra parte, mayoritaria, informal e ilegal, sin regulaciones y opaca, el Shadow Banking System -banqueros no bancarios- que captan recursos de corto plazo para financiar operaciones de largo plazo. Estos últimos actuaron con altísimos niveles de riesgo y apalancamiento, y podían o no ser respaldado por la liquidez de los bancos centrales. El resultado fue el Shadow Banking System que creó un apalancamiento explosivo y altísimos riesgos de liquidez por fuera de la vigilancia de la FED [22].

• Este enfoque coincide con las visiones europeas como la de Catherine Lubochinsky para quién las innovaciones financieras contribuyeron a la explosión de las obligaciones, acciones y activos de los bancos y del sistema de “banca en la sombra”. Sin embargo, no fueron los derivados ni la titularización como tales los que desestabilizaron los sistemas financieros, pero si los excesos en términos de complejidad, opacidad y apalancamiento. Así, a comienzos de 2008, la deuda privada representó 225% del PIB del Reino Unido, 150% en EEUU, y 125% en la Zona Euro; para los hogares esta proporción alcanzó 180% en Reino Unido, 140% en EEUU, y 80% en la Zona Euro.

La idea subyacente era que un sistema financiero eficaz contribuía al crecimiento económico, sin tener en cuenta los excesos de creación de dinero, tantas veces señalado por los más importantes economistas. Es bien conocido que el efecto de apalancamiento excesivo es pro-cíclico y fuertemente desestabilizador cuando la economía crece menos y cuando caen los mercados financieros o se produce el alza en las tasas de interés. Pues se engendran tasas de moratoria muy elevadas y porque la necesidad de des-endeudamiento que es su consecuencia, acentúa el estancamiento por la baja de los mercados como había teorizado Minsky [23].

El Shadow Banking System se asemeja en la biología, a la configuración de la nanomia u otros celentéreos coloniales (ver grafica 1). Se trata de múltiples individuos -en nuestro caso múltiples instituciones- que presentan formas y estructuras distintas según la función que desempeñan, pues unos se encargan de capturar las presas, otros de la defensa, y otros de la reproducción. Cómo lo describen en los “”Ocho Hitos de la Evolución” John Maynard Smith y Evors Szathmary, estos organismos funcionan como una “colonia” constituida por individuos que tuvieron vida propia, pero que evolucionaron hacia una morfología integrada para realizar distintas funciones: flotador, bomba, tentáculo y producto de gametos [24].

En paralelo, la colonia del “sector financiero en la sombra” se constituyó por instituciones bancarias y financieras formales, informales e ilegales cuyo núcleo fueron los holdings financieros. Se creó una caja negra que “integró” a los bancos comerciales, la banca mercantil, la banca de inversión, las aseguradoras, los Hedge Funds, y las Agencias Calificadoras de Crédito. La explosión del crédito, la compleja ingeniería del mercado de futuros y la distribución de las ganancias financieras sin relación con el desempeño del sector real, a través de las altas compensaciones de corto plazo a los CEO y CFO, unificaron los objetivos ad hoc de estas instituciones.


En el grafico 2, se sintetiza la estructura general del sistema desde el ángulo de la economía evolucionista.

• La estructura general consta de un sistema interno y otro externo.

• El sistema externo lo conforma la FED, que llevó a cabo una política monetaria laxa; la SEC, que delegó la regulación a Wall Street; Freddie Mac y Fannie Mae que dieron en connivencia la cobertura de los créditos.
Freddie Mac es una corporación gubernamental de capital abierto, patrocinada por el gobierno, y concede y asegura préstamos. Fannie Mae es la Asociación Nacional Federal Hipotecaria, un gremio con funciones parecidas a Freddie Mac.
La SEC y la FED mantuvieron a flote el sistema financiero en su conjunto antes y después de la crisis, con el musculo financiero de Freddie Mac y Fannie Mae. Antes, “delegándole” las funciones del regulador, y después, mediante las gigantescas operaciones de salvamento utilizando política monetaria y fiscal. Vale destacar el plan de rescate financiero de EEUU -Emergency Economy Stabilization Act of 2008- que autorizó al Secretario del Tesoro a gastar US$700 mil millones de dólares de dinero público para la compra de los activos basura, en particular, los títulos respaldados por hipotecas, a los bancos nacionales para salvarlos de la quiebra. El programa TARP -Trouble Asset Relief Program- fue un alivio para los activos problemáticos, además de ser usados para el rescate de bancos se usó para el rescate de las automotrices locales General Motors Corporation y Chrysler.

Gráfico 2. Economía Política de la Crisis Subprime



El sistema interno está conformado por los agentes de la oferta y la demanda, por los holdings de la multibanca y por los inversionistas [25].

• Los agentes de la demanda -los prestatarios- son los hogares, las pymes, se relacionan con los agentes de la oferta, particularmente los bancos y las SAL (Savings and Loan Corporations) en calidad de prestamistas y originadores. Esta relación se hace en forma directa o mediante agentes hipotecarios. Al existir las categorías prime y subprime (Ninja: no income, no job, no asset) subyace un proceso de selección adversa, ya que el demandante sabe que no cumple las condiciones para honrar el préstamo, y el prestamista, en muchos casos, cierra los ojos sobre la viabilidad del reembolso del préstamo pues sabe que este va a ser titularizado y llegará seguramente a las manos de un inversionista desconocido. Desde el ángulo de muchos prestamistas y prestatarios hay riesgo moral, pues ambos asumen más riesgos de los que deberían incurrir, luego de otorgar o recibir el préstamo.

• Los Holding o núcleo duro de la multibanca actúan como un sistema de banca de inversión en la sombra o Shadow Banking System [26] . Son una caja negra que cumple la función de fideicomisario, estructurador, emisor, calificador de riesgo, colocador, garante, asesor legal y titularizador. Todo esto fue posible por la “delegación” de la regulación en Wall Street por parte de la SEC y la FED y porque la Ley de Modernización de Servicios Financieros de 1999 -que reemplazó importantes artículos de la Glass Steagal Act- eliminó la frontera entre la banca comercial y la banca de inversión, lo que permitió multiplicar el capital de apalancamiento en el año 2004 (Ocampo 2009) y autorizó a que los agentes no bancarios rompieran la simetría de los plazos de la financiación y sus fuentes de recursos. Se permitió la concesión de préstamos de largo plazo con fondeo de corto plazo.

Por esto, los Holding convertidos en Shadows Banking System actuaron como motores y promotores del sistema, y en términos darvinistas, fueron los tentáculos que capturaron las presas y reprodujeron el sistema exponencial de desarrollo de los Derivados Financieros en el mercado global OTC, que alcanzó una cifra total de US$ 1.600 millones de millones en 2008, según reporta el BIS al alcanzar entre 27 y 29 veces el PIB mundial de ese año [27].

Los holdings financieros fueron los promotores del sistema.

A estos holdings se sumó la ruptura de legitimidad del sistema por parte de las Agencias Calificadoras de Riesgos que subestimaron los riesgos de los títulos, ya que eran a la vez juez y parte. La burbuja fue financiada mayoritariamente por los productos estructurados, en particular los MBS y los CDO de MBS. En 2006, el 75% de los préstamos subprime y el 87% de los préstamos prime fueron titularizados, contra 46% y 75% respectivamente en 2001. Los créditos hipotecarios se sacaron del balance de las instituciones emisoras (los Originadores) y fueron reestructurados por los Estructuradores (Arrangers) para ser vendidos a los inversionistas bajo la forma de productos estructurados [28]. Baste recordar la capacidad de engaño, corrupción y oportunismo de las Agencias Calificadoras respecto de los créditos subprime: 80% de éstos fueron financiados por tajadas senior de MBA calificadas con AAA, contra 2% de categoría especulativa, BB+ y hacia abajo o de tipo equity no calificadas. Los 18% restantes fueron financiadas por tajadas mezzanine de categoría inversión cuya nota AA+ y BBB-. Con razón, la composición de CDO fue calificada como el juego de las muñecas rusas –Matroskas- (FMI, GFSR Octubre 2008, citado por Orleán pag. 61)

A la segmentación funcional del mercado financiero (banca comercial, banca de inversión, savings and loan corporations y aseguradoras), se agregó el hecho de que la desregulación rompió la Ley Anti-monopolio -Sherman Act- que impedía la competencia desleal entre los bancos y las corporaciones de préstamos y vivienda del orden nacional, estatal y local. También se eliminó el impedimento de que los banqueros participaran en los Consejos de Administración de las empresas comerciales, industriales y de servicios.

Se eliminaron así las ventajas del sistema federal norteamericano en beneficio del egoísmo para el lucro de Wall Street.

• Los fideicomisos SIV y SPE se convirtieron en instrumento fundamental de la caja negra o Shadow Banking System.
SPV o SPE Special Purpose Vehicle o Special Purpose Entity: para el montaje de la titularización se crearon instituciones de naturaleza fideicomisaria, ad-hoc, con vida limitada, con el propósito de administrar los portafolios de los activos subyacentes y emitir títulos representativos de deuda, separándolos de las otras obligaciones del holding o de sus instituciones bancarias. (Orleán).
SIV Structured Investment Vehicles. Vehículos Estructurados de Inversión. Forman parte del sistema bancario en la sombra, fueron inventados por el Citigroup en 1988 y han sido utilizados por los bancos hasta la crisis de 2007 como estructuras ad-hoc que les permiten evitar las obligaciones de utilizar fondos propios. Captan recursos de corto plazo a bajo interés y bajo riesgo (por lo general a 90 días de maduración) ABCP Asset Backet Commercial Papers, para ser prestados a largo plazo y con alto interés, produciendo un mayor beneficio para los inversionistas que gustan de asumir alto riesgo.

• Los inversionistas principales del sistema fueron otros bancos, ciudades y municipios, compañías aseguradoras, fondos de pensiones, o inversionistas privados.
A medida que la crisis se fue profundizando, se conocieron informaciones precisas sobre los inversionistas afectados, particularmente los fondos de pensiones, las ciudades y los municipios.
Un caso interesante es el de Dubai, que por su elevado endeudamiento, particularmente de las empresas estatales –US$80 mil millones de dólares- podría perder su estatus de Centro Financiero Regional a cambio de un paquete de rescate proveniente de su vecino petrolero Abu Dahbi., ambos forman parte de los Emiratos Árabes [29] Dubai solicitó una moratoria de los pagos de su deuda por valor de US$59.000 millones de dólares y pasivos del Holding Dubai World. Podría tener que volver a especializarse en los sectores de comercio y servicios y renunciar a su pretensión de convertirse en Centro Bancario Regional. En 2008, los servicios financieros representaron 8.3% del PIB, y las bolsas de Dubai perdieron el 22% de su valor de mercado entre el 30 de noviembre de 2008 y el 9 de diciembre de 2009, y las de Abu Dahbi el 8.3% [30].

A pesar de la caída de las acciones de Dubai y del retiro record en Abu Dhabi, están atrayendo inversionistas que consideran que las empresas de telefonía, aerolíneas y operadores portuarios se han vuelto una ganga [31].

• Los canales de propagación de la crisis al resto del mundo se surtieron a través del sector financiero, el sector real de la economía y el nivel de actividad que impulsó el desempleo y la pobreza (ver el zoom de los efectos en la parte III).

2. Articulación de los Riesgos de los Actores en el sistema de Auto-regulación Perversa.

Esta poderosa colonia articuló sus intereses con la lógica que explicamos a continuación:

a. Los ciudadanos y los hogares.

Aunque desprotegidos, engañados o auto-engañados, contrataron hipotecas de alto riesgo en EE.UU para buscar su rápido enriquecimiento dentro del “sueño americano”. Eran clientes NINJA (no income, no job, no asset). Según el Banco Mundial, el 60% de los préstamos que hicieron fueron hechos sin ninguna documentación o verificación del ingreso del prestamista [32]. El crédito tenía como anzuelo -teaser- un tipo de interés promocional de 4% los dos primeros años, y a partir del tercer año se ajustaba al 10%. Mientras subió el precio de la propiedad, con inflación controlada y baja tasa de interés, el sistema funcionó. El deudor podía refinanciar la hipoteca al utilizar el dinero proveniente del segundo crédito para ir pagando el primero. Cuando el precio de la propiedad dejó de subir o bajó, o la tasa de interés subió por efecto de la política monetaria -o de la naturaleza del contrato-, el deudor no pudo refinanciar la hipoteca. Entonces, la deuda del banco fue superior al precio del inmueble.

La crisis estalló tras las ejecuciones hipotecarias –en un número de 1.200.000 operaciones en el 2006- con más de 4 millones de familias engañadas o auto-engañadas con estos prestamos subprime en la misma fecha. Esto llevó a la quiebra a medio centenar de entidades hipotecarias, en el plazo de un año. Ya en 2006, la crisis inmobiliaria se trasladó a la bolsa, y el índice bursátil de la construcción, US Home Construction Index, cayó 40%. Según el American Bankruptcy Institute, el 2 de octubre de 2009 se totalizaban 1.046.449 bancarrotas de los consumidores durante los primeros nueve meses de este año.

Tampoco hubo autorregulación en el hogar para vigilar la capacidad de ahorro y el endeudamiento.

Así, fueron los riesgos de insolvencia de los deudores, que existían desde el nacimiento de su deuda y que eran bien conocidos, los que bautizaron esta innovación financiera como subprime [33]. El incentivo en las compensaciones incrementó el otorgamiento de los cerditos e indujo a los funcionarios bancarios a otorgar préstamos más riesgosos. Según el Federal Reserve Bank of Chicago, un incremento de 47% en la tasa de aprobación del crédito aumenta en 24% la tasa de quiebras [34].

Según el balance hecho en noviembre de 2007 por The Sander Responsability Lending Act, el impacto de los prestamos subprime hechos en 2005 y 2006 cubrieron 44.5 millones de casas cuyos precios se devaluaron, por un total de $223 billones de dólares. Los dueños vieron disminuir el valor de sus propiedades en un valor promedio de US$ 5.000 dólares.

b. Los facilitadores de crédito y los agentes inmobiliarios.

El Banco Mundial con razón señaló que entre el 40% y 50% de los préstamos subprime fueron hechos por prestamistas independientes no bancarios entre los años 2004 y 2006[35].

Otras fuentes señalan que el 70% de los préstamos no los solicitaron los bancos sino agentes inmobiliarios, que actuaban como intermediarios entre el prestamista y el comprador (agentes de bienes raíces, tasadores, abogados, real estate, inversionistas independientes) que con frecuencia utilizaban medios ilegales para obtener los préstamos [36].

Según el Miami Herald, se aprobaron 4.056 licencias para colocar hipotecas a personas que tenían antecedentes penales [37].


c. La titularización y los bancos de inversión.

En el gráfico 24 se incorporan las empresas, los gestores y los operadores territoriales, los grupos y los lobbies.

Aunque las titularizaciones solo alcanzaron el 10% de las acreencias inmobiliarias, no fueron objeto de autorregulación ni de regulación formal, y tuvieron un efecto devastador.

La deuda fue vendida mediante titularización de crédito o compra de bonos y las hipotecas fueron retiradas del cuerpo de los activos del balance y fueron transferidas a los fondos de inversión o a los planes de pensiones. Los prestamistas del Banco transfirieron su riesgo al titularizar éstas acreencias bajo la forma de CDO (Colateral Debt Obligations) divididas en “pedazos” con diferente nivel de riesgo.

Un grave error en el cálculo de los riesgos, consistió en fundamentar el análisis sobre la hipótesis del comportamiento histórico de quiebra de los deudores, sin tener en cuenta los efectos de la estabilización -ruptura de la burbuja- con la baja del valor de los mismos colaterales -los inmuebles hipotecarios.

Estos títulos se dispersaron en complejas operaciones de refinanciación o la disimulación de los riesgos y perdieron “trazabilidad”. No podían ser identificados con el “GPS de control” por los débiles reguladores o por los interesados autorreguladores que perdieron transparencia.

Su riesgo exigió cobertura a través de los Credit Default Swaps (CDS), cuyo monto se escaló en muchos años; y por estar emitidos en contratos fragmentados, su seguro fue parcial [38].

Los CDS son instrumentos financieros por los cuales una persona recibe una prima contra un pago eventual, en caso de que el emisor del instrumento financiero quiebre. En EEUU, los CDS están solo sometidos a las disposiciones antifraude del derecho general del Sistema General de Valores.

La SEC autorizó en el 2004 el mayor apalancamiento –los fondos propios sobre el crédito acordado- al pasar de 1:12 hasta 1:40, gracias a la emisión de instrumentos financieros que sobrepasaron los límites de prudencia. En la realidad, las garantías de la deuda ofrecidas por los “apalancadores” de créditos entre ellos AIG, Fannie Mae y Freddy Mac, hizo que los préstamos excedieran los propios capitales hasta 1000 veces [39].

Bajo la presidencia de Christophe Cox, senador republicano, se profundizó el enfoque desregulacionista y neoliberal. Cómo lo había sostenido él, en el Private Security Litigation Act de 1995 (PLSRA) que es una ley para limitar la actuación pública ante las quejas de las corporaciones informáticas privadas en California [40].

Con estos antecedentes, la SEC solo lanzó las primeras encuestas en junio de 2007, pero sólo solicitó a los fondos de inversión de registrarse en ellos, sin controlarlos.

Las agencias calificadoras de riesgos (Credit Ratings Agencies), fueron sometidas a registro en la SEC tan sólo en el 2006; se autorizó su inspección, pero sin poder modificar sus métodos de supervisión [41].

Sólo hasta julio de 2007 se creó la única autoridad de auto-regulación, la FINRA (Financial Industry Regulatory Authority), con la fusión del NASD (National Association of Securities Dealers) y la NYSE (Bolsa de Nueva York). La SEC modificó la interpretación de la sección 400 de la ley Sarbanes-Oxley de control interno, y tomó la medida solo desde el ángulo de la reducción de los costos para aplicarla y nó como un instrumento para mejorar la supervisión.

La disimulación de los riesgos crecientes, el aumento de los precios de los activos, la abundancia de liquidez y la creación de dinero, de hecho, también se hizo con respecto a los ABCP (Asset Backed Commercial Papers) y a los ABS (Asset Backed Securities).

Los ABS (títulos emitidos a corto plazo) llegaron a vencimiento por un monto de US$ 900 billones americanos sobre US$ 4.000 billones americanos [42].

A pesar de su riesgo implícito y de estar por fuera del cuerpo de los balances contables de las entidades, los bancos comerciales, los intermediarios y bancos de inversión debieron honrar dichas obligaciones. Recuérdese que desde 2005, se habían identificado los residential mortgage securities como la principal fuente de riesgo. Sin embargo, los reguladores no actuaron a tiempo, y el peso de estas operaciones aumentó desde el 7% al 17% del PIB estadounidense. En septiembre 15 de 2009, un año después de la crisis, los ABS AA se negocian con tasas de descuento de 0.67%, y a 90 días, con un tasa de 0.32% [43].

Cómo lo señaló Delion: “la ceguera no fue tan sólo en EEUU, fue a nivel internacional”.

El Foro de Estabilidad Financiera (FMI, Banco Mundial, BRI, BCE, y los representantes de los bancos centrales de 13 países), reunido en 2007, señaló que la debilidad se había limitado a ciertas porciones del mercado subprime, y que por ello no había una seria amenaza sistémica [44].

d) Los Fondos de Cobertura (Hedge Funds) o los fondos especulativos fueron difusores de la crisis financiera. Buscan el máximo rendimiento de corto plazo; el precio de las acciones, para ellos, es resultado de la oferta y la demanda, más no guarda relación con el valor, -y se interesan también en el mercado de monedas, materias primas, activos titularizados, sanos o tóxicos. En numero de 8000, sin obligación de registro en la SEC, pues la iniciativa de control fue anulada por la Corte Federal al ser apelada por el Distrito de Columbia en 2006; su valor era de US$ 2 millones de millones de dólares en 2007: 31% en manos de particulares, 14% en los fondos de pensiones, escapándose a cualquier regulación pues el 70% estaban en paraísos fiscales.

La crisis ético-financiera mundial no acabó con la rentabilidad de los Hedge Funds. Siguen funcionando con la regla 2-20, es decir 2% anual para los gastos de gestión y 20% sobre las plusvalías. Estudios recientes de Per-prac, muestran que hoy las plusvalías han disminuido ligeramente al 18%. Sin embargo, las reglas de la gobernabilidad corporativa se han mejorado, con aumentos en los costos de la regulación [ 45].

e) Los Monoliners.
La mayoría de los autores han insistido en la alianza contra la naturaleza (nature) de los bancos y las compañías de seguros [46].

Se insiste en los riesgos que tomaron las compañías de seguros y reaseguros cuando desarrollaron una actividad cuasi-bancaria para apalancar el crédito de los derivados y de los productos estructurados.

Algunas empresas aseguradoras y re-aseguradoras llamadas Monoliners, que en un comienzo sólo garantizaban los empréstitos de las colectividades locales, respaldaron los empréstitos de éstas para que tuvieran tasas bajas de interés. Ampliaron su caución a los productos financieros estructurados que resultaron de operaciones de titularización, aunque éstos tuvieran una calidad mediocre. Así, respaldaron los riesgos de la subprime.

La banca o los monoliners en Europa partieron del negocio de los seguros de vida. Se unió el negocio bancario con el de seguros, con el propósito de diversificar los riesgos. En efecto, la banca aseguradora diversifica sus riesgos con estrategias de valores parcialmente sin correlación: los riesgos bancarios están ligados al riesgo de contraparte, proveniente de las operaciones de crédito y que están poco correlacionados con los riesgos de los seguros, que son reales, de mortalidad, longevidad y daño en bienes y personas. Sin embargo, cuando se mira desde el lado del grupo conglomerado, la diversificación que procura el negocio de los seguros al negocio bancario, no se refiere sino a un riesgo suplementario que es el riesgo de los seguros de vida y de ahorro. (Ver Trainar, pag 92). Se concluye que el efecto de la diversificación procurado por la combinación optima de los seguros y los bancos no reduciría la volatilidad, o sea el riesgo del conglomerado, que es entre 5% y 10% en las hipótesis optimistas, y de 2.5% a 5% en las hipótesis realistas.

Estudios econométricos que han sido realizados en EEUU, Reino Unido y Alemania, con datos bursátiles y de los seguros de vida y bancarios, muestran que la probabilidad de un efecto de contagio es significativa desde las compañías de seguros a los bancos y que crece fuertemente en situaciones extremas. Sin embargo, las simulaciones históricas señalan que tanto las empresas de seguros como los bancos y el conjunto del mercado han estado más afectados por los choques macroeconómicos que por los choques imputables a las empresas, compañías de seguros o los bancos.

f) La captura del Estado en las redes cooptadas, no cooptadas e ilegal criminal. (ver gráfico 24)


La crisis de naturaleza ético-política en la cúpula financiera de Wall Street en los EEUU, del mundo desarrollado y de los países emergentes fue arriba analizada.

g) Las Fallas de las Normas Contables de Evaluación, las Agencias Calificadoras y las Empresas de Auditoria.
El sistema de “auto-regulación ligera” ha estado legitimado por estas instituciones.

La obligación de avaluar los activos al valor de mercado – mark to market- ha sido impuesta por las normas contables americanas de un organismo privado, el FASB (Financial Acounting Standard Board) y fueron hechas obligatorias por la SEC en EEUU y por el IFRS (International Financial Reporting System) en la Unión Europea en el 2005. Una débil auto-regulación ha sido asegurada por el IASB (International Standard Accounting Board), que reúne a los contadores. Cómo lo señaló Delion, ésta valoración de los activos tiene un carácter pro cíclico, que puede falsear las expectativas de los agentes.

Las agencias calificadoras de riesgos, que actuaron de hecho como auto-reguladoras del sistema, eran dependientes de la banca de inversión o al mismo tiempo que calificaban, hacían inversiones con posición propia. En muchos casos tardaron de ajustar sus calificaciones como aconteció en el caso de AIG o del Washington Mutual, que conservaron la mejor calificación hasta el día de su quiebra mientras se conocía su crisis después de varios meses. (pag 119).

A las empresas de auditoría Ernst & Young, PWC y KPMG, se les critica no haber ordenado provisiones sobre los riesgos en los bancos y no haber alertado a los accionistas sobre el manejo empresarial. Tampoco defendieron los intereses de los depositantes frente a los depositarios, como aconteció con los fondos Madoff (Delion, op cit pag, 119)

h) Los Paraísos Fiscales.
Los paraísos fiscales sirven de refugio a recursos que nacen del fraude y la evasión fiscal y son fondos disimulados a los fiscos nacionales y a las regulaciones de los países de origen. La OECD los caracteriza según el grado de secreto bancario, que permite esconder toda la información sobre los fondos recibidos; el rechazo de proveer información a los Estados interesados y de identificar las operaciones de los residentes con fines fiscales. Una tributación débil o nula sobre las sociedades para las transacciones financieras; la aceptación de cuentas de no residentes sin actividad local en condiciones de transparencia insuficiente o nula y sin conocimiento de los gobiernos de las sociedades domiciliadas en los paraísos, así como de sus transacciones financieras [47].

Existe voluntad del G20 y de EEUU para mejorar los estándares de transparencia e intercambio de información con los paraísos fiscales con miras a combatir también la financiación del terrorismo. 84 países vigilados por el Foro Mundial han aprobado la aplicación de los estándares de la OECD. Esto se logró dentro del marco de un acuerdo de información fiscal TIEAS (Tax Information Exchange Agreement).

El propósito de esta Convención es promover la Cooperación Internacional en materia fiscal para el intercambio de información. Fue elaborado por el grupo de trabajo del Foro Mundial de la OECD. No es un instrumento de derecho imperativo sino que contiene dos modelos de acuerdo bilateral. El avance que se ha logrado durante la crisis ha sido que los Estados supriman disposiciones de sus legislaciones fiscales, que hacen obstáculo a la aplicación de los estándares. Así ocurrió con países como Costa Rica, Malasia, Filipinas y Uruguay, que debieron comprometerse con estos estándares.

La OECD clasifica los países en 3 categorías:

• Las jurisdicciones que han implementado los acuerdos con estándares tributarios.

• Las jurisdicciones que se han comprometido a cumplirlos, pero que todavía no lo han hecho.

• Otros centros financieros con los cuales existen contenciosos por resolver. Entre éstos vale destacar la situación de países como Austria, Brunei, Chile, Costa Rica, Guatemala, Malasia, Filipinas, Singapur, Suiza y Uruguay.

Por ejemplo, Austria y Suiza han mostrado reservas al artículo 26 de la OECD sobre el modelo impositivo y anunciaron que han iniciado la elaboración de su propia versión de renegociación del tratado. (OECD, Overview of the OECDs Work on Countering International Tax Evasion, Sep. 14, 2009). Vale destacar el acuerdo por US$ 780 millones entre UBS-AG y las autoridades del IRS (Ïnternal Revenue Service o Administración de Impuestos de EEUU) para evitar un procesamiento por ayudar a estadounidenses a eludir sus obligaciones fiscales. El mayor banco suizo evitó su enjuiciamiento en EEUU y reveló datos secretos de 250 clientes; también acordó revelar los datos de 4450 clientes adicionales. (Fuente: Bloomberg).

Un grave contencioso acaba de estallar entre la banca suiza con la justicia y el gobierno francés, por la lista de los 130.000 evasores de impuestos que fue sustraída por un antiguo empleado del Banco HSBC y entregada a la justicia francesa; más particularmente al Procurador de Niza. La lista contiene 3000 nombre de ciudadanos franceses, el país más representado entre los evasores, seguido por Colombia e Italia. El Procurador abrió una investigación por lavado de dinero. Existe una profunda discusión jurídica sobre si las autoridades del fisco pueden actuar como ya lo hicieron en Alemania, sobre datos que han sido robados [48].

i) Los Reguladores Nacionales.
La SEC (Security and Exchange Comisión) y el FED (Sistema de Reserva Federal). Las regulaciones no funcionaron en la crisis por la falta de instrumentos federales de intervención con miras a proteger el interés público dada la connivencia de estas dos instituciones con Wall Street.

La SEC es una agencia independiente del gobierno estadounidense y tiene la responsabilidad de hacer cumplir las leyes federales de valores y regular los mercados de títulos. Se rige por la ley Sarbanes Oxley Act del 2002; sus funciones son monitorear las empresas que cotizan en bolsa y evitar que las acciones sean manipuladas para proteger al inversor.

El FED es también una entidad privada compuesta por una Junta de Gobernadores, el Comité Federal del Mercado Abierto, doce Bancos de Reserva Federales y bancos privados. La Junta de Gobernadores está sujeta a la Ley de Libertad de Información o Freedom Information Act (FIA), que está por encima de cualquier otra consideración regulatoria. Se compone de 12 Distritos de la Reserva Federal.

El sistema de Bretton Woods reposó sobre la hipótesis de la independencia de los sistemas financieros nacionales. Así, del punto de vista de las autoridades, los campos de la regulación interna y la supervisión están claramente separados, más aún si se toma en cuenta que la gestión de la tasa de cambio ha sido responsabilidad exclusiva de los Bancos Centrales. Por eso el sistema de Basilea II toma esta interdependencia como un dato y propone, nó la separación, pero si la interpenetración de los sistemas financieros nacionales [49].

Hay mayor consenso durante la crisis 2007 de que el Sistema de Bancos Centrales Nacionales, que se basan solo en el control de la inflación, presenta gran fragilidad institucional. Los Bancos Centrales deben tener también cómo función supervisar el ciclo económico, vigilar la estabilidad del sector financiero, hacer un seguimiento a los precios de los activos, y velar por el desarrollo social. Hay experiencias estimulantes como la del Banco Central de España, que vigila las provisiones contra-cíclicas del sistema financiero.

Un interesante estudio sobre el tema lo ha realizado el Banco de la Republica y en Colombia y analiza tres modelos de supervisión financiera:

En el modelo de supervisión especializado, una agencia especializada se encarga de la supervisión de un segmento del mercado, bancos, seguros, pensiones, valores.

En el modelo de supervisión integrado, existe la supervisión prudencial de los tres segmentos más importantes del sistema financiero (banca, seguros y valores) y se encarga a una sola agencia de cada función.

En el modelo de supervisión unificado, se asigna a una agencia las funciones de supervisión y regulación de las firmas integrantes del sistema financiero [50].

Cómo lo señaló Delion, los riesgos de conflicto originados por el progreso de las regulaciones son muy importantes en el seno de los mismos reguladores, entre los reguladores y los tribunales, entre los reguladores y las autoridades del Estado, entre las autoridades del Estado del orden central y los reguladores que han recibido delegaciones regulatorias. También de los organismos reguladores estatales con las entidades internacionales que cumplen con la función regulatoria, FMI, OECD, Concilio de Basilea I y II.

j) El Fondo Monetario Internacional, Basilea I y II, El Sistema Monetario Internacional.

• El FMI fue la institución que más se fortaleció con la crisis de 2007.

• La cumbre del G- 20 en Londres acordó un plan de US$ 1.1 billones de dólares para enfrentar la crisis, el 20 de julio de 2009,

• el Directorio Ejecutivo respaldó la emisión de Derechos Especiales de Giro (DEG), por valor de US$ 283 mil millones de dólares para aportar liquidez al sistema económico mundial, mediante la complementación de las reservas de divisas de los 186 países miembros. (NOTA: comunicados de prensa/09264del 20 julio 2009.

• Esta nueva inyección de reservas multiplica por 10 el saldo en circulación de los DEGs y beneficiará a los países de bajo ingreso. Alrededor de US$ 110.000 millones beneficiarán a los países de mercados emergentes y en desarrollo, de los cuales 20.000 corresponderán a los países de bajos ingresos. (Boletín FMI, Glenn Govtlie, 28 agosto 2009)

• El FMI considera que el creciente desempleo marca la tercera ola de la crisis 2007.

• Strauss Khan expresó su preocupación sobre el hecho de que la mejora de la situación en los mercados financieros “nos está llevando a bajar la guardia ante los difíciles problemas que tiene pendiente el sistema bancario” Instó a las autoridades económicas a seguir centrando la mira en el programa de medidas para hacer frente a la crisis 2007, que incluye un diagnostico de los sistemas bancarios [51]… (Comunicado de prensa 09/295 4 Sep. 2009).

• El asunto más crítico es de economía política y radica en la pugna que existe para elevar el peso político de los países emergentes en el FMI. Estados Unidos está presionando a Europa para que reduzca su influencia en el FMI y así se pueda aumentar la de los países emergentes como China y Brasil [52]. Estados Unidos propone bajar la Junta Directiva del FMI de 24 a 20 miembros para el 2012.

• En la actualidad la Junta del FMI cuenta con ocho Directores que representan a sus propios países: EEUU, Japón, Francia, Gran Bretaña, Alemania, China, Rusia, Arabia Saudita, y dieciséis que representan a grupos de países. En la propuesta perderían cupo los países europeos frente a los países emergentes. La segunda propuesta de EEUU, que fue aprobada en la última reunión del G-20 en Pittsburgh, traspasó 5% de la propiedad de los países industrializados en el FMI, a los países emergentes. En la actualidad las economías desarrolladas tienen una participación del 60%.

• Hay cambios sustantivos en el papel del FMI en cuanto a la naturaleza del Fondo, sus objetivos, el alcance y las modalidades de la supervisión, el control del flujo de capitales, el manejo del endeudamiento y la naturaleza de los recursos [53]. Allí mostró, desde entonces, el paso del papel tradicional a un rol más activo después de la caída del comunismo, con objetivos más amplios, al intervenir en los aspectos políticos e institucionales de los Estados. El Fondo busca hoy nuevos objetivos, pero está concentrado en estabilizar la economía mundial y lograr las reformas estructurales dentro de las estrategias del G-20, con más independencia de los EEUU, reflejando los cambios geopolíticos mundiales [54].

Una visión interesante es la del Director General de la OMC, Pascal Lamy. Para él, el verdadero problema es que hay que someter la industria financiera a reglas mundiales muy claras, en una especie de Organización Mundial de las Finanzas. Para ello, agrega Lamy, “hay que vencer 2 problemas: 1) los poderosos lobbies que se enfrentan en EEUU; 2) la segunda, es de carácter financiero y consiste en la delegación que hacen los Estados al ceder parte de su poder regulatorio a autoridades independientes como los bancos centrales. ¿Quién debería negociar las reglas, vigilar su realización y arbitrar los litigios, los Estados o los Bancos Centrales?“ [55]


k) Los Media y el Sistema Bursátil Financiero Mundial.

Cómo se mostró en El Estado Regulador de Riesgos (parte 3 pags. 395-487 (2007) la gobernabilidad mundial se fundamentó en 3 sistemas interrelacionados (grafico 23). El Sistema I - los Estados-Nación- se caracterizó por su ingobernabilidad y por la creciente influencia de los lobbies en los Estados para beneficiarse de las privatizaciones y de las concesiones. La economía ilegal –IC- fue un verdadero free rider de la globalización para el lavado de dinero a través de los paraísos fiscales y el sistema financiero en la sombra.

El Sistema II -el Sistema de Regulación Internacional- se caracterizó antes de la elección del presidente Barack Obama por la ruptura en el Consenso en la Naciones Unidas entre EEUU, de un lado, la UE y la mayoría de la comunidad mundial, de otro lado. Se debilitó la legitimidad política y económica de EEUU, del FMI, del Banco Mundial y de la OMC por la constante violación de los derechos humanos, que resultó de la guerra contra el terrorismo y la invasión a Irak. El presidente Obama y su Gobierno han dado prioridad a resanar esta ruptura.

El tercer Sistema III -el Financiero y Bursátil Internacional- actuó con autonomía y hegemonía, sin regulaciones nacionales e internacionales, con las siguientes características: 1) crearon sus propias “innovaciones” con la “autorregulación delegada”, lo que fomentó la corrupción corporativa; 2) provocaron gran inestabilidad y fluctuación en las finanzas y el sector real de la economía; 3) utilizaron los sistemas de información bursátil con velocidad diferencial en la tecnología de Internet, para fortalecer su posición propia, lo que tuvo incidencia en la crisis corporativa. 4) exacerbaron la lucha de poder entre los grupos corporativos, que ya se había desencadenado con la Enron y Lehman Brothers; 5) manipularon los media en la guerra contra el terrorismo y para legitimar la “auto-regulación financiera internacional“.

La legitimación del shadow banking system se hizo con el bootstrapping (auto-soporte) de los media internacionales por la ausencia de ética profesional y la fusión de la política y los negocios.

En concreto, muchos compradores de hipotecas cayeron en la trampa de la publicidad engañosa, que se usó en los media y que fue finalmente regulada (la regulación Z) por la Reserva Federal.

Las manipulaciones más comunes fueron [56]:

1) Se decía que el pago y/o el interés de la deuda eran fijos, sin decir que sólo era fijo por un corto período de tiempo.
2) Se usaba el método de comparación entre un pago actual o hipotético, sin decir que aplicaría a un consumidor con unas condiciones especificas y que no aplicaban al término total de la hipoteca.
3) Se publicitaban préstamos como planes del gobierno, cuando no lo eran.
4) Se usaban cartas de publicidad con el nombre del prestamista, sin mostrar con el mismo tamaño que quién enviaba la publicidad era otro prestamista.
5) Se decía que iba a eliminar las deudas sin decir que la forma de hacerlo era contrayendo otra deuda.
6) Se hacía publicidad dando la falsa impresión de que el prestamista era un educador que hablaba en beneficio del consumidor.
7) Se mostraba cierta información en español, pero la más importante estaba en inglés.

3- Teoría Evolucionista de la Crisis 2007.

Se da una explicación de la crisis desde el ángulo de la Complejidad que encadena los aspectos de la economía política, el proceso decisorio y el juego de los actores, el desenvolvimiento de la crisis financiera por la manipulación de los mercados, el Zoom de los efectos de la crisis en el orden internacional, nacional y local; así como las medidas de mitigación de la crisis y la reactivación de las economías nacionales.

3.1. La Teoría Evolucionista de la Crisis 2008

En el grafico No 2 se resume la articulación de las teorías, las estructuras y los procesos.

La Articulación de las teorías es indispensable para no dar una visión unidimensional de la crisis: se articulan los conceptos de captura del Estado, el origen monetario, fiscal y bancario de la crisis y el ciclo financiero basado en Minsky.

a) La Captura del Estado: El Mesocontrato Financiero y la Titularización (etapa 1)

En el lado izquierdo de la gráfica se muestra la estructura de la captura del Estado por el sector financiero-Wall Street- al seguir nuestra teoría de los “mesocontratos”. Nuestra hipótesis(pag 192) es que la captura del Estado se ha fortalecido durante los últimos veinte años –bajo el nombre de autorregulación- por parte de Wall Street y los reguladores financieros (Federal Reserve y SEC, principalmente). Proceso que se propagó a los países de la Unión Europea. Se ha constituido el Mesocontrato Financiero (No1 en el Grafico 3 [11]) que, conjuntamente con el Mesocontrato 2, el Petrolero, el Mesocontrato 3, el Complejo Militar-Industrial y el Mesocontrato 4, la Industria Farmacéutica, lideran y poner bajo su control hegemónico muchas de las instituciones norteamericanas.

La complejidad que tiene la sociedad norteamericana requiere profundizar otros mesocontratos como los altos subsidios agrícolas, el equilibrio comunitario de las minorías étnicas, el sistema bipartidista de gobierno, el sueño norteamericano para permitir la expansión de la economía mundial, la tolerancia religiosa, el pacto fundacional federal en territorios independientes que crea obstáculos para realizar políticas re-distributivas desde el poder federal, la prioridad de la Constitución a defender los derechos de propiedad, la animosidad racial que impide la redistribución del ingreso hacia los pobres [57].

Ocasionalmente en el mesocontrato 1 ha incidido el sector ilegal-criminal, tipificado por el caso del Sr Madoff. Los lobbies económicos, políticos y militares, de las sociedades Cooptada (C) en Estados Unidos; las sociedades Cooptadas (C), No Cooptada (NC), e Ilegal Criminal (IC) en los países emergentes, diseñan sus estrategias en forma similar a los juegos de ajedrez para capturar las instituciones del Estado, controlarlas y en muchos casos corromper a los funcionarios (ver El Estado Regulador de Riesgos, pag. 192). El Estado mismo funciona como un sistema de opciones financieras–derechos futuros- sobre la propiedad de los activos, los servicios y el presupuesto, cuyos tenedores son los poderosos grupos de interés que capturan rentas. Estos, a través de la autorregulación, en el caso de los EEUU, definieron las reglas de juego y la configuración de los organismos de supervisión.



En el gráfico anterior se visualiza de abajo-arriba un Árbol de Riesgo Institucional del emprendedor -Visibilidad, Legalidad, Legitimidad- y de arriba-abajo el Árbol de Poder de la estructura decisoria pública y privada, que permite la captura. En el primer nivel están los mesocontratos que son los acuerdos políticos de los lobbies con el Estado o con las fracciones de Estado. En el segundo nivel están las opciones, que son los derechos futuros negociados entre los poderosos grupos de interés y el Estado, para sacar rentas, privilegios y contratos del sistema. Es el nivel económico y financiero. El siguiente nivel es el de los sectores, en los cuales se aplican los mesocontatos y las opciones y que son los pocos que capturan de los lobbies. El ultimo nivel son las regulaciones económicas y sociales –en el caso de EEUU, la desregulación de Wall Street- y que toman la forma de barreras a la entrada y salida, leyes de licencias y tarifas, pero sobretodo, en el caso de Wall Street, la capacidad de crear dinero e innovaciones financieras perversas, como aconteció con el shadow banking system. (ver Revéiz, El Estado como Mercado, 1989; el Estado Regulador de Riesgos, 2007; y el Estado Lego y la Fractura Social, 2007).

Las autorregulaciones reflejaron más el interés de los lobbies que el interés público de la sociedad norteamericana. A pesar de la fortaleza de las instituciones de mercado y de la democracia en EEUU., se creó el shadow banking system que involucró muchos de los actores de la economía y la sociedad norteamericana.

La administración Bush 2000-2008 creó un ciclo de falsa prosperidad, crisis y recesión que hemos denominado “la creación destructora”. Aquí, las innovaciones financieras perversas de Wall Street crearon un falsa burbuja de crecimiento económico, al introducir, comercializar y vender en el mercado mundial los productos financieros que originaron la crisis. La propagación de la burbuja contó con los mejores talentos y MBA de las universidades europeas y de los países emergentes y así se legitimaron dichos productos.

Fue un momento político cínico –más que ético-político- basado en el subpprime (mesocontrato 1) y en la guerra de Irak (mesocontrato 2), que Stiglitz denominó la guerra de los tres billones de dólares. Estos mesoncontratos, que fueron en contra de la cultura y tradición norteamericana se se pactaron de manera ad hoc entre el Gobierno Bush y los lobbies para mantener el bienestar de la población norteamericana después de la terminación de la burbuja tecnológica.

Se usó la capacidad monopólica mundial de crear dinero –el dólar, principal moneda de reserva- y de atraer grandes excedentes comerciales y de capitales (asiáticos, latinoamericanos). Este modelo creó una burbuja inmobiliaria y fue posible por la hegemonía política y económica de Wall Street y la consecuente captura de centros de poder de EEUU (Congreso, Ejecutivo, Legisladores financieros) por parte de las finanzas internacionales.

Sobrevenida la crisis, el presidente Barack Obama debió afrontar la “destrucción-creadora”, o sea un nuevo momento ético-político tendiente a reactivar la economía y regular a Wall Street con resultados que están por demostrarse.

La crisis financiera resultó de la hegemonía de mesocontrato con Wall Street para mantener un nivel de empleo aceptable en EEUU, incrementar los beneficios de las empresas petroleras al capturar el petróleo de Irak, al financiar el complejo industrial-militar y defender las rentas de las patentes en el sector farmacéutico. El Mesocontrato financiero – la nanomia financiera-,se instrumentó por millones de opciones que fueron emitidas a través del mercado de futuros, con el efecto multiplicador de las titularizaciones financieras (parte inferior de la gráfica 11). Según recientes estudios los derivados financieros del mercado mundial OTC (Over the Counter Market) eran equivalentes en valor nocional a US$684 millones de millones de dólares en junio de 2008, cuando en 1998 eran US$72 millones de millones de dólares. Comparado con el PIB mundial del 2008 que fue de US$60 millones de millones, es 12 veces más. (Fuente: European Central Bank Eurosystem “OTC derivative and post-trading infrastructure September 2009, pag 14).

El proyecto de ley que cursa en el Senado y la Cámara de Representantes de EEUU denominado “Improvements to Regulations of Over the Counter Derivatives Market” busca más crear regulaciones en las transacciones del mercado que reformar el proceso decisorio del sistema financiero de los EEUU e internacional. Igual ocurre con el proyecto que aprobó la Cámara estadounidense, denominado H.R.4173 “The Wall Street Reform and Consumer Protection Act”.

b) Eslabonamiento de la Crisis Subprime por la Política Monetaria, Fiscal y Bancaria (etapa 2).
Destacados economistas han analizado las causas macroeconómicas de la crisis.

Krugman puso el punto en la llaga [58] . Criticó la arrogancia del capitalismo triunfante –nosotros la vemos como una crisis de narcisismo nacional a internacional- después de la caída de la Unión Soviética, cuando se creyó haber domesticado el ciclo económico y sobre-valuado la capacidad de la innovación tecnológica de EEUU. Criticó la afirmación popular en la derecha de que los problemas fueron causados por la ley de reinversión en la comunidad, que supuestamente forzaba a los bancos a prestar a los compradores de vivienda de las minorías étnicas, que después dejaban de pagar las hipotecas ya que la ley se aprobó en 1977, treinta años antes de la crisis (Ver Krugman pag 178). Tampoco compartió la idea de culpabilizar de la burbuja de la vivienda y de la fragilidad del sistema financiero a Fannie Mae y Freddy Mac, los prestamistas respaldados por el gobierno que fueron pioneros de la titularización, ya que éstas instituciones habían crecido fuertemente entre 1990 y 2003 porque estaban llenando el vació que dejó el colapso de las cajas de ahorro y préstamos. No comparte la idea que considera de izquierda, de culpar de la crisis 2007 a la desregulación por la revocación de la ley Glass-Steagall Act, que permitió a los bancos comerciales meterse en el negocio de la banca de inversión y asumir más riesgos. Parece atribuir la mayor parte de la crisis 2007, al comportamiento irresponsable de aquellas empresas que nunca fueron reguladas y que asumieron riesgos desmedidos. (Krugman, pag 168).

Nos preocupa su enfoque “dos pesos, dos medidas” cuando se refiere a los países emergentes y a EEUU: cuando se refiere a la crisis mexicana de los 80, señala, con razón, que la política de desarrollo de México se afianzó profundamente en el sistema político y social, defendida por el triángulo de hierro formado por las oligarquías industriales (que tenían acceso preferencial al crédito y las licencias de importación), los políticos (que recibían obsequios de los oligarcas) y los sindicatos (que representaban un aristocracia obrera de los trabajadores de las industrias protegidas y relativamente bien pagadas, Krugman, pag 44) [58].

Sin embargo cuando habla de los EEUU, no hace referencia a “los oligarcas” sino a los “jugadores del mercado”, que “en vez de mantener solo bonos del tesoro y préstamos a los bancos convencionales, la Reserva Federal podía hacerle préstamos a otros “jugadores”: los bancos de inversión, los fondos del mercado de capitales, incluso a negocios no financieros” (Krugman, pag 181).

Sin embargo, señala con razón Krugman que por primera vez en dos generaciones unas fallas de la demanda de la economía –o sea un gasto privado insuficiente que no utiliza la capacidad productiva disponible- se ha convertido en una clara y patente restricción para la prosperidad de buena parte del mundo. En esto coincide con su análisis de la crisis japonesa.

Para Maurice Allais –su enfoque monetario y bancario- la ausencia de regulación de las economías modernas resulta de tres factores que están en conjunción con la “perversión” del sistema de crédito: a) la creación de moneda y de poder de compra ex nihilo; b) la financiación de inversiones de largo plazo con fondos captados a corto plazo; y c) el financiamiento de la especulación con fondos creados ex nihilo por el sistema bancario [59].

Coinciden Friedman y Allais en cuanto al papel nefasto del exceso de crédito: “sólo la Reserva Federal puede crear bases monetarias, que pueden ser usadas como efectivo en circulación o guardarse como reserva bancaria…en contraste, cuando la Reserva Federal trata de apoyar a los mercados de crédito de una manera más amplia, está haciendo algo que los agentes privados también hacen, lo que significa que el crédito que bombea al sistema puede ser compensado por retiros privados…” (Allais pag 181).

Coinciden con este enfoque otros economistas como Michel Aglietta, quien toma el concepto de Marx de capital ficticio, que significa que el capital busca hacer dinero independientemente de la producción; una burbuja significa un precio de un activo que da una promesa de ingreso futuro imaginario. Se demandan bienes inmobiliarios porque se anticipa que el precio va a aumentar, para lo cual se endeuda, dando el mismo bien en garantía. Los bancos utilizan este bien en garantía colateral haciendo la misma anticipación que los demandantes de crédito. La oferta y la demanda de crédito son función del precio del activo y el volumen puede aumentar, sin que el costo del crédito cambie. Esta burbuja especulativa es la forma moderna del capital ficticio analizado por Marx [60].

c) El Ciclo Bancario y Financiero: el Momento Minsky (etapa 3).
Ha sido contundente la capacidad de la teoría de Hyman P. Minsky para explicar la crisis financiera subprime.

Según Minsky en los períodos de auge los inversionistas asumen cada vez mas deuda y riesgos lo que desata una euforia especulativa. Esto dura hasta que los préstamos superan lo que los prestatarios pueden pagar, llegando al “momento Minsky” en que se desata una crisis. Los excesos en el mercado inmobiliario generan crisis y la corrección en éste mercado afecta todos los instrumentos de crédito y valores, y el conjunto de los activos de la economía [61] .

Es interesante mostrar el sesgo de las contingencias y de la valoración de los costos de las crisis financieras.

La primer valoración que hizo el Gobierno Bush en 2007, es que el golpe a los bancos ascendería a US$ 175 mil millones de dólares y el Bank of America estimó en junio 12 de 2007 en US$ 500 mil millones de dólares las hipotecas que estaban en riesgo de ser vulneradas por tener dos puntos de interés al alza, cuando ya el 23% de las propiedades adquiridas con tasas ajustables estaban en situación que la deuda valía más que la propiedad. El FMI estimó en abril de 2009 que las rebajas contables debían totalizar US$ 4 billones con aproximadamente 2/3 de estas rebajas en el sector bancario [62].

Referencias (continúan de la Parte I)
[18] André Piettre, Penseé économiques et théories contemporaines. Ed. Dalloz 1965
[19] UNDP, Human Development Indicators Trends Components 2009
[20] Thomas Friedman. 1999. The Lexus and the Olive Tree, Farrar Strauss and Giroux, New York
[21] Revéiz, 2007, El Estado Regulador de Riesgos, pags. 299 y 300)
[22] Mc Cullay, Paul, Global Central Bank Focus: The Shadow Banking System and the Hyman Minsky’s Economic Journey. Mayo 2009
[23] Lubochinsky, Catherine. Dérivés, Titirsation et effet de levier: quel avenir?. Le marchés financiers. PUF Descartes y cie 2009.
[24] Ocho Hitos de la evolución 2001, citado por E Revéiz en el Estado Regulador de Riesgos, pag 327.
[25] Ver detalles de las funciones y los agentes en el estudio de Camargo-Obando, Juan Manuel (2009). Instrumentos Financieros Derivados, sus Riesgos y la Crisis Mundial.
[26] Ocampo, J.A. 2009, La crisis financiera mundial y su impacto en América Latina. Ensayo para el programa del PNUD, Estado, Democracia y Mercado: Informe regional sobre la democracia en América Latina. Enero de 2009.
[27] Camargo, Juan Manuel (2009), Op cit
[28] Orleán, Op cit pag 59
[29] Bloomberg, Dic. 1 y 3 de 2009
[30] The Wall Street Journal, Dic. 9 de 2009
[31] Bloomberg, Dic 3 de 2009
[32] Winner and Sanders, Sep 2008. The Subprime implications for emerging markets.
[33] Delion, André, La crisis Financiere et al…..Op Cit. pag 113).
[34] Sumit Aregawal & Faye H. Wang. Perverse Incentives at the Banks? Evidence from Unnatural Experiment. WP-200908 del Federal Reserve Bank of Chicago,
[35] William B Winner and Anthony Sanders, Financial and Private Sector Vice-presidency, Word Bank).
[36] Serbia, Xavier, Sin fraude no hay paraíso, yahoo.com, 2008).
[37] Serbia, Xavier, Conexión Dinero, Yahoo.com, 10,09, 2008
[38] (Delion, op cit pag 114).
[39] (Fuente: Delion, op cit pag 124).
[40] Conac, Pierre Henry _ L’a Autorité de Regulation du Marché Financier Americain, L’evolution de la Securities and Exchange Comission (SEC) sur la période 2006-2008, pag 619-624. Annales de la Regulation, op cit).
[41] Delion, Op cit, 124)
[42] Nota: Un millar francés equivale a un billón en ingles, o sea mil millones de los nuestros. Un billón en francés es un millón de millones. (Sistema métrico decimal).
[43] NBER commercial papers 15 Sept 2009.
[44] Delion Op. Cit, pag 111
[45] Bill Richardson, La crise n’a pas fait fondre la rémuneration de Hedge Funds. Breakingviews S.com en Le Monde, 11 de Agosto 2009
[46] Phillippe Trainar La banque et l’assurance: une alliance contre nature?”, en Quelles perspectives pour les banques? sous la direction de Patrick Artus, Press Universitaires de France PUF, junio 2009
[47] Delion, Op Cit. pag. 120
[48] Le Point Fr. Liste d`évadés fiscaux: “130000 noms entre les mains dela justice francaise”. 16 Dic de 2009
[49] Fuente: Ver el Observatoire dela Finance, de Bretton Woods a Basle II. Junio 2005
[50] Ver Borradores de Economía, Dairo Estrada y Javier Gutiérrez, No 490 de 2008
[51] Comunicado de prensa 09/295 4 Sep 2009.
[52] Wall Street Journal Americas Sep 5-6 2009, Bob Davis. Estados Unidos propone bajar la Junta Directiva del FMI de 24 a 20 miembros para el 2012
[53] Clark, 1996, Working Paper. Should The IMF become more adaptative?
[54] FMI, Boletín digital Sept. 5 de 2009.
[55] Nota: La crisis de la social democratie. La morte du PS cet posible? ,entrevista con Gerard Courtois, Frederick Lemaitre
[56] Serbia, Xavier, Siete “pecadillos” publicitarios, 11 de agosto de 2008, yahoo finanzas.
[57] Alessina, Alberto, et al, Why Doesn’t US Have an European-Style Welfare State? Harvard University, Nov. 2001.
[58] Krugman, Paul (2008), “De Vuelta a la Economía de La Gran Depresión y la Crisis del 2008”, Norma 2009.
[59] Allais, Maurice, La crise mondiale d’aujord’hui pour de profondes réformes des institutions financieres et monetaire. Ed. CJ, 1999.
[60] “Marx a ine analysee del’argent extraordinaire”. En Revista Marx, Ed. Le-point Aglietta et at No 3, 2009
[61] Minsky, Hyman: “John Maynard Keynes”, chapter 4. Capitalist Finance and the Pricing of Capital Assets. Columbia University Press, 1975
[62] FMI, Informe sobre Estabilidad Financiera Mundial, abril de 2009

1 comentario:

  1. Advertencias del informe del Banco Internacional de Pagos. The future of public debt: prospects and implications, March 2010
    - La deuda pública de los países industrializados superará el 100% del PIB en 2011 March 2010
    http://www.bis.org/publ/work300.pdf?noframes=1

    Working Papers No 300
    March 2010

    ResponderEliminar